Tyler Alexander ha sido una carta de triunfo para los Gigantes en la postemporada

·2  min de lectura

Santo Domingo, 19 ene (EFE).- En el béisbol, un as o líder de rotación debe ser un lanzador que se constituya en una apuesta de victoria segura y esa carta ha sido para los Gigantes del Cibao Tyler Alexander, quien los ha llevado al triunfo en cada una de sus salidas en la postemporada del campeonato dominicano.

Alexander subió este martes al montículo en la final de la liga dominicana y nuevamente realizó un trabajo de calidad, que culminó con la victoria de los potros, quienes igualaron su duelo por la corona de campeones, con las Estrellas Orientales.

Con una derrota en su primer compromiso ante los orientales, el dirigente colombiano Luis “Pipe” Urueta apostó a Alexander para que los devolviera al camino de la victoria y este cumplió con ese objetivo, brindándole un nuevo comienzo, en la ruta que esperan recorrer hasta el título de campeones en el torneo dominicano.

Si bien Alexander, quien no lanzaba desde el pasado 8 de enero, luchó para dominar el control de sus lanzamientos, se las arregló para acreditarse una salida de calidad en los estándares del béisbol profesional, al completar seis entradas, en las que permitió dos carreras, otorgó cuatro bases por bolas y ponchó a tres bateadores para lograr la victoria.

Esta labor del zurdo estadounidense no solo sirvió para que los Gigantes igualaran la final, sino que terminó con una racha de cinco derrotas consecutivas del equipo de San Francisco de Macorís (noreste), en esta instancia de la temporada del béisbol local, la cual comenzó en la pasada final, cuando perdieron sus últimos tres compromisos ante las Águilas Cibaeñas.

La labor de Alexander fue una continuidad de lo que viene realizando desde la semifinal, donde tuvo marca de 1-0 y 1.04 de efectividad, al cubrir 17.1 entradas de apenas dos carreras, otorgó siete bases por bolas y ponchó a 16 bateadores, en tres salidas.

En cada una de sus actuaciones en la semifinal, Tyler completó al menos 5.2 episodios y permitió una carrera o menos y su equipo salió con la victoria en cada una de estas apariciones, resultando ser clave para el avance de los Gigantes a la final.

Sumando su actuación de la semifinal y su primer partido de la final, Alexander tiene marca de 2-0, en cuatro salidas, en las que ha cubierto 23.1 entradas de cuatro carreras y 19 ponches, acreditándose de esta manera un porcentaje de efectividad de 1.55 y llevando a su equipo a record inmaculado de 4-0, cuando ha salido a lanzar.

Lo hecho por Alexander en esta etapa, donde cada victoria es un día más de vida, muestra su valía para un equipo que busca ganarlo todo y que necesita de una labor como la suya, que les dé la oportunidad de ganar cada vez que salga al montículo, para alcanzar ese objetivo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.