Urías no se conforma

·1  min de lectura

Sebastián García M.

CIUDAD DE MÉXICO, abril 27 (EL UNIVERSAL).- El mexicano Julio Urías vive su séptimo año en Grandes Ligas. Desde aquel 2016, año de su debut, el nivel del lanzador de los Dodgers de Los Ángeles ha ido en ascenso y parece que no ha llegado a su tope.

El culichi fue parte importante para que la novena angelina conquistara la Serie Mundial de 2020, un año después se consagró como el único pitcher con 20 triunfos en la campaña y ahora, en 2022, desea consolidarse como uno de los hombres importantes en la rotación de Dave Roberts.

"Uno se pone las mismas metas o más altas, pero todo el mundo sabe que ganar 20 partidos otra vez es complicado, pero no imposible. Pienso que la mentalidad es clave, pero con salud viene todo lo demás, eso es lo que buscamos", declaró el zurdo.

Su compañero, el lanzador Walker Buehler, completó toda la ruta en la victoria de los Dodgers sobre Arizona y permitió únicamente tres hits. Urías reconoce que sueña con esas hazañas, aunque asegura que no todo es responsabilidad de él.

"Uno trabaja y espera durar hasta que el brazo aguante. Estar en un equipo con bastante talento y estrellas para aprender de todos, me indica que estoy donde quiero estar. Ahora hay que buscar esa consolidación. Esperemos que nos vayan soltando un poco más la rienda y tener salidas de siete u ocho entradas", aseveró.

Asimismo, Julio (1-1 en tres salidas en lo que va de la campaña), reconoció que las rivalidades ante Giants y Padres se disfrutan dentro y fuera del diamante; considera que será otra dura pelea en el Oeste de la Nacional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.