Tyson Fury, un campeón mundial comprometido con la salud mental

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Antes de ser considerado el mejor en la división de los pesos pesados y de tener en su poder el título mundial del CMB, Tyson Fury debió lidiar con problemas de adicciones y también de depresión, al punto de haber reconocido que enfocarse de lleno en el boxeo fue lo que le salvó la vida.

Semanas después de haberse confirmado como monarca noqueando a Deontay Wilder en la trilogía de combates entre ambos, y mientras define cuál será el siguiente paso en su carrera, El Rey de los Gitanos realizó una publicación en redes sociales que refleja su compromiso con la salud mental.

"Honestamente, es posible que no veas salud mental. Pero creeme, es real. Las personas pueden actuar felices y sonreir, pero por dentro su dolor se siente tan mal. Toma un segundo escribir un mensaje a una persona amada o a un amigo para preguntar cómo está. Tú vales la pena. Tú eres amado", reza el letrero que lleva la firma de Tyson Fury y junto al que el británico se tomó una fotografía.

Cabe recordar que hace tan solo algunos meses fue Ryan García, invicto californiano que es entrenador por Eddy Reynoso y que forma parte del establo de Golden Boy Promotions, quien reconoció estar sufriendo problemas de depresión y ansiedad por los que había decidido recibir ayuda médica.

La confesión de García tomó por sorpresa a muchos fanáticos del boxeo, pues llegó después de la victoria más importante de su carrera, cuando tras noquear a Luke Campbell el 2 de enero se coronó campeón mundial interino de peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.