Tokio 2020. A las cachetadas: el insólito ritual entre una judoca alemana y su entrenador

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El insólito ritual de una judoca alemana con su entrenador
Captura TV

La preparación que tiene cada atleta, tiene diferentes métodos. También, dependiendo de si se trata de un deporte en conjunto o individual, poseen sus formas de motivaciones y rituales. Algunas no se perciben, pero otras sí pueden percibirse.

Pero la que sí quedó en los ojos de todos los que siguen las alternativas de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fue el brusco estímulo de un preparador a una atleta alemana. Sacudida y abofeteada, una imagen que se viralizó e indignó a muchos en las redes sociales, pero que luego fue aclarada y por la judoca: “fue para animarme”.

Un ritual violento fue el que protagonizaron la judoca Martyna Trajdos, de Alemania y su instructor Claudiu Pusa, antes del ingreso de la luchadora al tatami. Primero, la sostuvo de su uniforme y la sacudió; luego le dio dos cachetadas, una con cada mano. Todo eso, para animarla en la previa al combate.

Pero fue la propia atleta la que se refirió a lo sucedido y aclaró la situación: “No se preocupen. Es el ritual que yo elegí antes de los combates. Mi entrenador solo está haciendo lo que yo le pedí que hiciera para animarme”, expresó Trajdos a través de Instagram en defensa de su preparador. Muchos quedaron impactados con la salida de Trajdos en el Nippon Budokan de la capital nipona, donde al margen de lo anecdótico cayó contra la húngara Szofi Ozbas en dieciseisavos de final de su categoría (-63 kg femenino).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La medalla de oro en la división de Trajdos fue para la francesa Clarisse Agbegnenou, que se impuso a la eslovena Tina Trstenjak en la gran final. Catherine Beauchemin-Pinard y Maria Centracchio, de Canadá e Italia, respectivamente, se quedaron con las medallas de bronce.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.