La “Tigresa” Acuña reabre las puertas del Luna Park en una noche nostálgica e histórica

·4  min de lectura
A horas del regreso del legendario Estadio Luna Park, Marcela "La Tigresa" Acuña y Debora "La Gurisa" Dionicius cumplieron con la báscula.
Twitter @BoxeadorasArg

Cuando dos jóvenes porteños del siglo que pasó -Ismael Pace, hijo de Don Domingo, un célebre organizador de boxeo, tertulias y festivales en el viejo Buenos Aires y José “Pepe” Lectoure, un boxeador profesional nominado como primer campeón argentino de los livianos y acompañante de Justo Suárez, ”El torito de Mataderos”, por Estados Unidos-, decidieron arrendar por 700 pesos mensuales un baldío ferroviario frente al Correo Central de Buenos Aires, en enero de 1931, fueron tildados de aventureros e inconscientes. Jamás Pace y Lectoure imaginaron el suceso que alcanzarían edificando como pudieran el “Luna Park”, en aquellos pastizales que fueron inaugurados el 5 de marzo de 1932 como estadio de boxeo.

Ninguno de ellos -tampoco- hubiese vaticinado que la vieja mole de cemento cita en Avenida Corrientes y Bouchard, quedaría sanguíneamente acéfala con el paso del tiempo tras la muerte de Doña Ernestina de Lectoure -viuda de Pepe- en 2013. Y menos aún, que testaría el Luna Park a ramificaciones de la Iglesia Católica (Cáritas y Sociedad Salesiana de San Juan Bosco).

A horas del regreso del legendario Estadio Luna Park, Marcela "La Tigresa" Acuña y Debora "La Gurisa" Dionicius cumplieron con la báscula.
Twitter @BoxeadorasArg


A horas del regreso del legendario Estadio Luna Park, Marcela "La Tigresa" Acuña y Debora "La Gurisa" Dionicius cumplieron con la báscula. (Twitter @BoxeadorasArg/)

Hoy, este monumento cultural de Buenos Aires recuperará parte de su espíritu perdido: el boxeo , desechado para siempre por Juan Carlos “Tito” Lectoure, alma del estadio y promotor de sus noches pugilísticas mas brillantes, el 17 de octubre de 1987, tras una tibia y anodina pelea entre Ramón Abeldaño y Adolfo Arce Rossi.

Esteban Libera, su sobrino, tomó parte de las riendas del Luna tras su muerte en 2001 y modificó la última voluntad de su tío, reabriendo sus puertas pugilísticas en 2002 con la consagración de Omar Narváez, como campeón mundial mosca. Prolongó estos lineamientos hasta 2013. Fin del boxeo legítimo.

Hoy será una mujer: Marcela Acuña, ex bicampeona mundial, con 44 años, mucha gloria, muchos golpes y bastante carreteo, encargada de encender -otra vez- la energía boxística del Luna Park . La formoseña combatirá con la entrerriana Debora Dionicius, ex poseedora del cetro Supermosca (FIB), por el título interino de los plumas (OMB) en un match de diez rounds. El cetro absoluto corresponde a la puertorriqueña Amanda Serrano, la mejor boxeadora de la actualidad y participe del más alto nivel competitivo.

A horas del regreso del legendario Estadio Luna Park, Marcela "La Tigresa" Acuña y Debora "La Gurisa" Dionicius cumplieron con la báscula.
Twitter @BoxeadorasArg


A horas del regreso del legendario Estadio Luna Park, Marcela "La Tigresa" Acuña y Debora "La Gurisa" Dionicius cumplieron con la báscula. (Twitter @BoxeadorasArg/)

Acuña, que superó enfermedades pulmonares y contratiempos contractuales este año, fue un pilar del segundo ciclo pugilístico del Luna (2002-2013). Realizó 7 peleas en el mítico cuadrilátero por donde pasaron Luis Angel Firpo, Pacual Pérez, José María Gatica, Nicolino Locche y Carlos Monzón, entre tantos. Ganó su primera corona: Supergallo (WIBA) -única entidad de ese momento- ante la panameña Demaris Pinock Ortega e hilvanó luego tres victorias notables ante Alejandra Oliveras, Jackie Nava y Alicia Ashley. Trajinada, con 50 victorias (20 KO), 7 derrotas y 2 empates, intentará reconquistar un cetro que le fue despojado por desavenencias con sus manejadores en 2020.

Dionicius, su rival entrerriana, tiene 33 años y amplia experiencia en su condición de ex campeona mundial -2012 y 2018-. Hizo 14 cotejos titulares que exaltan sus 31 éxitos (6 KO) y 3 derrotas. De estilo agresivo y sin pegada no pudo recobrar aptitudes desde que perdió la corona con Jorgelina Guanini. Será todo un acertijo en este peso: 57 kg .

El combate reserva un sinfín de interrogantes basados en la recuperación de Acuña tras sus contratiempos anímicos y en el indescifrable potencial de Dionicius. Pronóstico incierto y reservado. La velada, que será televisada por TyC Sports a partir de las 22 horas. En el primer complemento, el invicto mendocino Kevin Muñoz, ganador de sus 12 combates, expondrá su título sudamericano supermosca ante el porteño Angel Aquíno, flamante campeón argentino de los gallos, en un match de diez asaltos.

A horas del regreso del legendario Estadio Luna Park, Marcela "La Tigresa" Acuña y Debora "La Gurisa" Dionicius cumplieron con la báscula.
Twitter @BoxeadorasArg


A horas del regreso del legendario Estadio Luna Park, Marcela "La Tigresa" Acuña y Debora "La Gurisa" Dionicius cumplieron con la báscula. (Twitter @BoxeadorasArg/)

Por su parte, el bonaerense Brian Suárez , campeón nacional de los semipesados, ganador de 15 cotejos (14 por KO) y una derrota en su debut, dirimirá con el colombiano Juan Boada, en un match de diez capítulos.

Como en los viejos tiempos, la temperatura de la Avenida Corrientes será otra. Hasta el viaje en subte hacia la terminal LN Alem tendrá otros tiempos. No habrá canillitas en la esquina voceando: “¡la 5° de clavo!” pero sí un sinfín de jóvenes pispeando el Instagram informativo. Irán los que nunca fueron y los veteranos de siempre.

En una época con tanto gris y tanto dolor, esta noche volverá a iluminar con todo su brillo la luna boxística de Corrientes y Bouchard. ¡Y lo celebramos!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.