Tsitsipas batalló contra Sinner para avanzar a cuartos de final

Getty Images

Después de una gran batalla a cinco sets y un gran espectáculo, Stéfanos Tsitsipas consiguió avanzar a los cuartos de final del Abierto de Australia. Venció a Jannik Sinner por 6-4, 6-4, 3-6, 4-6 y 6-3, tras más de cuatro horas, y ahora lo espera Jiri Lehecka en la siguiente ronda.

Pese a comenzar en ventaja, en un trámite parejo de principio a fin, y dar la impresión de ganarlo en sets corridos, se relajó y le permitió a su rival igualar la serie, pero en el último el griego volvió a dar muestras de su jerarquía para ganarlo y cerrar la jornada de domingo.

Producto de los breaks a su favor y el servicio que aprovechó, el número tres del mundo logró marcar la diferencia en el primer set y ponerse arriba. Para el segundo repitió la fórmula y amplió la diferencia, pero la intensidad nunca bajó y Sinner dejó en claro que no iba a ceder.

El italiano se recuperó, de la misma manera que había remontado ante Márton Fucsovics, y pronto se puso 4-1 arriba al aprovechar la merma física de su rival, y lo terminó cerrando 6-3. Y en el cuarto, también lo resolvió rápidamente ante la desesperación de Tsitsipas.

Sin embargo, el de Helena dejó expuesta su experiencia y no tuvo piedad para quedarse con la victoria.  Siempre estuvo adelante, hasta que un break lo dejó 5-2 para encaminar el posterior 6-3 con el que obtuvo su boleto a los cuartos luego de un combate con mucho desgaste.

“Trataba de relajarme y prepararme para la gran batalla del quinto set. Por supuesto, las cosas no iban como quería después de estar dos sets arriba. Parecía que la dinámica había cambiado radicalmente, al menos para mí. Había una gran laguna que no podía llenar”, dijo a la prensa.

Y explicó la clave: “Hice algunos ajustes técnicos en el quinto, me di la oportunidad de jugar un poco más suelto. Eso me ayudó a sacar mejor. Creo que seguí moviéndome. Me mantuve activo para estar en esas devoluciones que no pude conseguir en los sets anteriores”.

Por otra parte, el tenista de 24 años que se convirtió en el segundo más joven después de Novak Djokovic en clasificar a esta instancia de manera consecutiva en Australia, reconoció: “Hubo algunas cosas, sin duda, que ahora puedo recordar y decir que no fue lo mejor”.

“Creo que también es importante guardármelo para mí. Tenemos ciertas cosas que queremos guardarnos para nosotros y recuperarlas y mejorarlas. No todo tiene que ser público. No todo tiene que exponerse y decirse, pero es una sensación”, continuó al respecto de esta cuestión.

Por último, Tsitsipas completó: “Por alguna razón decidí no seguir o me doy la idea de que puedo hacer cosas más extremas. Lo más importante es que luché. Cuando llegué a la parte más importante del partido, me reagrupé y lo hice como en los dos primeros sets”.

Foto: Getty Images