Thibaud Flemant: el francés que se formó como segunda línea en Newman y vivirá su debut internacional ante los Pumas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Thibaud Flament vivirá este sábado un momento especial: debutará ante los Pumas
Thibaud Flament vivirá este sábado un momento especial: debutará ante los Pumas

Apenas tres años atrás recorría las canchas de Buenos Aires con la camiseta de Newman. Hoy está a punto de debutar en el poderoso seleccionado de Francia. Una línea que sintetiza la meteórica carrera de Thibaud Flament, aunque no alcanza a hacerle justicia del todo a su vida de trotamundos.

Flament será uno de los segundas líneas titulares de Francia en el partido del sábado ante los Pumas. Su gran presente en Toulouse le valió la primera convocatoria a Les Bleus por parte del entrenador Fabien Galthié para esta ventana de noviembre. Lo llamativo es que aprendió a jugar ese puesto durante su estada de un año en la Argentina jugando el Top 12 de la URBA para Newman, donde llegó de la mano del ex pilar de los Pumas Marcos Ayerza. Estudiaba en Leicester y jugaba de apertura, pero con una altura de 2m le aconsejaron convertirse en forward. Para perfeccionarse en el pack, eligió la escuela argentina.

Thibault Flament (centro) en sus tiempos de Newman
@FelipeMeanios


Thibault Flament (centro) en sus tiempos de Newman (@FelipeMeanios/)

El trayecto entre su París natal, Benavídez y el estreno en el Stade de France está lejos de ser unívoco. Cuando era recién nacido se fue a vivir a Singapur y pasó su infancia en Bélgica, donde comenzó a jugar al rugby en la Association Sportive de l’Université de Bruxelles (ASUB) y se fanatizó con la ovalada. En procura de desarrollarse en este deporte, se fue a estudiar Comercio Internacional a Inglaterra, a la Universidad de Loughborough, cerca de Leicester, que cuenta con un centro de formación rugbística de elite. Allí, el entrenador George Chuter, ex jugador de Leicester, le aconsejó encarar una transformación radical y pasar de ser apertura a segunda línea.

Thibault Flament con amigos de Newman en Vélez, para ver un partido entre los Pumas y los All Blacks
Thibault Flament con amigos de Newman en Vélez, para ver un partido entre los Pumas y los All Blacks


Thibault Flament con amigos de Newman en Vélez, para ver un partido entre los Pumas y los All Blacks

“Me llama un día Chuter y me dice que tiene un apertura de dos metros que quiere jugar de segunda línea y quiere hacer una experiencia en la Argentina para aprender de los buenos forwards argentinos”, contó a LA NACION el Toro Ayerza, una leyenda de Leicester Tigers. “Ahí nomás lo llamé, me junté con Thibaud en un Costa Coffee de Oadby, el barrio donde está el centro de entrenamiento de Leicester, y organizamos su venida. Acá vivía en la Capital y trabajaba en la Embajada de Francia. En la Argentina jugó muy bien y se hizo muchos amigos”.

Ayerza lo fue a recibir a Ezeiza un sábado a las 6 de la mañana. Era su único contacto en la Argentina. Lo llevó al club y pasó todo el día mirando rugby, desde las juveniles hasta la primera división. No sabía ni dónde iba a dormir, situación que se dirimió en el asado del tercer tiempo.

Miguel Urtubey, uno de los líderes de aquel equipo, recuerda su paso por el club: “Cuando llegó esa misma tarde jugábamos contra Regatas Bella Vista y fue a vernos. No tenía dónde dormir y no sabíamos dónde ubicarlo. Estuvo unos días en lo de Bisbal y después consiguió un cuarto en San Isidro. Me acuerdo de que no entraba porque el techo era demasiado bajo. Tenía unas destrezas distintas, pero era flaco. Le faltaba agresividad en los contactos. Empezó a mejorar, se empezó a entrenar y terminó siendo un animal. Cuando se fue dijimos ‘este pibe va a terminar jugando el Mundial de Francia 2023′. Era un distinto. Era el más duro para entrenar, era un dolor de cabeza entrenar contra él. Siempre con buena onda, buen humor, colaborando, ayudando. Un fenómeno, gran persona. Hasta vino la familia a verlo jugar. Se merece todo lo que tiene”.

Flament, arriba y a la derecha (el más alto), con "sus hermanos" de Newman en 2017
Flament, arriba y a la derecha (el más alto), con "sus hermanos" de Newman en 2017


Flament, arriba y a la derecha (el más alto), con "sus hermanos" de Newman en 2017

Su paso por Newman fue breve pero bisagra en su carrera. Llegó como un apertura de 90kg y en una temporada logró hacer la metamorfosis hacia un segunda línea que hoy marca 116 en la balanza. “Elegí la Argentina porque ya sabía un poco de español y por el rugby”, dijo en una entrevista con L’Equipe. Comenzó jugando en las divisiones inferiores y escaló hasta la primera, al punto tal que terminó jugando la final del Nacional de Clubes que perdieron ante Hindú en el estadio de Vélez, como preliminar del partido entre Jaguares y Stormers del Súper Rugby. “Quería jugar bien y me ponía mucha presión. Al principio, me encerraba en mí mismo, con los auriculares puestos como había visto en televisión que hacían en Inglaterra y Francia. Estaba entrando en una zona de irritación en la que no me sentía cómodo, no era saludable. Decidí cambiar eso cuando experimenté la calidez de los argentinos”.

Una entrevista como jugador de Newman

Según la crónica de L’Equipe, Thibaud lloró al relatar la experiencia argentina. “La fuerza de las charlas motivacionales antes de los partidos, la ebullición del vestuario al escuchar el aliento de los suplentes antes de salir a jugar, la mirada de los chicos al costado de la cancha…”

Completada su “educación” como segunda línea, cumplidos los 21 años, encaró la aventura hacia el profesionalismo. Como primer escalón, no eligió su Francia natal, sino regresar a Inglaterra. Volvió a Longborough con las palabras de su entrenador en Newman en la cabeza: “Cuando estés en el avión de regreso, acordate de nosotros como tu familia. Sos parte de Newman y siempre vas a ser bienvenido.” Tras unos meses en el primer equipo de la Universidad, con la intermediación de Ayerza recayó en Wasps, de la liga Premiership. A los dos meses de haberse integrado al equipo de Coventry ascendió al primer equipo y formó pareja en la segunda línea con el internacional inglés Joe Launchbury.

Thibault Flament, listo para jugar el sábado por Francia ante los Pumas
Thibault Flament, listo para jugar el sábado por Francia ante los Pumas


Thibault Flament, listo para jugar el sábado por Francia ante los Pumas

En Inglaterra deslumbró tanto por su tackle furibundo como por su ductilidad para el juego de manos. Una vez le dio un pase al apertura por entre las piernas. “Algunos de los entrenadores me dijeron que no lo volviera a hacer. Otros me felicitaron”.

A mediados de 2020 firmó con el poderoso Toulouse del Top 14 francés y por primera vez vivió en su país natal. Fue campeón de Francia y de Europa y se ganó la convocatoria de Galthié. Caprichos del destino, el debut será ante la Argentina, el país que lo formó como segunda línea, y también como persona.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.