Top 12 de la URBA: SIC festejó en el clásico contra CASI, no afloja en los grandes retos y ya puede pensar en la semifinal con Hindú

·4  min de lectura
El capitán de SIC, Tomás Meyrelles, deja atrás a Jerónimo Solveyra, el fullback de CASI: el visitante fue muy superior en el clásico de San Isidro, que ganó por 35-13 en el Top 12 de la URBA.
LA NACION/Ignacio Sánchez

La moneda de la fortuna mostró sus dos caras en la Catedral. Obró en desmedro de la monotonía y las ilusiones de medio San Isidro; favoreció la emoción y los sueños de la otra mitad. Hubo fiesta y mucho calor. También bronca y decepción. Sin brillar intensamente, con ráfagas de individualidades y una admirable solidez de sus forwards, el SIC derrotó al CASI por 35 a 13 y se quedó por segunda vez en la temporada con el superclásico. Algo que los zanjeros no lograron en 2019, cuando fueron campeones del Top 12 de la URBA.

No son noticias las realidades dispares que tienen el CASI y el SIC, más allá de sus historias deportivas llenas de grandeza. Tampoco es necesario preguntarse por qué el éxito de uno va a la par de los fracasos del otro en los últimos años. La rivalidad de zanjeros y académicos siempre revive, hasta el infinito. Está en ese marco conmovedor de la pasión rugbística, potenciada con sus máximos colores; en esa Catedral que lució repleta; en San Isidro dividido latiendo en cada jugada. El honor excede a los momentos y a las estadísticas.

El plantel de SIC celebra ante su hinchada en la Catedral; el ganador sigue recortando la desventaja en el historial contra CASI.
LA NACION/Ignacio Sánchez


El plantel de SIC celebra ante su hinchada en la Catedral; el ganador sigue recortando la desventaja en el historial contra CASI. (LA NACION/Ignacio Sánchez/)

El SIC se quedó con el clásico porque tuvo alma de campeón. Lo expuso siempre. Envuelto en la certera patada del Negro Gastón Arias y en la actitud ganadora de Tomás Meyrelles, Jacinto Campbell y Tomás Comissatti. La mostraron en ese comienzo duro, aferrados a sus convicciones, dedicándole el esfuerzo de toda la primera línea y la prestancia de sus backs. “Se siente que cada uno de los que jugamos da la vida por el otro. Estamos muy enfocados en que se repita lo del 2019, cuando el SIC salió campeón”, expresó Justo Piccardo, que con tan sólo 19 años y su primera temporada en primera es uno de los trymen del SIC.

Durante los 30 minutos iniciales, el SIC tuvo que luchar mucho. Sobre todo, porque los delanteros académicos anticiparon siempre y Jerónimo Prisciantelli imprimió buen ritmo a cada ataque. Así y todo, en esa media hora de gracia de los locales, el SIC sumó un try de Piccardo y dos penales Arias.

Un piquete de Andrea Panzarini y Federico Giorgiutti; la defensa es otro punto alto de este SIC ganador de la zona A del Top 12.
LA NACION/Ignacio Sánchez


Un piquete de Andrea Panzarini y Federico Giorgiutti; la defensa es otro punto alto de este SIC ganador de la zona A del Top 12. (LA NACION/Ignacio Sánchez/)

La gran reacción de los zanjeros se produjo sobre el cierre de la primera etapa, en una corrida de Santos Rubio que terminó con Piccardo perforando el in-goal. Esa jugada fue como un golpe en la cabeza que le hizo recobrar la memoria y la confianza al visitante.

Después, fue un monólogo de 40 minutos. El SIC se animó, arriesgó, mientras que, inexplicablemente, el CASI aflojó el ritmo y comenzó a sumar errores de manejo. Su público comenzó a apagarse y el SIC, envalentonado por el apoyo de los suyos, no desaprovechó la chance de humillarlo en su propia casa. Para desatar una verdadera locura en rodeo ajeno, asegurarse ganar el grupo A del Top 12 y pensar ya en la semifinal que sostendrá dentro de dos sábados contra Hindú.

Santos Rubio vuelta para tacklear a Juan Akemeier, que consiguió un try a los 5 minutos de juego, cuando el clásico empezaba bien para CASI; terminaría de forma opuesta.
LA NACION/Ignacio Sánchez


Santos Rubio vuelta para tacklear a Juan Akemeier, que consiguió un try a los 5 minutos de juego, cuando el clásico empezaba bien para CASI; terminaría de forma opuesta. (LA NACION/Ignacio Sánchez/)

Síntesis de CASI 13 vs. SIC 35

  • CASI: Jerónimo Solveyra; Juan Akemeier, Benjamín Belaga, Matías Phelan y Felipe Probaos; Gerónimo Prisciantelli y Agustín Figuerola (capitán); Luis Briatore, Juan Ymaz y Vicente Boronat; Agustín Posleman y Leo Mazzini; Ignacio Nieto Sánchez, Juan Torres Obeid y Facundo Scaiano

  • Entrenador: Patricio O’Reilly.

  • Cambios: ST, Hugo García por Nieto Sanchez; 8 minutos, Alejo Lavallén por Phelan; 26, Tomás Carman por Boronat; 31, Bautista Bernasconi por Torres Obeid y Alejo Montes de Oca por Probaos, y, 36, Franco Pastorino por Ymaz.

  • SIC: Juan Pablo Zervino; Federico Giorgiutti, Justo Piccardo, Santos Rubio y Jacinto Campbell; Gastón Arias y Juan Soares Gache; Tomás Meyrelles (capitán), Tomás Comissatti y Marcos Borghi; Federico Haedo y Lucas Sommer; Marcos Gatica, Andrea Panzarini y Marcos Piccinini.

  • Entrenadores: Santiago González Bonorino y Lucas Cilley.

  • Cambios: ST, 5 minutos, Alejandro Daireaux por Comissatti; 18, Mateo Albanese por Soares Gache; 27, Lucas Rocha por Panzarini y Gonzalo Hughes por Gatica, y 29, Santiago Pavlovsky por Zervino.

  • Primer tiempo: 5 minutos, try de Akemeier (C); 9, gol de Arias por try de Piccardo (S); 13, penal de Arias (S); 18, penal de Prisciantelli (C); 31, try de Probaos (C); 39, penal de Arias (S), y 40, gol de Arias por try de Piccardo (S). Resultado parcial: CASI 13 vs. SIC 20.

  • Segundo tiempo: 11 minutos, penal de Arias (S); 19, gol de Arias por try de Giorgiutti (S), y 21, try de Campbell (S). Resultado parcial: CASI 0 vs. SIC 15.

  • Arbitro: Nehuén Jauri Rivero.

  • Cancha: Club Atlético de San Isidro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.