Tiger Woods, sentimental, saborea la emotiva despedida de St Andrews en The Open

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Consumido por la emoción, Tiger Woods se secó las lágrimas y le dio un giro a su gorra en quizás un último adiós a St Andrews en The Open.

Durante tantos días y semanas hemos escuchado al mejor del juego rendir homenaje al Old Course y lo que de verdad significa jugar en la casa del golf. A veces es difícil apreciar de verdad por qué, en palabras de Woods, este lugar es “especial” y, bueno, “simplemente diferente”. Pero en medio de una clase magistral de Cameron Smith para tomar una ventaja dominante de cara al fin de semana, serán las imágenes de Woods caminar hacia el hoyo 18 las que evocarán la pasión más profunda por este juego en los años venideros.

El viejo Woods emergió solo de forma fugaz esta semana cuando el ganador de 15 majors luchó con la velocidad de los greens durante dos días frustrantes, no pasó el corte y registró una puntuación de nueve sobre par. Pero a pesar de languidecer desde el momento en que su pelota encontró divot (cuando el golpe arranca un pedazo de pasto) ayer, la ventaja competitiva de Woods se niega a abandonarlo, enfatizando que todavía está “un poco enojado” por perderse el fin de semana. Con tanta frecuencia y con ojos de acero, Woods se sintió abrumado por la efusión de gratitud y adulación que lo rodeaba en el icónico hoyo 18.

"Es muy emotivo para mí", admitió Woods. “He venido aquí desde 1995, no sé cuándo, creo que el próximo llegará en qué, 2030, y no sé si podré jugar físicamente para entonces”.

“Entonces, sentí que este podría haber sido mi último Abierto Británico aquí en St Andrews. Y los fans, la ovación y la calidez, fue una sensación increíble”.

Incluso hubo un momento mágico en la periferia de esta escena cinematográfica, que ilustra cuánto lo veneran sus contemporáneos.

Los compañeros de juego, Matt Fitzpatrick y Max Homa, se contuvieron para permitir que Woods fuera el centro del escenario en el Swilcan Bridge, mientras que un Rory McIlroy revitalizado, luchando para romper una mala racha de ocho años en las mayores esta semana, se congeló brevemente para sumergirse en la atmósfera y quitarse la gorra ante su héroe de la infancia desde el lado opuesto del campo.

“Fue genial”, agregó Woods con una sonrisa radiante. “Los asentimientos que recibía de los muchachos cuando salían y yo entraba, solo el respeto, eso fue bastante bueno”.

“Y desde el nivel de la fraternidad de jugadores, es genial ver eso y sentir eso. La ovación se hizo más y más fuerte, podías sentir la calidez y podías sentir a la gente de ambos lados. Me sentí como si todo el torneo estuviera ahí”.

Woods recibió una gran ovación de pie mientras se dirigía al hoyo 18 (PA)
Woods recibió una gran ovación de pie mientras se dirigía al hoyo 18 (PA)

Después de andar por Old Course ayer en una ronda de 78 que tomó más de seis horas y terminó pasadas las 9:00 pm, Woods caminó con cautela hasta el primer tee esta mañana un poco más de 12 horas después.

Una multitud febril se reunió con esperanza, buscando inspirar un impulso poco probable para extender este cuento de hadas hasta el fin de semana. Pero este fue al inicio un Woods moderado que sentía la magnitud del desafío que enfrentaba. Un raro birdie (uno bajo par) llegó al tercero, drenando un putt de 15 pies para provocar ese grito familiar. Pero Woods solo ofreció un delicado movimiento de sus dedos en reconocimiento.

Sin embargo, cualquier esperanza de que el viejo Tigre regresara pronto se desvaneció cuando la picadura de las primeras condiciones húmedas y frías se hizo cargo. Los palos de Woods se soltaron en tres ocasiones durante los siguientes tres hoyos.

La primera ocasión, en el cuarto hoyo, vio a Woods colgar el palo a la izquierda después de sacar un pedazo de tierra luego de un contacto grueso. Se convirtió en otro de esos hoyos miserables esta semana después de que pronto llegó un tortuoso golpe de tres putt (palo de precisión), lo que lo obligó a tropezar de regreso al punto de partida con seis sobre par.

Tomó su putter con una furia ardiente mientras marchaba hacia el quinto tee, Woods mantuvo una sensación de incredulidad cuando un arma que alguna vez fue formidable lo engañó de nuevo. Uno de los arrepentimientos de esta semana puede ser la forma en que falló rutinariamente en reducir esos monstruosos putts, y el problema volvió a surgir después de tres intentos de alcanzar 116 pies (35 metros) en el quinto hoyo.

Woods: “Se podía sentir la calidez y el apoyo de la gente” (PA)
Woods: “Se podía sentir la calidez y el apoyo de la gente” (PA)

Pero a pesar de sus problemas, Woods mostró una gran determinación, estableció una racha de nueve pares antes de sucumbir al hoyo 16 después de un golpe de salida errado. Exasperado, Woods infló sus mejillas después de agacharse para recuperar su divot, un hilo de sudor le corría por la frente mientras las condiciones sombrías de antes daban paso a un sol glorioso.

El dolor persistente se convirtió en una agonía total cuando su tercer disparo se elevó y se estrelló contra el borde del búnker, lo que provocó exclamaciones de la multitud mientras rodaba cruelmente hacia la arena. Condujo a un doble bogey (uno sobre par) y lo envió cayendo de nuevo a nueve sobre par.

Pero ahora era el momento de que Woods comenzara a saborear los minutos restantes de lo que puede recordarse con cariño como su última ronda competitiva en este terreno sagrado en un Campeonato Abierto.

“Derramé algunas lágrimas”, concluyó Woods. “No soy de los que se ponen sentimentales muy a menudo por cualquier cosa. Pero sentí eso cuando estaba entrando”.

“La gente sabía que no iba a hacer el corte en el número que estaba. Pero las ovaciones se hicieron más fuertes a medida que regresaba a casa. Y eso, para mí, se sintió como respeto”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.