Tokio 2020: Selemon Barega recupera el reinado de Etiopía en las carreras de fondo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El etíope Selemon Barega celebra con la bandera de su país luego de ganar la medalla de oro en los 10.000 metros en Tokio 2020.
Martin Meissner

Los Juegos Olímpicos Tokio 2020 ya tienen al primer campeón de atletismo. Se trata del etíope Selemon Barega, que obtuvo su medalla de oro después de ganar la final de 10.000 metros en lo que fue una carrera táctica, llena de incertidumbres y con ocho candidatos que dieron el máximo en los últimos 400 del circuito.

La exhibición de los atletas africanos en los 10.000 metros quedó demostrada. Además del oro para Selemon Barega, la plata fue para Joshua Cheptegei, de Uganda, y el bronce para Jacob Kiplimo, también de Uganda. De esta manera, África se consolida como el continente de donde salen los corredores más rápidos del mundo en las pruebas de media y larga distancia.

El etíope Selemon Barega festeja al cruzar la meta en primer lugar; ganó la medalla de oro en los 10 mil metros llanos, la primera final del atletismo en Tokio 2020.
David J. Phillip


El etíope Selemon Barega festeja al cruzar la meta en primer lugar; ganó la medalla de oro en los 10 mil metros llanos, la primera final del atletismo en Tokio 2020. (David J. Phillip/)

El inicio de la carrera fue toda para el ugandés Stephen Kissa, que tomó las riendas de las primeras vueltas, dejando una distancia de casi 50 metros con el resto del grupo, que venía siendo liderado por los keniatas Rhonex Kipruto y Weldon Langat. El ugandés Cheptegei, máxima figura de la prueba y recordman mundial, lejos estaba de ser protagonista. Completó el paso de los primeros 2.000 metros en el puesto 20° y se puso octavo en los 3.000 metros con 8′30″6. Algo se estaba guardando para el final. Estas pruebas no dejan de ser carreras largas y rápidas, donde cada zancada suma. Por eso no sorprendió que Cheptegei quede en la tercera posición luego de los 4.000 metros.

Los atletas de Uganda intentaron hacer una carrera táctica con Stephen Kissa como bandera, a quien mandaron en solitario, y los demás africanos tuvieron que mover fichas. Los etíopes -con Barega a la cabeza- tuvieron una actitud más conservadora y se guardaron todo para los 400 metros finales. Cuando faltaban 200 metros, Barega sentenció la carrera.

Selemon Barega, of Ethiopia, celebrates after winning the men's 10,000-meters final at the 2020 Summer Olympics, Friday, July 30, 2021, in Tokyo. (AP Photo/David J. Phillip)
David J. Phillip


Selemon Barega, of Ethiopia, celebrates after winning the men's 10,000-meters final at the 2020 Summer Olympics, Friday, July 30, 2021, in Tokyo. (AP Photo/David J. Phillip) (David J. Phillip/)

Barega tiene 21 años y nació en Gurage, una región de dos millones de habitantes con poco apego por el deporte. Allí todas las familias se dedican a trabajar en la agricultura y el comercio.

“Mi gente no sabe nada de deporte, se enfocan solo en el trabajo”, confesó Barega en alguna oportunidad. Incluso su familia no vio con buenos ojos que quisiera dedicarse al atletismo. No lo aceptaron hasta que vieron que uno de sus siete hijos tenía talento y le permitieron viajar a Addis Abeba , la capital de Etiopía, donde empezó a entrenarse con los mejores.

Selemon Barega celebra después de ganar la carrera de 10.000 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio
Martin Meissner


Selemon Barega celebra después de ganar la carrera de 10.000 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio (Martin Meissner/)

Tiempo después le llegó la fama y la oportunidad de participar en distintos circuitos europeos, donde reina la organización y la estabilidad económica. Barega se convirtió hoy en campeón olímpico en Tokio y es una de las estrellas del fondo etíope. Así, ganó la primera batalla contra los atletas de Uganda. En unos días, habrá otra: la carrera de los 5.000 metros.

Desde los Juegos Olímpicos México 68, los corredores de Kenia y Etiopía han dominado las carreras de media y larga distancia en atletismo. Entre los dos países tienen más del 90% de los récords mundiales. Para tomar más dimensión, en la prueba de hoy siete atletas africanos terminaron entre los diez primeros.

Barega es la nueva realidad del atletismo de Etiopía y está convencido que el secreto de su éxito es haber corrido desde chico. “Correr es mi estilo de vida. Si mi familia necesitaba agua, iba corriendo. Si necesitaba comida, iba corriendo. Vengo de una familia de ocho hermanos y todos corrimos a lo largo de nuestra infancia, aunque yo fui el primero en competir. Mi escuela estaba a unos 50 minutos de mi casa, dependiendo de lo rápido que corriera. Ese camino lo hacía dos veces al día desde los siete años”, reconoció en una oportunidad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.