Tom Brady tiene listo el día después de su retiro de la NFL: a qué se dedicará y el contrato multimillonario que lo espera

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lewis Hamilton, Michael Jordan, David Beckham y Tom Brady, en el Gran Premio de Fórmula 1 en Miami.
@espn

NUEVA YORK.- Tom Brady se unirá a Fox Sports como analista principal de la National Football League (NFL) cuando termine su carrera en el fútbol americano. Sea cuando sea.

Brady, el aparentemente eterno mariscal de campo superestrella, tiene toda la intención de vestirse con los Tampa Bay Buccaneers esta próxima temporada a los 45 años. Pero cuando se retire, el trabajo de la Fox le estará esperando.

Tom Brady al adjudicarse su séptimo Super Bowl: un monstruo del deporte
TIMOTHY A. CLARY


Tom Brady al adjudicarse su séptimo Super Bowl: un monstruo del deporte (TIMOTHY A. CLARY/)

Brady se unirá a otros mariscales de campo prominentes de su generación, como Peyton Manning, Drew Brees y Tony Romo, que han optado por carreras de alto perfil y altamente lucrativas en los medios de comunicación al final de sus días como jugadores.

Lachlan Murdoch, director ejecutivo de Fox, hizo el anuncio el martes. El locutor Kevin Burkhardt será el compañero de Brady. “Será una carrera televisiva estelar y emocionante”, dijo Murdoch, “pero eso depende de él para tomar esa decisión cuando lo considere oportuno”.

Y ese momento no está muy claro. Brady tuiteó que estaba emocionado pero que tenía “muchos asuntos pendientes en el campo de juego con los Buccaneers”. Brady sí anunció su retiro después de la temporada pasada, pero la decisión no cuajó. Decidió volver poco más de un mes después. “Estos dos últimos meses me he dado cuenta de que mi lugar sigue estando en el campo y no en las gradas”, escribió Brady.

Brady siente que todavía puede darle más alegrías a los hinchas de los Buccaneers de Tampa Bay
Brady siente que todavía puede darle más alegrías a los hinchas de los Buccaneers de Tampa Bay


Brady siente que todavía puede darle más alegrías a los hinchas de los Buccaneers de Tampa Bay

Brady se unió a los Buccaneers para la temporada 2020 y rápidamente ganó su séptimo Super Bowl, después de 20 temporadas y seis victorias en el Super Bowl con los New England Patriots. Incluso, la temporada pasada, a los 44 años, lideró la liga en yardas de pase, touchdowns y pases completados.

Brady dijo una vez que esperaba jugar hasta los 45 años, pero lo superará después de su cumpleaños en agosto. Últimamente ha sido más impreciso sobre cuánto tiempo podría seguir jugando.

Los jugadores, y especialmente los quarterbacks, han sido tentados durante décadas para pasar a la cabina de transmisión al final de sus carreras como jugadores. Pero la competencia por conseguir al próximo locutor estrella se ha intensificado hasta el punto de que algunos jugadores especialmente codiciados firman ahora contratos de televisión antes de terminar de jugar.

Brees, el exmariscal de campo de los New Orleans Saints, firmó un contrato con la NBC antes de terminar su carrera, mientras que el ex ala de los Carolina Panthers, Greg Olsen, anunció simultáneamente su retiro y su nuevo trabajo en la Fox el año pasado.

Dado que Fox y CBS televisan unos 13 partidos combinados cada domingo de la NFL, cada cadena tiene varios equipos de locutores diferentes para cubrir numerosos partidos que se celebran simultáneamente en diferentes ciudades.

Tom Brady junto a su esposa, la modelo brasileña Giselle Bundchen, y sus tres hijos
Captura


Tom Brady junto a su esposa, la modelo brasileña Giselle Bundchen, y sus tres hijos (Captura/)

En otros tiempos, los exjugadores tenían que amagar con aprender el nuevo trabajo: el exmariscal de campo de los Dallas Cowboys, Troy Aikman, pasó un año en el equipo de transmisión número 2 de Fox en 2001 antes de ser elevado al equipo principal durante las últimas dos décadas, mientras que el exmariscal de campo de los Giants, Phil Simms, comenzó su carrera de transmisión como parte de una cabina de tres hombres.

Las cadenas de televisión que retransmiten el fútbol americano suelen hablar con los entrenadores, los quarterbacks y, a veces, con otros jugadores antes de los partidos para conseguir material para sus retransmisiones, y entrevistan constantemente a los jugadores. También hay campamentos de entrenamiento fuera de temporada para jugadores interesados en carreras en los medios de comunicación. A partir de estas interacciones, las cadenas mantienen listas de jugadores y entrenadores que creen que serán buenos en la televisión, y a menudo comienzan a tentarlos agresivamente antes de que terminen sus carreras como jugadores.

Hablar bien durante las charlas previas al partido o las entrevistas de cinco minutos no es la misma habilidad que retransmitir un partido entero o hablar durante horas en un estudio, como desgraciadamente aprendió Witten. Durante mucho tiempo se consideró que Brady tenía una personalidad bastante apagada, y durante años en los Patriots probablemente no habría sido un candidato principal para una carrera estelar en los medios de comunicación, a pesar de su éxito en el campo. Pero mientras juega en Tampa Bay ha parecido relajarse, mostrando un sentido del humor y comodidad con los medios de comunicación deportivos que Fox espera que lleve a las transmisiones de los partidos.

Tom Brady, un referente al que se escuchará por TV
MICHAEL REAVES


Tom Brady, un referente al que se escuchará por TV (MICHAEL REAVES/)

El año pasado, la NFL firmó nuevos acuerdos de retransmisión a largo plazo por valor de más de 100.000 millones de dólares, y con ellos llegó una ronda salvaje de caza de talentos y renegociación de contratos que supuso un cambio en muchas de las cabinas de retransmisión conocidas por los aficionados a la NFL.

Después de varios años de pasar por equipos de retransmisión poco inspirados para “Monday Night Football”, ESPN finalmente gastó mucho este año para atraer a Joe Buck y Aikman de Fox, donde habían transmitido los partidos durante 20 años. Burkhardt sustituirá a Buck en la transmisión principal de Fox, pero aún no han anunciado quién se unirá a él y mantendrá el asiento caliente hasta que Brady se retire.

Amazon, que ha ampliado el número de partidos que emitirá en virtud del nuevo acuerdo de televisión de la NFL firmado el año pasado, ha sacado a Al Michaels de la NBC y ha conseguido que ESPN permita al analista de fútbol universitario Kirk Herbstreit unirse a la cabina mientras mantiene su trabajo en ESPN. Mike Tirico sustituirá a Michaels en la locución de “Sunday Night Football” de la NBC.

Un contrato fabuloso: razones de un fenómeno

Las revelaciones sobre lo que será el contrato de Brady con Fox son el comentario de todo el mundillo de la NFL. Se menciona un convenio de 10 años para comenzar. Sea en 2023 o cuando el crack lo decida. Un convenio al estilo de los que firman los grandes jugadores de otros deportes con empresas patrocinantes. Planes a largo plazo. ¿Cuál es la cifra que se menciona para Brady por esos 10 años comentando partidos de la NFL? Nada menos que 375 millones de dólares.

El acuerdo convertirá a Brady en el locutor deportivo mejor pago. Es el doble del récord, lo que percibe Tony Romo de parte de la CBS desde 2020, y casi el tripe de lo que la compañía Disney paga a Stephen A. Smith.

¿A qué se debe este fenómeno? Dicen los que manejan la información de las grandes cadenas que los relatores o comentaristas no cambian las métricas de los partidos. Nadie sintoniza o deja de sintonizar (en un número lo suficientemente grande como para marcar la diferencia) un partido determinado por quién o cómo se locuta. El juego es la atracción, los relatores y comentaristas sólo ayudan a elevar o desinflar la atmósfera. John Skipper, antiguo director de ESPN, dijo que los datos internos de la empresa mostraban que la persona que conducía el partido apenas influía en las cifras de audiencia. “Nunca vi ni una pizca de evidencia de que la gente en la cabina cambiara los índices de audiencia ni siquiera un poco. La carrera por contratar gente tiene que ver sobre todo con el orgullo interno”, sostuvo.

Contratar a caras famosas para que hablen de los partidos tiene que ver con el prestigio y el ego. La esperanza de la Fox es que Tom Brady, siendo Tom Brady, atraiga millones de dólares extra en ingresos publicitarios.

Fuentes: The New York Times y The Guardian

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.