Uruguay tropezó con Portugal y tendrá que jugar una final ante Ghana

Salih Zeki Fazlioglu/Anadolu Agency via Getty Images

La Selección de Uruguay perdió por 2 a 0 ante Portugal en la segunda fecha del Grupo H y se complica en la clasificación. Con doblete de Bruno Fernández, los portugueses se encaminan a los octavos de final, mientras que los sudamericanos deberán ganarle a Ghana.

Durante la primera mitad del partido, los europeos tomaron la iniciativa en el ataque, pero no demostraron demasiada profundidad. De hecho, la situación más clara fue para Uruguay con una jugada de Rodrigo Bentancur que gambeteó a la defensa portuguesa, pero no pudo definir bien ante la salida de Diogo Costa a los 32 minutos.

El equipo de Diego Alonso arrancó el partido con un juego brusco y cortado. A tal punto que el volante de Tottenham fue amonestado y hasta estuvo al borde de la expulsión. Cuando cambió su mentalidad y se enfocó en el duelo, los uruguayos fueron más peligrosos. De todas maneras, no existieron mayores situaciones claras para convertir y se fueron al entretiempo con un empate en cero.

En el segundo tiempo, a los 56' Bruno Fernandes metió un centro peligroso al área de Uruguay que terminó en gol. En un principio, pareció cabezazo de Cristiano Ronaldo pero, finalmente, la FIFA confirmó que el tanto fue del mediocampista porque el ex jugador de Manchester United no llegó a tocarla.

Con la necesidad de empatar para no quedar atrás en la clasificación, los uruguayos sacaron su garra y fueron más determinantes en el ataque. Portugal, cerrado en defensa, no dio los espacios que necesitaba el conjunto sudamericano.

Diego Alonso movió el equipo con los ingresos de Facundo Pellistri y Giorgian De Arrascaeta, para sumarse a los ataques de Federico Valverde y Bentancur, que, pese a mantener la firmeza en la mitad de la cancha, eran una carta de peligro constante con llegadas al área rival.

Además, el entrenador optó por la salida de Edinson Cavani para darle lugar a Luis Suárez en los últimos 20 minutos. A los 74, Maximiliano Gómez, quien también ingresó en la segunda mitad, sacó un derechazo desde la medialuna que se estrelló en el palo derecho del arquero.

Tres minutos después, Joao Félix cometió una falta que se convirtió en un peligroso tiro libre a favor de Uruguay. De Arrascaeta metió un centro que le quedó al Pistolero. Entre el tumulto de jugadores, no pudo definir con comodidad y la pelota se le fue a pocos centímetros.

De a poco, el equipo sudamericano comenzó a merecer el empate. Enseguida, el jugador de Flamengo tuvo un mano a mano contra Diogo Costa. La quiso picar por encima del arquero, pero no pudo levantarla.

Fernando Costa Santos vio que Uruguay se le venía encima a sus dirigidos y buscó cambios. Sumó gente en la mitad de la cancha, con cinco volantes, para hacerse con la pelota y evitar los ataques del rival. De hecho, uno de los que salió fue Cristiano Ronaldo en los últimos diez minutos.

A solo un minuto del final, en un ataque de Bruno Fernandes, Giménez la tocó con la mano y el VAR llamó al árbitro para revisarla. Finalmente, fue penal que el mismo jugador portugués lo cambió por gol.

De esta manera, Portugal suma seis puntos en la Copa del Mundo y dejó a Uruguay al borde de la eliminación, pero tiene una vida más ante Ghana en la última fecha de la fase de grupos.

Foto: Salih Zeki Fazlioglu/Anadolu Agency via Getty Images