Tití Fernández: desde el día que Messi le dio una nota a cambio de una gaseosa hasta la vez que Maradona le salvó la vida

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Tití Fernández, se encuentra en Brasil cubriendo el mundial
Julián Bongiovanni / LA NACION

A poco de debutar en las cocinas de MasterChef, Tití Fernández pasó por el piso de Flor de equipo y se animó al cuestionario “Intragable”. Una divertida anécdota con Adrián Paenza en Chicago, el día que Leo Messi le dio una nota a cambio de una gaseosa o cuando el nombrar a Diego Maradona le salvó la vida en Italia fueron algunas de las aventuras que el periodista deportivo recordó y lo salvaron de probar los platos asquerosos.

Paenza y la sangre... “En Chicago tuviste un problema médico y un amigo que intentó ayudarte se desmayó”, afirmó Georgina Barbarossa dándole el pie al invitado para que siga desarrollando el divertido episodio. “Yo tenía un problema de vesícula que no me lo podían descubrir y andaba con una ampolla de Buscapina compuesta y una jeringa. Estaba en Chicago y no es como acá que vas a una farmacia y te la inyectan. Me descompongo y estaba con Adrián Paenza, entonces le pedí por favor que me la aplique. El tema es que me pinchó mal, empezó a salir una gotita de sangre y se desmayó. Me tuve que terminar de poner yo la inyección”, recordó, entre risas, mientras le mandaba un saludo a su colega.

Gracias, Messi. La segunda pregunta también involucra a una gran figura del deporte. “¿Es verdad que conseguiste una nota con Messi porque le compraste una gaseosa?”, quiso saber la conductora casi sin poder creer lo que le estaba consultando. Tras confirmar la información, Fernández agregó: “Sí, le dije que le compraba no una gaseosa sino un camión de gaseosas”. Y enseguida narró la historia con lujo de detalles: “Estábamos en Venezuela y unos amigos me invitaron a jugar al golf. Yo tenía dos trasmisiones y tenía que tener notas para antes del partido y para después. Yo tenía arregladas notas con Tévez, con Cambiasso, con todo el mundo”, relató.

“Cuando termino de jugar al golf, ocurre un accidente en la autopista y los autos no iban ni para atrás ni para adelante. Los productores me decían: ‘¿Y?’. Cuestión es que llegué tarde y los futbolistas no me esperaron, se fueron a dormir la siesta. Yo dije: ‘Si no lo resuelvo, mañana renuncio porque la falta era mía porque yo me tenía que quedar ahí, no irme a jugar al golf. Me ve un amigo preocupado, le cuento y me dice: ‘Mirá, hasta hace dos minutos estuve con Leo acá, estaba emboladísimo, se fue a la habitación porque no sabía qué hacer’. Le digo que por favor lo llame y Messi le contesta: ‘Si me paga una coca cola bajo’. Bajó y me salvó. Cuestión es que estaba tan embolado que se quedó charlando 20 minutos y esa nota la cortamos y la fuimos usando para antes del partido, el entretiempo y el final”, recordó, entre risas.

Al borde de la muerte. Por último, el comentarista deportivo rememoró el día que casi lo matan en Nápoles y que se salvó por decir que era amigo de Diego Maradona. “Llegamos de Roma a Nápoles. Fuimos con Víctor Hugo a relatar un partido. Maradona nos consiguió una habitación en un hotel porque no había lugar en ningún lado. Teníamos que llegar y no sabíamos por dónde subir la colina. Entonces paramos en una plaza, había 300 tipos en moto y le pregunto por el hotel. Cuando ven el auto, me dicen: Milano. Allá el Norte y el Sur se odian... Nos querían dar vuelta el auto. Cuestión es que dijimos: ‘Momento, somos de la Argentina, somos amigos de Maradona y nos escoltaron con las motos hasta el hotel”, remató dando cuenta del furor que despertaba el futbolista en esa ciudad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.