Torneo 2021. Irregularidad, pocos goles y muchos empates: el campeonato se cocina a fuego lento, sin candidatos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Velasco quiere, Enzo Pérez no lo deja, en el gris River-Independiente, una síntesis del campeonato
Mauro Alfieri

River e Independiente empataron 1 a 1 en un encuentro chato, deslucido, uno de los calificativos que suelen encajar a la perfección en el Torneo 2021 . Si River ganaba, alcanzaba a Talleres y Lanús en la cúspide -los únicos que ganaron 6 partidos-, cumplida la décima función. Si Independiente ganaba, habría quedado como líder. No pudieron, no supieron . River sufre un mal de lesiones y bajas por la fecha FIFA, pero hace tiempo que no ofrece garantías. Independiente perdió un par de piezas influyentes y es lo que tiene: más de lo que los especialistas habrían imaginado.

US Open. Estímulos, temores y presiones: un viaje a la mente, el “músculo” más importante del tenis

Son dos candidatos en un torneo en el que cualquiera es candidato. Ese mismo equipo, por ejemplo, puede caer en un par de fechas al borde del abismo. Y viceversa. Es apasionante y mediocre al mismo tiempo . Boca estaba fuera de todo con Miguel Ángel Russo y ahora, con Sebastián Battaglia y el piberío, está instalado en el puesto número 9, a solo seis unidades de los punteros. Todos acurrucados, presos de la irregularidad, con exceso de promesas y sin ningún tipo de distracciones: ya no hay equipos argentinos en la Copa Libertadores, ni en la Sudamericana.

Battaglia se respalda en los chicos de Boca y avanza
Mauro Alfieri


Battaglia se respalda en los chicos de Boca y avanza (Mauro Alfieri/)

Cuenta Julio César Falcioni, el DT de Independiente: “Demostramos que podemos pelearle a cualquiera. Si podemos sostener el ritmo y la intención del juego que mostramos en el primer tiempo, seremos un equipo que peleará cosas muy importantes. Este partido ante River es una muestra de que acá hay una gran división de puntos. Todo es muy parejo en el fútbol argentino y por eso cada uno, cuando consigue una ventaja, debe sostenerla, algo que no es fácil”.

Lanús y Sarmiento, una muestra de la paridad

Explica Marcelo Gallardo, el técnico de River, luego del empate con Independiente: “Ante un equipo que va a estar ahí, en la disputa por el campeonato, con todos los inconvenientes que tuvimos en esta semana para armar el equipo y demás, estos cuatro puntos de seis, con toda esa problemática nos van a venir bien” . Se refería, además, al triunfo contra Sarmiento, en Junín, en el último suspiro. Este humilde conjunto le empató a Lanús, uno de los de arriba, en el último suspiro. Mereció ganar. El Granate, apenas 15 días atrás, perdió 5-1 con Vélez (que, hasta esa tarde, no había convertido ni un gol…).

Otra muestra: River-Independiente

“Algo debemos tener para estar ahí”, sugiere Luis Zubeldía, el técnico de Lanús. El goleador del torneo, Pepe Sand, a los 41 años lleva 10 goles en 10 partidos . Una bestia competitiva, pero que también refleja el cuadro de situación.

Más allá de que estaba en posición adelantada ante Sarmiento, lo de Sand es asombroso: diez gritos en diez partidos...
Prensa Lanús


Más allá de que estaba en posición adelantada ante Sarmiento, lo de Sand es asombroso: diez gritos en diez partidos... (Prensa Lanús/)

El otro puntero es Talleres, uno de los pocos que juegan verdaderamente bien — y con lo puesto, sin millones, con los descartes de otros, como Fértoli, Auzqui, Retegui…-, logró cuatro triunfos en serie y cuando debió dar el gran salto, empató sin goles con Patronato , que ganó uno de los últimos ocho.

Un nuevo clásico en el arco de la selección: sale Armani, de River y entra Rossi, de Boca (y el titular será otro)

De arriba hacia abajo, no hay diferencias mayúsculas. La T convirtió 14 goles, la misma cifra que Rosario Central y una más que Platense, que tienen apenas 10 puntos y que están instalados en el 21° y 22° puestos. Colón, el último campeón, perdió la brújula en apenas un puñado de jornadas y Banfield, la revelación de un año atrás, tiene dos puntos más que el último, Arsenal. Tuvieron bajas, es cierto, pero el juego de las diferencias es asombroso.

Más allá de las bajas, Gallardo no le encuentra la vuelta al torneo local
Mauro Alfieri


Más allá de las bajas, Gallardo no le encuentra la vuelta al torneo local (Mauro Alfieri/)

Insiste Gallardo con el vaso medio lleno. En otro tiempo, un empate contra Independiente en el Monumental resultaba un paso atrás. ¿Ahora? “Tiene un valor importante en todo sentido, nos viene muy bien. Recuperar un poco de aire, de energías, lesionados, jugadores y después de todo eso vamos a recuperarnos un poco más y tener optimismo y buena energía para lo que venga. Haber sorteado esta etapa no fue fácil porque dimos ventajas, y en esas ventajas nos hemos repuesto. No nos desprendimos de los de arriba y, si bien no hemos jugado nuestro mejor fútbol, le pusimos el pecho y sumamos. De acá en adelante espero que todo sea más positivo”, cuenta.

Más de lo mismo: los 0-0 de Racing

El campeonato en el que cualquiera puede animarse y pelear, que no tiene invictos (de 26 equipos, sin descensos), se juega en Fecha FIFA y se posterga en tiempos de elecciones: la próxima jornada se disputará entre el lunes 13 y miércoles 15. En el que los arbitrajes no ofrecen garantías , en el que la paridad es asombrosa: sin contar el encuentro que cerraba la fecha, hubo 9 empates.

La última fecha, la diez, y a pesar de dos goleadas (Vélez a Unión, Godoy Cruz a Gimnasia) no llegó a los dos goles por partido de promedio. Racing, por ejemplo, suma tres 0-0 al hilo. No sufre, no convence. Gris, a mitad de camino. Como casi todos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.