El triunfo es lo único que sirve para las Chivas

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 5 (EL UNIVERSAL).- Dos días después de que Marcelo Michel Leaño fue confirmado como el entrenador de las Chivas para el Clausura 2022, el Rebaño Sagrado tiene frente a sí una prueba de fuego para demostrar que la decisión fue adecuada.

Esta noche, el Guadalajara cierra la fase regular del Apertura 2021, en la cancha del Mazatlán FC, con la obligación de vencer. Cualquier otro resultado lo dejará fuera de un torneo en el que clasifica a la Liguilla el 66% de los competidores, lo que significaría un rotundo fracaso, otro en la ya larga cadena que ha protagonizado el equipo durante los más recientes años.

La misión se torna aún más complicada por la pobre cosecha de los rojiblancos fuera del estadio Akron. De los 19 puntos que tienen, ocho los consiguieron en calidad de visitante, con foja de una victoria, cinco empates y un par de reveses.

De hecho, todas sus igualadas fuera de casa han sido sin anotaciones, frente al Santos Laguna, el Monterrey, los Pumas, el América y los Xoloitzcuintles de Tijuana. Sólo han hecho tres goles, producción que deben mejorar considerablemente sobre el campo del Kraken.

Por si fuera poco, los sinaloenses también se juegan el boleto a la ronda previa a los cuartos de final, el cual lograrán si se imponen a un adversario que vuelve a vivir una etapa oscura dentro y fuera del campo, por lo que el fracaso se avecina.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.