El tricolor toma confianza, golea a un frágil rival

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 10 (EL UNIVERSAL).- Fue un entrenamiento con cara de juego de preparación, pero —a final de cuentas— la victoria da calma, tranquilidad y confianza de cara a la Copa del Mundo.

Victoria por goleada de la Selección Mexicana (4-0) ante lo que presentó Irak como equipo nacional, un rival de poca monta, que no fue parámetro para medir el presente del cuadro nacional, a 12 días de su debut mundialista contra Polonia.

Tampoco era que "El Tata" tuviera a su cuadro completo. La parte pesada de su equipo, los europeos, llegarán la semana que entra, pero el cuadro formado por gente de la Liga MX evidenció lo que ha sido la Selección en los últimos meses: Mucho dominio, poca generación de llegadas de gol. Que se ganó por goleada, sí, pero no se apabulló al rival. El portero iraquí mucho trabajo no tuvo.

Alexis Vega, quien jugará por Jesús Manuel Corona, abrió el marcador (3’); Rogelio Funes Mori, quien entrará por Raúl Jiménez si no está al 100%, anotó el segundo (47’); Jesús Gallardo, en un rebote, marcó el tercero (66’); y Uriel Antuna, quien siempre le responde a Martino, anotó de penalti en la compensación (91’).

En los próximos días, los jugadores que militan en Europa llegarán a Girona, y vendrá el último ensayo, el 16 contra Suecia. Después de eso, se acabaron los experimentos, no habrá marcha atrás.