US Open: Diego Schwartzman fue un escapista con premio a la resistencia, perdió los dos primeros sets y su rival se retiró por una lesión

·3  min de lectura
Diego Schwartzman sufrió ante Jack Sock, pero finalmente se impuso por el retiro del estadounidense y avanzó a la segunda rueda del US Open
Diego Schwartzman sufrió ante Jack Sock, pero finalmente se impuso por el retiro del estadounidense y avanzó a la segunda rueda del US Open - Créditos: @JULIAN FINNEY

NUEVA YORK.– Durante aproximadamente dos horas, el estadounidense Jack Sock (actual 107º del mundo; 8º en 2017) puso contra las cuerdas a Diego Schwartzman . Campeón del Masters 1000 de Paris-Bercy hace cinco temporadas y luego reconvertido en un destacado y creativo doblista, el local sorprendió al Peque en el cierre de la segunda jornada del US Open , adueñándose de los dos primeros sets (6-3 y 7-5). Sin embargo, un pinchazo en la zona lumbar lo desplomó. Tras ser atendido por el fisioterapeuta antes del tercer parcial, prácticamente no mostró más resistencia y el argentino, 14º preclasificado, se apropió fácilmente del tercer set (6-0). Y cuando Schwartzman estaba 1-0 en el cuarto parcial, Sock se retiró y el Peque logró avanzar a la segunda rueda del major neoyorquino.

El porteño, mejor sudamericano del ranking mundial, realizó su novena aparición consecutiva en el main draw del Abierto de Estados Unidos, donde sus mejores resultados fueron los cuartos de final en 2017 y 2019. El año pasado, además, escaló hasta la cuarta etapa. Frente a Sock, Schwartzman ganó por tercera vez en su carrera un partido en torneos de Grand Slam tras comenzar 0-2 en sets (las otras ocasiones fueron en Roland Garros, ante el español Jaume Munar en la segunda rueda de esta temporada, y frente al sudafricano Kevin Anderson, en la cuarta de 2018).

Schwartzman perdió tres veces en sus estrenos en Flushing Meadows: en 2014 ante Novak Djokovic, por entonces número 1; en 2016 contra Juan Martín del Potro, y en 2020 frente al zurdo británico Cameron Norrie. En la medianoche del martes neoyorquino pudo sumar una cuarta frustración, pero fue resistente, aprovechó la merma física de su rival y terminó aliviado, tomándose fotos con un puñado de latinoamericanos que lo vitorearon desde las butacas del estadio Louis Armstrong, el segundo escenario en trascendencia del complejo.

Un festejo de Schwartzman, que se disgustó varias veces consigo mientras el partido iba mal para él.
Un festejo de Schwartzman, que se disgustó varias veces consigo mientras el partido iba mal para él. - Créditos: @Frank Franklin II

El jueves, el adversario de Schwartzman en el último grande del año será el australiano Alexei Popyrin (84º, 23 años, 1,96 metros), que derrotó en tres sets a Chun-hsin Tseng (Taipei). Claro que el jugador entrenado por Juan Ignacio Chela deberá mejorar su registros. Frente a Sock cedió su servicio cuatro veces, cometió cinco dobles faltas, logró 64% de los primeros servicios, ganó 67% de los puntos con el primer saque y 52% con el segundo. Diego cometió 22 errores no forzados contra 54 del norteamericano, que al quedar limitado físicamente arriesgó en cada ejecución.

El actor Ben Stiller y su esposa, Christine Taylor, miran el partido entre Diego Schwartzman y Jack Sock
El actor Ben Stiller y su esposa, Christine Taylor, miran el partido entre Diego Schwartzman y Jack Sock - Créditos: @JULIAN FINNEY

Es increíble que, jugando ante un estadounidense, escuche ‘olé, olé, olé, olé, Diegooo, Diegooo’. Agradezco mucho el apoyo del público. Éste es un sitio en el que me siento cómodo. Espero seguir mejorando y avanzando”, expresó Schwartzman, de 30 años. Después de alcanzar los octavos de final del último Roland Garros, el Peque entró en incertidumbre y zigzagueo tenísticos, con más sinsabores que satisfacciones. De todos modos, continuó buscando soluciones para acercarse a un nivel alto. El US Open es un certamen grande en el que supo potenciarse en el pasado. ¿Por qué no podría ahora repetir la historia? Sufrió, pero logró escaparse. Y en breve tendrá otra oportunidad.

Resumen de la victoria de Schwartzman