El Tri muestra señales de vida

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Abraham Guerrero, enviado

ARLINGTON, EU., mayo 29 (EL UNIVERSAL).- La mayor victoria de Gerardo Martino en el amistoso ante Nigeria, el primero de los tres que tendrá en Estados Unidos, ha sido mantener en todo momento la forma que busca recuperar de su equipo de cara al Mundial. Ya el 2-1, fue un adorno.

Las metas: retomar el funcionamiento y recuperar a futbolistas, con todo y que le dio descanso a gente como Jesús Manuel Corona, Uriel Antuna y Raúl Jiménez.

México intentó en todo momento retomar las bases futbolísticas de su entrenador y lo consiguió ante un rival que le exigió en lo físico, más que en lo táctico. Como sea, la victoria en el AT&T Stadium genera un mejor ambiente para lo que viene.

Al minuto 11, Santiago Giménez abrió el marcador con un toque de fortuna. La ventaja momentánea lucía merecida para el cuadro tricolor, que después se vio en problemas cuando Cyriel Paul impactó fuerte de cabeza y Rodolfo Cota no logró controlar, al minuto 54.

Pero el panorama se compuso para Martino y sus dirigidos dos minutos después, cuando William Ekong marcara en propia meta. Vinieron los cambios del Tata sin moverle al parado de su equipo. La idea es afinar y recuperar las bases y el funcionamiento; por ahora, fue un inicio aceptable.

Los directores técnicos

Gerardo Martino utilizó a varios suplentes, pero su equipo se vio bien. José Peseiro presentó a un conjunto fuera de ritmo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.