Turpin: El árbitro tiene que tomar decisiones correctas, no las más populares

·2  min de lectura

Redacción deportes, 27 may (EFE).- El francés Clement Turpin, que este sábado dirigirá en Saint Denis la final de la Liga de Campeones entre el Liverpool y el Real Madrid, comentó que "el árbitro tiene que tomar las decisiones correctas... no necesariamente las decisiones más populares".

"Tienes que ser valiente y ser capad de aliviar la tensión. La calma genera calma en situaciones tensas y difíciles", dijo Turpin en declaraciones a la UEFA, en las que describió el arbitraje a niveles más altos como "la gestión de situaciones extremas, porque hay presión y muchas emociones a tu alrededor".

“La vida de un árbitro gira en torno a estar listo para tomar decisiones, tener confianza y ser natural. Tienes que entender el juego: cuanto más haces, mejor puedes leer un partido como árbitro”, afirmó el colegiado de Oullins, de 40 años, quien tendrá el apoyo en las gradas de su esposa, sus tres hijos, padre, hermano y el instructor que tuvo cuando comenzó a arbitrar a los 16 años.

Turpin recordó que ya ha dirigido dos finales de la Copa de Francia en el Stade de France, escenario de la final, que en su opinión los amantes del fútbol en el país consideran "la iglesia del fútbol francés, porque Francia ganó la Copa del Mundo en 1998. Es un lugar especial, sin duda".

El colegiado francés encara esta final con la lógica pretensión de hacerlo bien en casa, pero con la confianza de que atraviesa un buen momento reflejado en esta designación así como en la elección para el Mundial de Qatar 2022.

“Me siento un privilegiado. He logrado dos de los mayores sueños que puede tener un árbitro. Creo que es importante creer que tienes una estrella sobre tu cabeza, como decimos; en este momento, ¡parece que hay una constelación completa de estrellas sobre mí!”, exclamó.

Volverá a estar auxiliado en las bandas por Nicolas Danos y Cyril Gringore, con los que dirigió la final de la Liga Europa de 2021 entre el Villarreal y el Manchester United, disputada en Gdansk (Polonia).

“Llevamos juntos muchos años; somos una familia, y como cualquier familia, hemos experimentado altibajos. Somos muy fuertes juntos. Es un desafío fantástico ser elegido para este partido, y nos prepararemos con nuestra concentración habitual. Sería un error cambiar algo de la rutina normal”, señaló.

Turpin consideró que las experiencias precedentes en grandes torneos, incluida cuando fue cuarto árbitro en la final de la Champions entre el Real Madrid y el Liverpool en Kiev, le serán muy útiles este sábado.

“Este es el resultado de un largo proceso. Siempre he llevado mi carrera paso a paso, acumulando experiencia en el camino y fijándome pequeños objetivos y desafíos. Debido a estas experiencias pasadas, sin duda nos sentiremos más cómodos para la final de la Liga de Campeones: sabemos cómo se organizan eventos tan importantes y será más fácil para nosotros concentrarnos”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.