Unión Española y el ascendido Magallanes disputarán la final de Copa en Chile

Santiago de Chile, 2 nov (EFE).- Unión Española derrotó este miércoles a la Universidad de Chile y se clasificó para la final de la Copa de Chile, que disputará en apenas diez días con el sorprendente Magallanes, equipo que esta misma semana ascendió a primera división tras tres décadas en segunda.

Los hispanos vencieron en su mítico bastión de Santa Laura, considerado el templo del fútbol chileno, gracias a un solitario tanto de Manuel Fernández en el minuto 89, cuando el partido parecía encaminarse a la tanda de penales.

El delantero conectó un cabezazo potente y al suelo, picado, tras una centro desde la banda para poner la guinda a un encuentro aburrido, brusco, con numerosas interrupciones de juego que ganó el equipo que buscó la victoria con más ahinco.

Pero también el único que supo materializar alguna de las escasas ocasiones en un choque en el que la figura indudable fue el guardameta del equipo de las colonias, Miguel Pinto, quien desesperó a los delanteros universitarios.

Y en particular a Darío Ossorio, la joven promesa del fútbol chileno, al que con un pie prodigioso sacó un balón que tenía marchamo de gol.

La "U" acumuló hasta tres claras opciones claras de adelantarse y cerrar la llave, todas ellas en la segunda parte, más por errores del contrario que por virtudes propias, ya que volvió al juego ramplón y plano que le ha caracterizado toda la temporada y que le ha llevado a coquetear durante muchas jornadas con el descenso.

Un plantel de escasa calidad que afronta un futuro muy complicado, sin oportunidades la próxima temporada de lucirse en los escaparates internacionales y con sus dos figuras emergentes (Ossorio u Azadi con un pie fuera de Chile en busca de un futuro más prometedor.

Los hispanos, por su parte, recuperan las sensaciones de principio de temporada, y en particular de la primera vuelta del campeonato, en la que estuvieron disputando la cabeza de la tabla al Colo Colo, equipo que se llevó el campeonato.

Un bajón de resultados que coincidió con la marcha al fútbol rusa de su mejor jugador a meitad de temporada y que le ha llevado igualmente a la parte medio-baja del campeonato.

Ahora le queda una oportunidad más de alcanzar el gran objetivo de la temporada, ademas del título: la plaza que resta para la Copa Libertadores, y que deberá disputarse con Magallanes, en un partido que se prevé parejo a la vista del final de temporada de cada equipo.

La Academia con un juego sólido y ascendente y en estado eufórico tras la consecución del ansiado y peleado ascenso y los hispanos cortos de fuelle, más exigidos, pero igualmente impulsados por una semifinal en la que no fueron mejores, pero si más efectivos y decididos.

(c) Agencia EFE