Tom Brady reconoce que a los 45 años no hay margen de error en la NFL

·2  min de lectura

Redacción Deportes, 14 sep (EFE).- Tom Brady, 'quarterback' de los Tampa Bay Buccaneers, reconoció este miércoles que a sus 45 años no hay margen de error en la NFL ya que cada golpe le deja moratones más prolongados.

"No hay margen de error en este juego cuando tienes 45 años porque recibes muchos golpes y sientes cada uno muy duro. Cuando eres más joven, tu cuerpo es muy diferente con los moratones y raspones", explicó el considerado mejor jugador de la historia.

En la semana uno de la temporada 2022, Brady llevó a los Bucs al triunfo 19-3 sobre los Dallas Cowboys en un duelo en el que fue capturado dos veces y sufrió una intercepción.

Fue el primer partido de su temporada número 23 en la liga, algo que dijo resintió al levantarse el pasado lunes por la mañana.

"Me desperté y dije: 'Santo cielo', hubo algunos golpes, miré mi brazo y vi varios moratones y cortes. Cuando tienes 45 años, tu cuerpo cambia mucho. Entonces me pregunté, '¿con qué estoy lidiando ahora?", agregó el 15 veces seleccionado al Pro Bowl.

El mariscal de campo que más Super Bowls ha ganado en la NFL, con siete, aceptó que entre las preguntas que se hace está la de cuánto tiempo soportará este nivel de competencia.

"Dices, 'todo está bien', pero '¿cuánto tiempo más quiero hacer esto?' Obviamente me comprometí para este año y todo va a ser como siempre, seguiré evaluando los diferentes aspectos del juego", explicó.

En febrero pasado, Brady anunció su retirada tras 22 temporadas, pero 40 días después reculó en su decisión y anunció que jugaría su campaña 23 para buscar un octavo anillo de campeón.

En la pretemporada se perdió los dos primeros partidos de los Buccaneers, estuvo ausente 11 días para arreglar asuntos personales, aunque volvió para jugar en el último juego de preparación de su escuadra en medio de rumores sobre una crisis en su matrimonio.

A pesar de las dolencias que le dejó su debut en esta temporada, el 'quarterback' aseguró que no fallará a su compromiso con los Buccaneers.

"Lo tomaré día a día y lo evaluaré a medida que venga, todavía es muy divertido para mí, aún lo disfruto; lo siento ahí afuera en el campo, siento alegría, felicidad y camaradería en cada partido".

A pesar de esa felicidad Brady dejó entrever que el final de su carrera está cada vez más cerca.

"No he tenido una Navidad en 23 años, ni un Día de Acción de Gracias, no he celebrado cumpleaños con gente que me importa que haya nacido entre agosto y enero. Llega un punto en el que dices: 'Me he saciado y es tiempo de continuar a otras partes de la vida'".

Este domingo, Tampa Bay visitará a los New Orleans Saints en la semana 2 de la temporada 2022 de la NFL.

(c) Agencia EFE