Tigre finalista en la Primera Nacional: con el empuje de su gran goleador, Pablo Magnín, apuntala el sueño de volver a Primera

·3  min de lectura
Pablo Magnín festeja su gol, el 1-0 de Tigre ante San Martín de Tucumán
Prensa Tigre

Tigre venció a San Martín de Tucumán por 2-0 y se convirtió en finalista para el primer ascenso hacia la Liga Profesional (LPF). Así se quedó con el primer puesto de la Zona A en la última fecha de la Primera Nacional. Ahora jugará el lunes ante Barracas Central, que conquistó la Zona B al imponerse en la última jornada ante Villa Dálmine por 3-1.

Al cabo de las 34 fechas disputadas, el conjunto Matador llegó a las 60 unidades y quedó por encima de Quilmes (59), Almirante Brown (59) y el propio conjunto tucumano (57), que continuarán alimentando su ilusión de ascenso en el Reducido.

El 1-0 de Magnín

Los goles del Matador de Victoria los convirtieron Pablo Magnín e Ijiel Protti, ambos en la segunda etapa en la cancha de San Martín de Tucumán. Las anotaciones fueron a los 19 y 46 minutos , en la última instancia con el arquero local jugado y saliendo a marcar en la mitad de la cancha. La gran figura de Tigre fue Magnín, que anotó el primero y asistió a su compañero en el segundo en un acto generoso, ya que tenía el arco libre para definir, pero prefirió no ser egoísta.

El gol de Protti para el 2-0

De esta manera, el equipo orientado por el DT Diego Martínez (que ganó los últimos cuatro cotejos) se medirá en la definición por el primer ascenso a Primera con Barracas Central, ganador del grupo B.

Tigre se impuso ante San Martín en Tucumán
Prensa Tigre


Tigre se impuso ante San Martín en Tucumán (Prensa Tigre/)

En La Ciudadela tucumana, abarrotada por más de 25 mil simpatizantes del Ciruja, Tigre sacó pecho y exhibió autoridad. Después de un primer tiempo parejo, en donde el equipo local dispuso de las chances más claras, el Matador de Victoria supo pegar en el momento justo y así se llevó el triunfo reparador.

Cuando transcurría el minuto 20 de la segunda mitad, el lateral Sebastián Prieto (de buen rendimiento) escaló por izquierda y mandó el buscapié que fue conectado por Magnín, el goleador del torneo (22 tantos en 30 partidos), para batir la resistencia del guardavallas Ignacio Arce. El gol desesperó y neutralizó la reacción de San Martín, que fue impotente para inquietar a un Gonzalo Marinelli, que había sido figura en la primera parte.

Y como contrapartida, a medida que transcurría el reloj, aparecieron los huecos que dejó la defensa del local y que le permitieron a Tigre liquidar la historia. Así, a los 46 minutos, el delantero Magnín otorgó una nueva muestra de generosidad hacia Protti, quien este lunes no lució pero sí tuvo la suficiente capacidad como para no nublarse y asegurar el pasaporte a la final, con un remate certero.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.