Ultimátum por los aforos fuera de control: el Gobierno depositó toda la culpa de los desbordes en los clubes

·5  min de lectura
Más gente de la permitida: se vio en el Monumental, con los hinchas de River en el partido con Boca y también este lunes en Defensa y Justicia vs. Talleres de Córdoba
Fotobaires

El regreso del público a los estadios en el fútbol argentino resultó caótico. El incumplimiento del aforo que se habilitó desde el Gobierno Nacional, a través de un DNU, que alcanza al 50% de la capacidad de los estadios, encendió la polémica, generó que la Justicia investigue la desobediencia e irritó a las autoridades gubernamentales, que impondrán un ultimátum a los dirigentes del fútbol: de repetirse la experiencia se retrotraerá la autorización. La siguiente batalla será establecer cómo se controlará la documentación que habilita a los hinchas, un eje que estuvo entre grises desde el momento en que se firmó el decreto para la vuelta.

Las imágenes de las tribunas repletas incomodaron. Los desbordes no hicieron distinciones entre los estadios de primera y del ascenso, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán o el Gran Buenos Aires. El viernes pasado, día en que los simpatizantes retornaron a las canchas, se produjo el primer estallido: Belgrano recibió a Riestra, por la Primera Nacional, y el aforo rebasó las 15 mil localidades habilitadas en el estadio Julio César Villagra.

En el Monumental tenían la habilitación para 36.000 hinchas pero hubo más de 54.000
Fabián Marelli


En el Monumental tenían la habilitación para 36.000 hinchas pero hubo más de 54.000 (Fabián Marelli/)

El peor escenario se presentó en el superclásico, donde el Monumental tenía comodidades para 36.000 espectadores y las cuatro tribunas se ofrecían con más público para el que fue habilitado. Esta anomalía determinó la intervención de la Fiscalía Especializada en Eventos Masivos del Ministerio Público porteño, a cargo de la fiscal Celsa Ramírez, que también realizó averiguaciones por no respetarse el aforo en el estadio de Vélez, cuando el sábado el conjunto de Liniers, jugó con Independiente. La investigación apunta a la violación del artículo 205 del Código Penal, que prevé penas de entre seis meses y dos años de prisión para quien viole las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

Este lunes, las escenas se repitieron en Florencio Varela, donde Defensa y Justicia le ganó a Talleres, de Córdoba, y en Tucumán, donde San Martín y Gimnasia y Esgrima, de Mendoza, jugaron por la Primera Nacional.

Copa de la Liga Profesional.
Defensa y Justicia vs Talleres de Córdoba.
Fotobaires


Copa de la Liga Profesional. Defensa y Justicia vs Talleres de Córdoba. (Fotobaires/)

“Nosotros tenemos un sistema que lo llamamos Unidad de Control Operativo (UCO), tenemos cámaras en todos lados y un sistema ID por el cual la gente que entra solamente puede entrar si es reconocida, en este caso eran los que tenían Tu Lugar en el Monumental pago. La agencia gubernamental de control, que es de la Ciudad, nos dice que teníamos acceso a 36 mil personas y, según ellos, entraron 36.787″ , relató Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, en charla con el programa Pan y Circo, de Radio Rivadavia. En la entrevista, la máxima autoridad del club de Núñez agregó que “los días de partido el UCO queda en mano de la policía de CABA para que realicen el control de las irregularidades que se pueda encontrar y hasta ahora no se denunció ninguna”.

En el descargo radial, D’Onofrio fue terminante en que se debía cumplir con el protocolo. “Tengo que investigar, porque tengo que demostrar que cumplí con mi palabra. Tengo que encontrar qué es lo que pasó acá: con las cifras que están hablando [se señalan más de 50 mil espectadores] hay que investigar, porque hay una mano rara que tenemos que encontrar”. Las palabras del titular millonario se aferraban a una expresión en las redes sociales de Guillermo Madero –director Ejecutivo del Comité de Seguridad del Fútbol porteño, organismo que depende del Ministerio de Justicia y Seguridad–, que anteayer escribió: “El estadio de River, según sistema marca 50% de aforo y es correcto. Los hinchas tienden a juntarse, por eso puede engañar alguna imagen. Cuando el estadio está al 100% solo se ven cabezas. En este caso se ven muchos espacios. No está al 70% u 80%. El aforo se cumplió”. Pero el mensaje fue eliminado ante la evidencia.

Habló Rodolfo DOnofrio: la vuelta del fútbol, la identificación con Boca y la salida de Quintero
Soledad Aznarez


Rodolfo DOnofrio, presidente de River (Soledad Aznarez/)

Mientras D’Onofrio intentaba echar luz sobre lo que ocurrió en el Monumental, que fue allanado por la tarde, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, los ministros Aníbal Fernández (Seguridad de la Nación) y Matías Lammens (Turismo y Deporte de la Nación) mantuvieron una reunión virtual con el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio ‘Chiqui’ Tapia, y el secretario de la Liga Profesional del Fútbol, Sergio Rapisarda. “Nosotros sabemos que debemos mejorar y ajustar detalles para no volver a cometer errores. Trabajaremos con absoluta firmeza para cuidar esta oportunidad que nos han dado”, admitió Tapia, que con la frase concedió las irregularidades que se observaron en diversos estadios de las distintas categorías del fútbol argentino.

La respuesta de Lammens fue contundente. “La idea que tenemos, en principio, es tomar medidas correctivas y preventiva para que no vuelva a suceder. Después, por supuesto, que si no se cumple con las condiciones vamos a tener que tomar otra determinación, que la tomará el área competente”, relató el ministro de Turismo y Deporte. El reclamo apunta a que los clubes que no puedan cumplir con la disposición de aforo deberán abstenerse de organizar partidos con público. “Todos tenemos la expectativa de volver a la cancha, pero no se puede poner en riesgo el esfuerzo que hemos hecho hasta acá”, resaltó el ex presidente de San Lorenzo.

Velez volvió a jugar con pública también en Liniers ante Independiente.
Telam


Velez volvió a jugar con pública también en Liniers ante Independiente. (Telam/)

Comprobar la identidad con el carnet único habilitado y el DNI, respetar los accesos de cada tribuna y presentar la declaración jurada de salud y certificado de vacunación en la aplicación Cuidar, resulta un chequeo que se fue minimizando con rapidez.

En el Monumental, ante la concentración de hinchas, la situación se desmadró. La mayoría hizo su ingreso cumpliendo con un control de temperatura, la verificación del DNI en el sistema Tribuna Segura y el carnet único de la institución apoyado en el moliente sin comprobación de la identidad. La app quedó relegada a un segundo lugar y los controles perimetrales de los molinetes no cumplieron el objetivo: por momentos el sistema estuvo caído y no se podían leer los carnets, lo que desbordó a los controles de Utedyc y de la policía.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.