Tokio 2020. Niña prodigio: una china de 14 años hizo tres saltos ornamentales de 10 puntos y es campeona olímpica

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Con todas 10, la china Quan Hongchan logra la medalla dorada en clavados de plataforma de 10 metros de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020
ATTILA KISBENEDEK

A veces el olimpismo permite encontrar esos paralelos que acaban con la relación espacio-tiempo. Recortar 45 años y encontrar parecidos que nos permiten eliminar esa brecha y nos sitúan en el ayer y el hoy. La china Hongchan Quan es una niña. Tiene apenas 14 años. Realiza una actividad poco practicada en nuestro país: saltos ornamentales. Y en tres de las oportunidades que se lanzó desde la plataforma de 10 metros a la pileta consiguió que todos los jurados consideraran lo mismo: sus movimientos fueron perfectos y merecieron calificaciones de 10. Lo que se creía imposible. Nadie había hecho algo semejante. Será otro de los momentos de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que quedarán señalados para la eternidad.

// // //

También tenía 14 años Nadia Comaneci cuando en Montreal dejó al público pasmado por su actuación. En las barras asimétricas se movió con gracia y exactitud. Ejecutó movimientos que parecían trazados por el lápiz de un dibujante. Inmediatamente todos supieron ese 18 de julio de 1976 que acababan de ver a la ganadora de la competencia. Pero el asombro, la confusión y el malestar empezó a crecer como un rumor cuando la calificación de los jueces apareció en el tablero electrónico: 1.00 (uno). Fue un cachetazo, un desafío a la razón. Pero antes de que se desatara un escándalo, la voz del estadio aclaró: el cartel no estaba preparado para alojar cuatro dígitos. Sencillamente porque eso nunca había ocurrido. La actuación de la adolescente rumana era un 10.00. La primera actuación perfecta en la historia de la gimnasia.

No tuvo ese problema Quan con las modernas pantallas que reflejaron claramente la coincidencia de los árbitros que la calificaron. Ella lo miró seria, sin expresiones en su rostro que permitieran inferir alegría o emoción alguna.

Hongchan Quan también caminó por la plataforma con frialdad. Como si nada la afectara. Se acercó al borde directa y decidida. Los medios chinos dicen que empezó a saltar a los 7 años y que por eso todo le resulta muy natural. Suele ser así, los genios actúan muchas veces sin la necesidad de saber que lo son. De esa manera se vivió ese momento histórico: Quan ganó el oro con el puntaje perfecto en tres de sus cinco saltos. Es tan chica que todavía no procesa el vértigo de las presiones deportivas. Disfruta, sin saberlo, del tesoro de la inocencia.

Es la integrante más joven de la delegación de China. Terminó con 466,20 puntos, después de obtener la calificación óptima (10) en las ruedas 2, 4 y 5, por lo que superó largamente a su compatriota Yuxi Chen, de 15 años, y con 425,40 puntos, y a la australiana Melissa Wu, que quedó muy lejos, con 371,40.

Aquí vale aclarar que en la época de Comaneci, los puntajes en las pruebas de apreciación iban del 1 al 10, simplemente. Ahora también se califica así, pero el resultado final se determina al multiplicar ese registro por el grado de dificultad de la maniobra que el atleta ensayará (y que es previamente anunciada a los jurados). El valor de la dificultad de los saltos ya está preestablecido. Es por eso que los números no reflejan el 10 perfecto.

En el segundo salto, un triple mortal y medio hacia adentro (3,2 grados de dificultad), fue su primera ejecución insuperable. Sencillamente, no se puede hacer mejor. Hacia adentro, significa que lo hizo de espaldas a la pileta.

Seguí en vivo la tabla de medallas ganadas por los países que participan de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Los saltos son calificados por siete jueces. Se eliminan las dos notas más altas y las dos más bajas. Luego, el puntaje resultante, se multiplica por el grado de dificultad. Como todos los jueces puntuaron 10, Quan logró 30 puntos que, multiplicados por 3,2 dan el total de 96.

Apoyada sobre sus manos, un doble mortal con un giro y medio fue el cuarto salto (también de 3,2 de dificultad) y otro perfecto 96. En el quinto intento, un doble mortal de espaldas con un giro y medio (3,2), también le valió la calificación perfecta.

Hongchan Quan, del equipo de China, celebra durante la ceremonia de entrega de medallas para la final de la plataforma de 10 metros femenina el día trece de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el Centro Acuático de Tokio el 05 de agosto de 2021 en Tokio, Japón.
Clive Rose


Hongchan Quan, del equipo de China, celebra durante la ceremonia de entrega de medallas para la final de la plataforma de 10 metros femenina el día trece de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el Centro Acuático de Tokio el 05 de agosto de 2021 en Tokio, Japón. (Clive Rose/)

Mientras China se confirma como la gran potencia mundial de los clavados, con un total de 6 medallas doradas y 4 plateadas, el mundo observa con asombro a esta niña prodigio. Tiene 14 años. Es fascinante pensar todo lo que todavía puede mejorar. Qué hará en estos cuatro años antes de Paris 2024 y qué nos encontraremos cuando llegue a ser mayor de edad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.