Uruguay - Argentina, por las eliminatorias sudamericanas: las salidas “elegantes” desde el fondo, un punto a revisar para Lionel Scaloni

·3  min de lectura
Matias Vecino desperdicia una de las diez chances de gol que tuvo Uruguay ante la Argentina; Otamendi respira desde el piso. (Photo by Matilde Campodonico / POOL / AFP)
MATILDE CAMPODONICO

Si Pep Guardiola estuvo viendo el partido de la Argentina ante Uruguay, por las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Qatar, seguro se le escapó una sonrisa. Y eso que se supo que de entrada no iba a jugar Lionel Messi. La atracción para el DT ganador de todo con Barcelona, que cambió un paradigma del juego a nivel mundial, habría sido la posesión del balón de la selección de Lionel Scaloni, sumado a la intención de no tirar pelotazos –incluso- arriesgando por momentos de más en la última línea.

Durante la primera etapa, la selección tuvo una tenencia de la pelota del 72% con picos de 76%. Apenas generó una chance de gol (la que finalizó en el 1-0 de Di María), pero esa posesión la tuvo muy cerca de su arco. Desde los pies de Dibu Martínez y los centrales, para la búsqueda de movilidad en la zona media y de ahí intentar atacar. El tema fue que, en esa tenencia, por momentos arriesgó de más y cada salida elegante terminaba quedando muy lejos de Lautaro Martínez y Dybala.

Giovani Lo Celso pierde la pelota presionado por el uruguayo Matias Vecino; la línea de volantes argentinos casi no tuvo juego durante el primer tiempo. (Raúl Martínez/Pool Via AP)
Raúl Martínez


Giovani Lo Celso pierde la pelota presionado por el uruguayo Matias Vecino; la línea de volantes argentinos casi no tuvo juego durante el primer tiempo. (Raúl Martínez/Pool Via AP) (Raúl Martínez/)

Uruguay presionó bien, en bloque, con Bentancur tratando de ser una segunda punta de Suárez en el 4-1-4-1 que intentó el Maestro Tabárez. Y si bien es cierto que Cuti Romero y Otamendi tuvieron más aciertos que entregas fallidas en las salidas, el recurso no le generó una circulación rápida y hacia adelante. Por el contrario, pese a que Guido Rodríguez buscó resolver siempre bien a dos toques (control y pase corto de apoyo o salida) hubo muchas pérdidas de De Paul (una finalizó con un foul de Guido Rodríguez a Suárez en la puerta del área) y Lo Celso (generó otro remate de Suárez) en los primeros 25 metros del campo argentino. También estuvieron bajo presión Molina y Acuña. Y cada robo de Uruguay en esa zona, finalizaba en ataque de peligro. En algunos casos, sorprendió el empecinamiento argentino en querer hacer un pase corto contra tres marcas encima.

Los defensores tuvieron buenos duelos individuales defensivos y ante un equipo uruguayo mucho más guerrero desde la ofensiva, el problema estuvo en las salidas.

"Nos adaptamos al partido que se dio", dijo Lionel Scaloni luego del partido. (Raúl Martínez/Pool Via AP)
Raúl Martínez


"Nos adaptamos al partido que se dio", dijo Lionel Scaloni luego del partido. (Raúl Martínez/Pool Via AP) (Raúl Martínez/)

La selección local tuvo diez chances para convertir. Si esa tenencia casi dentro de su área de Argentina no le trajo más dolores de cabeza en la primera etapa fue por la imprecisión de Uruguay para convertir y porque Dibu Martínez le sacó un mano a mano tremendo a Nández. Muchas veces un pelotazo largo puede ser un recurso para sacar al equipo y ganar metros con un balón dividido. No se trata de rifar la pelota por rifar, pero se puede sortear una presión alta con un juego más largo si el partido se presenta de esa manera. Otra selección con mayor jerarquía como la alemana no perdonaría en un Mundial muchas de esas situaciones .

Lo mejor del partido

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.