En el US Open, Diego Schwartzman se despidió ante Frances Tiafoe y ya no hay argentinos en el cuadro de singles: “Se me fue por detalles”

·5  min de lectura
Diego Schwartzman quedó eliminado en la tercera rueda del US Open ante el local Frances Tiafoe; era el único argentino que se mantenía en pie en singles.
Diego Schwartzman quedó eliminado en la tercera rueda del US Open ante el local Frances Tiafoe; era el único argentino que se mantenía en pie en singles. - Créditos: @Andres Kudacki

NUEVA YORK.- Ocho argentinos participaron del cuadro principal masculino del Abierto de Estados Unidos . Pero la sexta jornada del último torneo de Grand Slam del año dejó la competencia sin raquetas nacionales. El último en marcharse es el porteño Diego Schwartzman , 14º preclasificado, que perdió por 7-6 (9-7), 6-4 y 6-4, en 3h3m, ante el estadounidense Frances Tiafoe (22º), en la tercera ronda. Rafael Nadal o Richard Gasquet será el próximo rival del norteamericano.

En su novena actuación consecutiva en el US Open y habiendo llegado dos veces a los cuartos de final (2017 y 2019), el Peque tenía mayores expectativas sobre el cemento de Nueva York, aunque su actualidad no fuera la mejor. Superó el primer desafío en el torneo con cierta fortuna (tras ganar los primeros dos sets, Jack Sock sufrió una lesión lumbar y se retiró luego del tercer parcial) y mejoró el rendimiento en la segunda ronda, ante Alexei Popyrin (Australia). Pero no pudo superar a Tiafoe, un rival potente al que había derrotado en dos de los tres partidos del historial.

Diego Schwartzman, eliminado en la tercera ronda del US Open
Diego Schwartzman, eliminado en la tercera ronda del US Open - Créditos: @ANGELA WEISS

Schwartzman tuvo varias oportunidades para distanciarse de Tiafoe, pero no supo aprovecharlas ante un rival que golpeó en momentos clave y sirvió mejor. En el primer set, por ejemplo, el jugador entrenado por Juan Ignacio Chela tuvo cinco set points (dos en décimo game, sacando 5-4, y tres en el tie-break). Y luego comenzó el segundo parcial con ventaja de 2-0, pero tampoco se sostuvo.

“Fue increíble el primer set. En el segundo set tuve break arriba. En el tercer set también tuve chances de estar arriba. Hoy el nivel, a diferencia de los otros partidos, estuvo. Jugué un nivel muy alto desde el fondo de la cancha, fallé a la hora de ser eficaz en las chances que tuve. Esta gira de cemento la evalúo como buena, porque después de Roland Garros, la gira de pasto y esos dos torneos de polvo que había jugado no habían sido buenos y no había jugado bien”, manifestó Schwartzman.

Tiafoe le quebró ocho veces el saque a Schwartzman. Asimismo, el Peque logró tres aces, cometió cinco doble faltas, logró el 69% de primeros servicios, ganó el 53% de puntos con el primer saque y apenas el 39% con el segundo. Sumó 33 tiros ganadores (contra 45 de Tiafoe) y cometió 37 errores no forzados. Números que grafican su actuación frente a un rival potente y atléticamente muy capaz pero que suele tener ciertas lagunas emocionales que otorgan oportunidades.

Diego Schwartzman perdió frente a Frances Tiafoe en el US Open
Diego Schwartzman perdió frente a Frances Tiafoe en el US Open - Créditos: @Andres Kudacki

“Fueron muchos los aciertos de los dos en distintos momentos. El primer set fue increíble, porque hubo varios de esos set points en los que mis tiros fueron muy buenos y se fueron por nada. Hay veces en las que le pegás mal a la bola y así y todo ganás el punto; me hubiera puesto set arriba. Él sacó su mejor tenis cuando iba abajo en el primer set. Fue superior ahí. Estuve muy prendido durante todo el partido porque sentía que el nivel estaba. Si hago un repaso me encantaría tener un saque más fuerte por momentos y tener más puntos gratis. Pero después, si miro cómo pegué la derecha, el revés..., lo hice muy bien. Pero a veces el saque es un arma importante, los dos nos quebramos muchas veces. Yo siento que el nivel del partido fue muy alto. Se me fue por detalles”, añadió el argentino.

Después de alcanzar los octavos de final de Roland Garros, Schwartzman bajó su rendimiento. Tuvo un paso rápido por la gira sobre césped (tres derrotas y sólo una victoria en tres torneos), y no logró recuperarse sobre el polvo de ladrillo de Bastad y Hamburgo. Luego, en la gira norteamericana sobre superficie dura, cayó en la segunda ronda de Montreal y en los octavos de final de Cincinnati.

Un puntazo disputado por Tiafoe y Schwartzman

El próximo desafío, la Copa Davis

Tras despedirse de Nueva York, Schwartzman se enfocará en la etapa de grupos de las Finales de la Copa Davis, dentro de dos semanas, en Bolonia. ¿Qué expectativas tiene? Hizo un análisis: “Tenemos un equipo muy competitivo. Para Fran [Cerúndolo] y para Seba [Báez] es una superficie en la que no sé si jugaron. Seba lo hizo en Turín (en el Masters de la Nueva Generación, el año pasado) y después no volvió a jugar. Eso lleva un tiempito de adaptación y los rivales que vamos a tener llevan 150 partidos ahí. Por ese lado no corremos con ventaja, porque Fran y Seba necesitan de esa adaptación”.

“Encima –prosiguió el Peque– jugamos contra rivales [Italia, Croacia y Suecia] frente a los que podés estar un rato largo sin tocar la pelota. Berrettini, Sinner y Cilic tienen una manera bien agresiva de jugar. Coric, si juega, tiene formas de jugar que no te dejan agarrar mucho ritmo. Veremos la velocidad de la cancha. Pero iremos a ser competitivos. El favorito es Italia. Después, entre Croacia y nosotros lucharemos por el segundo lugar de la clasificación, si es que a Suecia se le puede ganar. La Copa Davis siempre s otra cuestiones y hay sorpresas”.