A pesar del triunfo, en Red Bull terminaron disconformes con el final en Monza

·2  min de lectura

El director del equipo Red Bull, Christian Horner, se sintió frustrado por la decisión de finalizar el Gran Premio de Italia bajo un coche de seguridad, a pesar de que el ganador de la carrera en Monza fue Max Verstappen.

Una avería tardía para el McLaren de Daniel Ricciardo acabó con las esperanzas de un cierre de carrera emocionante, ya que tuvo que ingresar un coche de seguridad. Verstappen ahora está 116 puntos por delante de Charles Leclerc en la clasificación de pilotos, y parece estar listo para obtener un segundo título mundial consecutivo cuando regrese la Fórmula Uno en octubre.

Sin embargo, Horner no estaba satisfecho con cómo terminó la carrera, creyendo que podría haber terminado correctamente. "No queremos ganar una carrera con un coche de seguridad. Es algo de lo que hemos hablado durante muchos, muchos años, que deberían terminar las carreras", declaró en diálogo con Sky Sports.

Y agregó: "Hubo suficiente tiempo para poner en marcha esa carrera. Teníamos el coche más rápido, nos hubiera gustado ganar la carrera en la pista, no detrás del coche de seguridad. Compartimos la decepción de todos los aficionados".

"Va en contra de los principios de lo que hemos discutido anteriormente. Los mayores perdedores fueron los fanáticos. Necesitamos mirar rápidamente para abordar eso. Creo que tuvieron tiempo más que suficiente para ponerse en marcha. Necesitamos revisar los detalles, pero para mí hubo suficiente tiempo, teníamos un auto que no estaba en una barrera, estaba al lado de la pista", completó.

Por su parte, Verstappen expresó: "Tuvimos una gran carrera. Estuvimos bien en todos los compuestos. Desafortunadamente, no tuvimos un reinicio al final, pero en general tuvimos un muy buen día. Fue realmente agradable conducir hoy. Un gran día para nosotros. Tomó un poco de tiempo estar en un gran podio como este".

Foto: Getty Images