Torneo 2021. A los 40 años, Maxi Rodríguez todavía se viste de héroe en Newell´s: su gol en el triunfo ante Central Córdoba

·3  min de lectura
Maxi Rodríguez se sacó la camiseta al celebrar su gol
Fotobaires

ROSARIO - Maxi. Solo Maxi. Y alcanza con solo con decir Maxi para saber que se está hablando de Rodríguez. Una leyenda con los colores rojinegros.

Newell´s jugó decididamente mal, pero ganó. Porque lo tiene a Maxi. Que entró a los 22 minutos del segundo tiempo cuando la cosa pintaba a favor del visitante. Y fue caminando hasta la puerta del área rival para ejecutar un tiro libre de una falta a su “partner” Ignacio Scocco. La acomodó y la tocó suave con el pie derecho al palo izquierdo de Rigamonti. Un gol que gritó con pasión.

Señales de agradecimiento entre Maxi y los hinchas de "La Lepra".
Fotobaires


Señales de agradecimiento entre Maxi y los hinchas de "La Lepra". (Fotobaires /)

Es que el equipo de Sergio Rondina hizo lo méritos suficientes para al menos llevarse algo de Rosario. En el segundo tiempo lo metió a su rival contra el arco. Pero falló.

Tras la caída ante Arsenal, las críticas habían arreciado hacia el cuerpo técnico. Mal planteo, cambios equivocados y malas resoluciones. El destino quizá lo cruzó con los santiagueños a los que les ganó, con este enfrentamiento, las seis veces en las que se enfrentaron.

El gol de un histórico de Newell’s: la vigencia de Maxi Rodríguez

Un tiro al arco y dos despejes. Esta mínima descripción bien vale para contar lo que fue el primer tiempo. Un desierto de ideas y de fútbol. Un primer tiempo de espanto y tal vez para no olvidar por lo negativo.

Los planteos fueron claros. El local tuvo la pelota en gran parte. Un 64% según las estadísticas, pero todo fue anodino. Pablo Pérez trató de jugar, pero no encontró socios porque Nicolás Castro comete error tras error. Está desaparecido e inconexo. Nada justificó su titularidad.

Esta tarde, Newell´s no pudo jugar un buen partido y ganó sin muchos argumentos futbolísticos.
Fotobaires


Esta tarde, Newell´s no pudo jugar un buen partido y ganó sin muchos argumentos futbolísticos. (Fotobaires /)

Los santiagueños jugaron a no jugar. Con un planteo lento y anunciado, dejaron correr el reloj. Sumar en Rosario podría haber sido un buen negocio. Arriba y allá a lo lejos, dejó a los delanteros Claudio Riaño y Milton Giménez. Se la rebuscaron para complicar a una defensa local llena de dudas, aunque todo quedó en amenazas.

Apenas un remate y dos despejes. El primero a los doce, cuando Ignacio Scocco se ingenió una resolución individual y sacó un remate cruzado que Rigamonti tapó de manera poco ortodoxa y que tuvo la suerte que la pelota “viboreara” sobre la línea y saliera.

Los despejes salvadores se dieron en el área de Ramiro Macagno. Primero fue Tomás Jacob casi en la línea ante un remate de Lucas Melano y luego el ingresado Facundo Mansilla, cuando Riaño entraba para convertir.

Lo mejor del partido

El equipo de Rondina advirtió que atacando con inteligencia la victoria era posible. Tuvo un primer cuarto de hora en el complemento que llegó a fondo e hizo tambalear el arco leproso. Alejando Martínez al travesaño, un cabezazo de Melano que erró por poco, y un tercer disparo del ex Belgrano que Calcaterra sacó en la boca del arco.

Claro, después apareció Maxi y cambió la historia, aunque Central Córdoba nunca se rindió. Fue como pudo y el local se sostuvo en la seguridad de Ramiro Macagno. En el juego, los de Rondina se llevan un aprobado. Claro no les alcanzó.

Newell´s sigue sin guion y con un técnico apenas discreto que se equivoca más de lo que acierta. Le tocó ganar nada más. Por un tal Rodríguez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.