Tiempo efectivo de juego: un problema mundial que resalta en Sudamérica

·3  min de lectura

A pesar de que los partidos de fútbol duran poco más de 90 minutos, el tiempo efectivo de juego en todo el mundo es notablemente menor, especialmente en las ligas sudamericanas, según un análisis de Opta Stats Perform.

La International Football Asociation Board, el organismo de FIFA que se encarga de actualizar las reglas del fútbol, analiza desde 2017 la posibilidad de que los partidos se desarrollen con dos tiempos de 30 minutos efectivos, ya que ninguna liga nacional, incluyendo las top 5 europeas, alcanza los 60 minutos de tiempo neto.

Sin embargo, el análisis de las cinco ligas más importantes del Viejo Continente en la temporada 2021/22 y ocho competiciones de países latinoamericanos durante 2022, muestra que en Europa los partidos tienen un promedio de juego mayor (54:48 contra 51:14). Solo el Brasileirao registra un tiempo efectivo similar (54:51) al del fútbol de élite de Europa.

Entre las ligas sudamericanas, exceptuando a Brasil, la Primera División de Chile es la que muestra un mayor tiempo efectivo de juego por partido (52:13), seguida por la Liga Pro de Ecuador (51:27), la Liga 1 de Perú (51:12), la DIMAYOR de Colombia (50:26), la Liga Profesional Argentina (50:19) y la Primera División de Bolivia (49:39).

Tiempo efectivo de juego Sudamérica
Tiempo efectivo de juego Sudamérica

La Liga Profesional Argentina aparece como una de las competencias con registro más bajo y esto puede explicarse por una variedad de razones. Una es la baja efectividad en los pases, ya que en promedio solo se completan el 74% contra el 79% de la DIMAYOR de Colombia, el 82% del Brasileirao o el 82.5% de la Ligue 1 francesa.

La menor efectividad de pases se asocia a juego más cortado y por ende con menos tiempo efectivo. En la misma línea, la LPF local ofrece la media de pases por posesión (cadena/seguidilla) más baja de las ligas comparadas: 3.8 contra 4.5 de la Liga MX o los 4.9 de La Liga española.

En general, son los equipos de mayor tenencia, y en consecuencia los que hacen más pases y más cortos, los que protagonizan los partidos más “largos” en cuanto a tiempo efectivo. No sorprende que los choques entre Defensa y Justicia y River hayan sido los partidos con mayor tiempo efectivo de juego en los últimos dos campeonatos argentinos.

También puede influir la presión de los equipos sobre la salida del rival en el fútbol argentino. En el torneo y en la Copa LPF los equipos permitieron menos pases al rival que en cualquier otra parte del mundo, algo que coincide con los dichos habituales de entrenadores y jugadores que hablan del fútbol argentino como uno de los más friccionados y con menos tiempo para la toma de decisiones.

De cualquier manera, el tiempo efectivo de juego es un problema del fútbol a nivel mundial y todos los involucrados en el deporte están comprometidos en buscar soluciones para que el juego sea más atractivo y dinámico.

Foto: Getty Images