Tokio 2020. Dayana Sánchez reivindicó la lucha de la mujer en el boxeo argentino

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Esra Yildiz (roja) del Equipo Turquía intercambia golpes con Dayana Erika Iohanna Sanchez del Equipo Argentina durante el Ligero Femenino (57-60 kg)Esra Yildiz (roja) del Equipo Turquía intercambia golpes con Dayana Erika Iohanna Sanchez del Equipo Argentina durante el Ligero Femenino (57-60 kg)
Buda Mendes

El ascenso al ring del estadio Kokugikan de Tokio por parte de la cordobesa Dayana Sánchez, significó algo más trascendente que el debut histórico de una fue boxeadora argentina en este tipo de competencias oficializadas en los Juegos de Londres 2012. Simbolizó el reconocimiento y la reivindicación para un conjunto de mujeres argentinas que hace mucho tiempo pusieron su cuerpo, su imagen y su dinero para participar de este mundillo reservado para caballeros.

En vivo. El medallero de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

La derrota de la entusiasta Sánchez ante la turca Esra Yildiz, por puntos en cuatro rounds, se archivará como un dato estadístico frustrante dentro de las posiciones de liderazgo que aún mantiene el pugilismo nacional. Sin embargo este capítulo es especial y lo excluye de todo tipo de críticas. Es imprescindible valorar a quienes pujaron parar abrir caminos y perdurar en este circuito en períodos controvertidos, que hoy comparte casi -indiferentemente- funciones en ambos sexos.

El experto Marcos Vistalli, describe en su libro: “Historia del boxeo de Tandil” lo acontecido al ver en acción a la bonaerense Elvecia Cheppi en su match de exhibición a cinco rounds con el profesional Mayórico González, el 20 de marzo de 1926 en el club Independiente de Tandil, ante el asombro de un público que exultante pidió un round adicional a lo pactado siendo complacido por ambos atletas.

Marcela Acuña
Marcela Acuña


Marcela Acuña

Cheppi, representante de Tres Arroyos y González Chávez, es considerada como la primera boxeadora que con cierta regularidad y seriedad practicó este deporte en cuadriláteros locales.

Aparecieron luego -en la década del 50- los reportajes de Ebe Bedrune, una mujer misteriosa para éste ámbito, en la página central de la célebre revista: “KO Mundial”.

Allá por 1955, una joven de 17 años: Mary Canesa tomaba -paulatinamente- las riendas y el lanzamiento internacional de los guantes “Corti”, que su creador Eduardo Corti, un ex púgil de gran experiencia en Estados Unidos había puesto en marcha en 1938. Con el apoyo del Luna Park y del estadounidense Emile Bruneau, hombre fuerte de la AMB, aprobaron sus diseños para las peleas mundiales de Horacio Accavallo y Nicolino Locche, pudiendo -incluso- recomponer su uso en peleas de Carlos Monzón en la Argentina tras una objeción de los representantes de Emile Griffith en 1971. Mary dirimió “cara a cara” con empresarios locales y extranjeros para poder imponer su marca.

La salteña Romina Arroyo, por propios méritos, contó con el lanzamiento de la (AMB) convirtiéndose en la primera referee mundialista
La salteña Romina Arroyo, por propios méritos, contó con el lanzamiento de la (AMB) convirtiéndose en la primera referee mundialista


La salteña Romina Arroyo, por propios méritos, contó con el lanzamiento de la (AMB) convirtiéndose en la primera referee mundialista

A fines de los años 80, las hermanas Poldy y Carolina Saldaño -hijas de Horacio, “La Pantera Tucumana- y la abogada María Fernanda Carolo, practicantes de boxeo en los gimnasios de la Universidad de Derecho de Buenos Aires y en los subsuelos de la estación ferroviaria de Constitución elevaron un proyecto ante el Congreso de la Nación solicitando su legalización en Argentina. Y tuvieron eco tras una larga disputa.

A partir de allí, todo comenzó. Como novedad y con elogios. Ya sin objeciones; con la consagración de casi treinta de campeonas mundiales. Y un trío de exponentes de valía universal: Marcela Acuña, Alejandra Oliveras y Yésica Bopp.

Esra Yildiz (roja) del Equipo Turquía intercambia golpes con Dayana Erika Iohanna Sanchez del Equipo Argentina durante el Ligero Femenino (57-60 kg)
Buda Mendes


Esra Yildiz (roja) del Equipo Turquía intercambia golpes con Dayana Erika Iohanna Sanchez del Equipo Argentina durante el Ligero Femenino (57-60 kg) (Buda Mendes/)

Silvana Carsetti se convirtió en referente de opinión en los ciclos de “Boxeo de Primera” desde hace 15 años, Carolina Duer fue promotora de sí misma y productora del exitoso ciclo: “Viernes de boxeo” de la TV pública. La salteña Romina Arroyo, por propios méritos, contó con el lanzamiento de la (AMB) convirtiéndose en la primera referee mundialista. Aprovechó al máximo todas las enseñanzas heredadas de Sara Gramajo, pionera del arbitraje cordobés.

Eva Gatica, hija del inolvidable José María Gatica, preside en la actualidad la Comisión de la Mujer en la FAB. Y desde ahí emergen los nuevos proyectos.

Cuando ayer por la mañana Dayana Sanchez alzó sus puños en el estadio Kokugikan de Tokio, un sinfín de mujeres lo hicieron con ella. Y todas fueron significativas en su debido tiempo. En el ring boxeando o en el escritorio peleando por sus ideas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.