El triunfo de los Pumas ante All Blacks: el valor del capitán Montoya, el triunfo especial de Matera, las revanchas de Moroni y Boffelli y el mensaje premonitorio de Cheika

·7  min de lectura
Matias Alemanno y Julian Montoya, el capitán de los Pumas, lo dicen todo con su expresión
Matias Alemanno y Julian Montoya, el capitán de los Pumas, lo dicen todo con su expresión - Créditos: @ap

La de este sábado fue otra de esas jornadas que entra en la leyenda puma. Como la de Parramatta, hace dos años, pero lograrlo de visitante en la región de Canterbury, la cuna del rugby neozelandés, lo hace más especial. “Estamos escribiendo una nueva página en la historia de los Pumas y lo hablamos. Todos los partidos que fueron pasando hacen que hoy estemos acá y cada uno va escribiendo la página de los Pumas. Los Pumas no es algo nuestro, es de todos. Todos los que nos ponemos la camiseta representamos a un montón de gente. Tenemos que seguir pensando en el proceso de crecer constante y no pensar tanto en el resultado. Lo decíamos: estábamos para jugar dos horas más”, expresó orgulloso, pero mesurado, Julián Montoya, el capitán que volvió a ser una fiera en defensa, tackleando a destajo y pescando dos pelotas muy importantes. Un líder silencioso, de pocas palabras, que entre la emoción del triunfo se permitió poner la cabeza fría: “Siempre hablamos de dejar la camiseta un poco más alto, un legado que quede. Hay que disfrutar, pero el trabajo no está hecho. En siete días volvemos a jugar”.

Si hay un jugador que tuvo un partido especial ese fue Pablo Matera, volviendo a la ciudad donde jugó su mejor rugby en el primer semestre del año. Su paso por Crusaders, con título incluido, fue fructífero para su carrera y a nivel humano. “Que haya tocado en Christchurch es un condimento extra para mí. Es una ciudad en la que viví los últimos 7 meses, la cual fue mi casa. Fue una semana muy especial volver y rencontrarme con mucha gente. Escribir un lindo capítulo en la historia de los Pumas es la frutilla del postre” manifestó el ex capitán. “No sólo me adoptaron a mí, sino también a mi familia, nos sentimos como en casa. Fueron los meses más lindos que nos tocó como familia y es un lugar que va a tener un lugar en mi corazón. Haber venido acá y ganar es alucinante”, contó.

El sentido festejo del capitán Julián Montoya con el entrenador Michael Cheika luego de conseguir la hazaña histórica y vencer a los All Blacks en Christchurch
El sentido festejo del capitán Julián Montoya con el entrenador Michael Cheika luego de conseguir la hazaña histórica y vencer a los All Blacks en Christchurch - Créditos: @Martin Hunter

Matera, uno de los tantos puntos altos que tuvo el seleccionado argentino, remarcó el carácter y la compostura para lograr la victoria. “El objetivo era ganar acá, ser los primeros. Tuvimos mucha templanza en todo momento, con un try de maul en contra y penales en el scrum, pero el equipo tuvo mucha madurez. Se acostumbró a salir adelante en esos momentos complicados. Para mí es el triunfo más lindo por haberlo hecho en Christchurch. Es el más lindo que me tocó jugar”. Montoya, también resaltó la personalidad de los Pumas, aún con detalles por pulir. “Sabemos que el partido no iba a ser perfecto. El tema es como salimos de esos momentos. Hoy estuvimos bajo presión y seguimos confiando en nosotros. Tuvimos una muy buena defensa, el line no salió muy bien y el scrum tampoco… el que quiere un partido perfecto acá no lo va a encontrar nunca”.

Las revanchas de Boffelli y Moroni

La hazaña de 2020 en tierras australianas se había llevado a cabo sin dos jugadores importantes en la estructura puma de los últimos siete años. Emiliano Boffelli lo vivió desde la tribuna, mientras que Matías Moroni lo miró desde Inglaterra, ambos afectados por distintas lesiones. “Estaba contento por el equipo, pero me quedó ese sabor amargo de no poder estar en la cancha. Era una mezcla de emociones. Cuando terminó ese partido recibí un mensaje de Tute ese día diciendo: ´no nos podemos retirar sin ganarle a los All Blacks´. Antes del partido lo hablamos y al primero que abracé fue a él”, contó entre lágrimas Boffelli, absolutamente decisivo en el Orangetheory Stadium. Convirtió 20 puntos, recuperó la salida en el try de Juan Martín González y terminó con 100% de eficacia a los palos, un rol en el que tuvo una enorme evolución en su paso por Edinburgh. “Ser el pateador se vive con mucha presión. Cuando hay muchos momentos muertos, me toca no descansar la cabeza por estar pendiente de patear a los palos. Es algo nuevo para mí. Yo pateaba, pero es mucha la presión que se siente. Sentía que el equipo en ese sentido me apoyaba, pero dependía de mí para meter los puntos y eso es impresionante. Se me vino todo a la cabeza apenas terminó el partido”. El back formado en Duendes se mantiene como el goleador del Rugby Championship con 54 tantos.

Emiliano Boffelli no pudo decir presente en la victoria contra los All Blacks en Australia en 2020, pero se convirtió en una de las figuras cuando los Pumas repitieron el hito, esta vez en Christchurch
Emiliano Boffelli no pudo decir presente en la victoria contra los All Blacks en Australia en 2020, pero se convirtió en una de las figuras cuando los Pumas repitieron el hito, esta vez en Christchurch - Créditos: @MARTY MELVILLE

Para Moroni, la victoria también fue sacarse un peso de encima. “La espina no está más, se fue. Fuimos algunos que no estuvimos ese día por diferentes razones y hoy nos tocó. Ayer nos animamos a decir que estábamos para ganar y hoy lo demostramos en los 80 minutos”, sostuvo el centro, que arrancó el año en la convocatoria inicial de Argentina XV, pero se le hizo el hueco por la lesión de Santiago Chocobares y lo aprovechó. “Fuimos constantes. Sabíamos que si nos manteníamos cerca en el resultado les iba a llegar la presión. Los últimos minutos la defensa fue una cosa de locos. Estamos convencidos de lo que queremos hacer y se vio reflejado en la cancha”. El primer triunfo frente a los All Blacks de Moroni y el segundo para muchos de sus compañeros, que el próximo fin de semana volverán a tener otra oportunidad en Hamilton.

La motivación de Cheika y su sueño cumplido

En los cinco años que el entrenador australiano estuvo a cargo de los Wallabies, su registro contra los All Blacks había sido mixto, con algunos triunfos importantes en su tierra pero siempre cayendo en los grandes torneos, como la Copa Bledisloe y el Mundial. Fundamentalmente, Cheika jamás había conseguido un triunfo contra el equipo de Ian Foster en Nueva Zelanda. Y a su llegada como head coach de los Pumas en marzo, ese había sido uno de los objetivos que se propuso.

Pero esa no fue la única premonición del entrenador de Sydney. En la previa del encuentro se conoció el mensaje que les dedicó a sus jugadores en el vestuario, para transmitir su confianza en que el hito sería posible: “Recuerden este día, muchachos. Va a ser de ustedes toda la vida”, escribió en un pizarrón.

Frase del entrenador de los Pumas Michael Cheika en vestuario de los Pumas en  Christchurch, Nueva Zelanda por el Rugby Championship.
Frase del entrenador de los Pumas Michael Cheika en vestuario de los Pumas en Christchurch, Nueva Zelanda por el Rugby Championship.

En declaraciones postpartido, Cheika no pudo ocultar el orgullo que sintió por sus dirigidos, pero también hizo hincapié en que el trabajo no está terminado: “Estoy muy feliz por los jugadores, este grupo está siempre listo. Esta noche era un gran desafío pero ellos confiaron, y por eso estoy orgulloso. Tenemos mucho en qué trabajar para el próximo partido”. No obstante, sí valoró el significado que adquiere la hazaña y el mensaje que envía: “El triunfo vale mucho para demostrar que podemos competir en este nivel de juego y con este equipo, que es de primer nivel mundial. En el corto plazo también vale mucho esta victoria frente a los All Blacks para ver cómo podemos construir la próxima semana”.

El encuentro no estuvo exento de grandes performances, como las de Juan Martín González, Boffelli y Matera, y Cheika se enfocó en particular en uno de los inamovibles de su equipo desde que se hizo cargo de los Pumas: “Con respecto a Santiago Carreras, es un jugador que nos da la posibilidad de hacerlo jugar como fullback y como apertura. El viaje de Carreras como apertura comenzó cuando Mario Ledesma decidió ponerlo como número diez, hoy en día aprendió como jugar este rol, no sólo como atacante sino líder del equipo”. Además, hizo hincapié en que el cordobés pueda aprender de un ex Puma histórico en el rol: “Es claro que tener a Felipe Contepomi en nuestro staff hizo que pueda aprender mucho más de esa posición. Estoy contento con su performance cada semana”.

Las declaraciones de Cheika después del triunfo