Tenista explicó polémico festejo con su padre y entrenador

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 31 (EL UNIVERSAL).- Sara Bejlek, joven tenista de 16 años de República Checa, debutó en un torneo de Grand Slam, pero lamentablemente, sus imágenes en las canchas pasó a segundo plano luego de un polémico festejo con su padre y entrenador.

Todo ocurrió el pasado viernes cuando la checa selló su triunfo ante a la británica Heather Watson (3-6, 6-4 y 7-5).

La joven se acercó a celebrar con su equipo, pero las acciones no fueron las mejores. Tanto su padre (Jaroslav Bejlek), como su entrenador (Jakub Kahoun), le dieron palmadas en sus glúteos mientras se abrazaban cariñosamente.

Sara Bejlek, quien se presentó el lunes en el cuadro principal del US Open, cayó ante Ludmilla Samsonova en la primera ronda por un contundente 6-1 y 6-3.

La de República Checa habló sobre el polémico festejo con su equipo y aseguró que no volverán a hacerlo.

"Por supuesto que vi el video. Fue una reacción espontánea de todo el equipo. Ciertamente puede parecer inconveniente e incómodo para algunos, pero ya lo hemos discutido con el equipo. No volverá a suceder", explicó.

"Papá es mi papá y siempre lo será. Y conozco a mi entrenador desde que tenía ocho años. Si algo similar sucediera en la República Checa, nadie se ocuparía de ello. Pero como estamos en Estados Unidos, todo el mundo lo comenta. Pero como digo, hablamos y no volverá a suceder", agregó Bejlek.