Tokio 2020: El atleta del equipo de refugiados que se cayó, llegó último y rompió en llanto en el Estadio Olímpico

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
James Nyang Chiengjiek del Equipo Olímpico de Refugiados se lamenta después de una caída durante las eliminatorias masculinas de 800 metros
James Nyang Chiengjiek, el atleta del Equipo de Refugiados/JEWEL SAMAD

Bronca y tristeza fue lo que sintió James Nyang Chiengjiek, el atleta del Equipo de Refugiados que cayó en la pista de atletismo, llegó último en su prueba y rompió en llanto en pleno Estadio Olímpico en Tokio 2020.

James, de 27 años, es uno de los 29 deportistas que forma parte del equipo de refugiados y en Tokio 2020 participó en los 800m, donde finalizó último en su serie tras caerse apenas comenzaba.

Después de la primera curva, los atletas comenzaban a enfilarse en un mismo carril y fue allí donde tropezó con el que finalmente fue ganador de la serie, el estadounidense Clayton Murphy, que llegó a la meta en 1m 45s.

La prueba con dolor

El joven de Refugiados lejos de abandonar, con algunos dolores en su pierna y hombro, se levantó, culminó la carrera en un tiempo de 2m 02s y tras pasar la línea de llegada se arrodilló y descargó llorando. Luego, pidió disculpas en cámara, por su performance.

James, que participó de sus segundos Juegos Olímpicos, tras correr los 400m en Río 2016, lleva una dura vida transitada, tras huir de la guerra de pequeño, donde fue apañado por otro país. Allí logró destacar su habilidad y se ganó una beca para poder correr y participar en competencias internacionales.

La resiliente historia de James Nyang Chiengjiek

James nació de Bentiu, Sudán del Sur, África. Su padre era un soldado que murió en 1999 durante la guerra civil danesa y cuando Chiengjiek era niño, corría el riesgo de ser obligado a participar en el ejército por lo que se vio obligado a huir a los 13 años.

James Chiengjiek, del Refugee Olympic Team, reacciona después de una eliminatoria en la carrera de 800 metros masculinos en los Juegos Olímpicos de Verano de 2020, el sábado 31 de julio de 2021, en Tokio.
James Chiengjiek, del Refugee Olympic Team, reacciona después de una eliminatoria en la carrera de 800 metros masculinos en los Juegos Olímpicos de Verano de 2020, el sábado 31 de julio de 2021, en Tokio. (Petr David Josek/)

Llegó a Kenia en 2002 y se integró en el campo de refugiados de Kakuma, donde recibió el apoyo del ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados). Allí fue a la escuela y comenzó a correr y descubrieron su talento en las pruebas de fondo. Tras varios años de entrenamiento en Kakuma y en una base especializada en Ngong, cerca de Nairobi, Chiengjek logró integrar el primer Equipo Olímpico de Atletas Refugiados del Comité Olímpico Internacional, en el cual compitió en los Juegos de Río 2016.

Actualmente, el joven, junto con otros dos compatriotas - Rose Nathike Likonyen y Paulo Amotun Lokoro- continúan recibiendo la beca del COI y tras concluir su participación en atletismo en Tokio 2020 viajarán a estudiar a Canadá.

James Nyang Chiengjiek (L-R) del Equipo Olímpico de Refugiados (L-R) El español Saul Ordóñez y Melese Nberet de Etiopía compiten en las eliminatorias masculinas de 800 metros.
James Nyang Chiengjiek (L-R) del Equipo Olímpico de Refugiados (L-R) El español Saul Ordóñez y Melese Nberet de Etiopía compiten en las eliminatorias masculinas de 800 metros. (JAVIER SORIANO/)

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

JJOO internal Promo banner
Toda la información sobre los Juegos Olímpicos de Tokio aquí
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.