Tyson Fury admite que podría retirarse del boxeo tras vencer a Dillian Whyte

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Tyson Fury logró retener su título de campeón mundial de peso pesado tras derrotar a Dillian Whyte  (Action Images)
Tyson Fury logró retener su título de campeón mundial de peso pesado tras derrotar a Dillian Whyte (Action Images)

Tyson Fury admitió que podría retirarse del boxeo poco después de retener su título de peso pesado del CMB con una sublime victoria en el sexto round contra Dillian Whyte en el estadio de Wembley.

Si el Rey Gitano se retira, lo hará invicto después de 33 peleas como profesional, después de haber terminado con el reinado de una década de Wladimir Klitschko como campeón antes de una espiral de depresión que lo hizo alejarse del ring.

Regresó en 2018 y, después de dos peleas de preparación, se embarcó en una trilogía definitoria contra el entonces campeón invicto Deontay Wilder.

Fury se elevó de la lona en eldécimo segundo round en un espectacular primer combate que fue polémicamente dictaminado como empate antes de detener dos veces al estadounidense con estilo enfático para consolidarse como el peso pesado líder de esta era.

Whyte planteó otra prueba de ese estado, pero Fury dominó en Wembley y soltóun gancho devastador en el sexto round que derribó al retador, quien se puso de pie pero vio que el árbitro detuvo la pelea mientras se balanceaba de manera alarmante.

Durante la preparación para la pelea, Fury insistió en que se retiraría del boxeo y en su entrevista posterior a la pelea, insinuó lo mismo, aunque no llegó a comprometerse por completo.

"Le prometí a mi encantadora esposa desde hace 14 años, Paris, que después de tercera pelea contra Wilder, eso sería todo. Y lo dije en serio. Tuvimos una guerra, fue una gran trilogía. Y lo dije en serio”, explicó Fury.

“Pero me ofrecieron pelear en Wembley en casa, y creo que me lo merecía, que se lo debía a los fans, le debía a todas las personas en el Reino Unido venir aquí y pelear en Wembley.

“Ahora todo está hecho, y tengo que ser un hombre de palabra. Y creo que esto es todo, este podría ser el telón final para el ‘Rey Gitano’. ¡Y qué manera de salir! ¡Muchas gracias al Reino Unido!”.

Si bien Fury sugirió que su próximo oponente será la mundanidad del retiro y una vida pacífica lejos del centro de atención sangriento del boxeo, sus palabras nunca han poseído la misma convicción que sus golpes y apenas hay garantía de que no renegará de esa decisión cuando el premio de una pelea indiscutible contra Oleksandr Usyk o Anthony Joshua está pendiente.

Tyson Fury celebró su aplastante victoria contra Dillian Whyte (Getty Images)
Tyson Fury celebró su aplastante victoria contra Dillian Whyte (Getty Images)

Mientras tanto, también estaba dispuesto a reflexionar sobre la victoria contra Whyte.

“Ante todo quiero decir que como siempre dedico esto a mi señor y salvador Jesucristo. Me dio la victoria de nuevo esta noche, y yo le doy la gloria”, expresó Fury. “¡En el poderoso nombre de Jesucristo, gané esta pelea en este país esta noche en mi hermosa, mía, mi Inglaterra!”.

“Estoy abrumado por el apoyo. No puedo creer que mis 94.000 compatriotas hayan venido aquí esta noche para verme actuar. Solo quiero decir desde el fondo de mi corazón, muchas gracias a todas las personas que compraron un boleto aquí esta noche o se quedaron despiertos hasta tarde para verlo en la televisión”.

“Dillan Whyte es un guerrero. Y creo que Dillian será campeón mundial, pero esta noche conoció a un grande en el deporte. Soy uno de los mejores pesos pesados de todos los tiempos y, por desgracia para Dillian Whyte, tuvo que enfrentarme aquí esta noche”.

“No hay deshonra. Es un hombre duro y de juego. Es fuerte como un toro, tiene el corazón de un león, pero no te estás metiendo con un peso pesado mediocre; te estás metiendo con el mejor hombre del planeta, y lo viste esta noche con lo que pasó”.

“Como profesional, fue un gancho. Creo que Lennox Lewis incluso podría estar orgulloso del uppercut derecho de esta noche”.

También reservó elogios especiales para su entrenador Sugarhill Steward, y le dio crédito al estadounidense por su transformación en el mejor peso pesado del planeta.

“También quiero decir que este hombre aquí, Sugarhill Steward, fue un gran peleador”, agregó Fury. “Hace años, solía hacer jib y jab, tocar y deslizarse, pero me han visto aquí esta noche”.

“Sugar, qué leyenda eres, amigo. Me has convertido en el golpeador más grande en la división de peso pesado por mucho. Este hombre es el mejor entrenador de todo el boxeo. Él es mejor que nadie. Estuvimos increíbles esta noche”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.