Tenis, política y sentimientos: el fuerte rechazo de la ucraniana Marta Kostyuk hacia la bielorrusa Victoria Azarenka

·4  min de lectura
Apenas un leve roce de raquetas en la red: ese fue el único contacto entre Azarenka y Kostyuk al final del duelo
Apenas un leve roce de raquetas en la red: ese fue el único contacto entre Azarenka y Kostyuk al final del duelo - Créditos: @Redacción LA NACION

NUEVA YORK.- La política y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania aparecieron en el escenario del US Open el jueves, cuando la ucraniana Marta Kostyuk evitó darle la mano a la bielorrusa Victoria Azarenka al final del partido, después de que la tres veces subcampeona del Abierto de los Estados Unidos la derrotó en uno de los partidos por la segunda rueda. Tras la caída por 6-2 y 6-3, Kostyuk esperó en la red con su raqueta en alto, la cual Azarenka rozó con la suya, a modo de saludo frío y distante.

Bielorrusia colaboró en la invasión de Rusia a Ucrania en febrero pasado, y Kostyuk mencionó que tenía eso en mente cuando se percató, apenas se conoció el sorteo del torneo, que podría jugar contra Azarenka en la segunda ronda. “Es algo muy personal”, dijo Kostyuk. “No fue un duelo personal para mí por ser contra Vika específicamente, pero en líneas generales no fue el partido de rutina que yo suelo tener en un torneo”. Respecto del saludo tradicional que se hace tras un partido, Kostyuk dijo que no era lo correcto de hacer “en las circunstancias en las que me encuentro ahora”.

La potencia de Victoria Azarenka frente a Marta Kostyuk, en el duelo de este jueves
La potencia de Victoria Azarenka frente a Marta Kostyuk, en el duelo de este jueves - Créditos: @Sarah Stier

Del otro lado Azarenka expresó: “No me sorprendió. Tampoco creo que sea algo muy importante. Siempre le doy la mano a mis rivales. Pero me pasó lo mismo con [Dayana] Yastremska [también ucraniana] en Washington. Es lo que hay. No puedo obligar a nadie a darme la mano, es una decisión de mi rival.”

Kostyuk, 86a del ranking, contó que le mandó el miércoles un mensaje de texto a Azarenka para advertirle que no la saludaría en la red. La bielorrusa explicó: “Si Marta quiere hablarme, como me mandó el texto, voy a responderle. Estoy abierta a cualquiera para escucharla, para tratar de entender, de empatizar. Creo que la empatía en este momento es muy importante, y ese ha sido mi mensaje desde el principio”.

El breve encuentro al final del partido

Azarenka, que integra el Consejo de Jugadoras de la WTA, dijo que se ha contactado con todas las jugadoras ucranianas que conoce en marzo, tras la invasión de Rusia, incluida Kostyuk. “Lo intenté varias veces mediante la WTA, ya que entiendo que hay cierta sensibilidad. Me han dicho que no es el momento adecuado”, señaló la exnúmero 1 del mundo y actualmente 26a en la clasificación semanal del tour femenino.

Kostyuk, en su momento, y como otras jugadoras de su país, reclamó que las jugadoras de Rusia y Bielorrusia fueran explícitas en su mensaje contra la invasión a Ucrania. Pero la semana pasada cuestionó que Azarenka participara en el evento “Tennis Plays for Peace” (El tenis juega por la paz), una exhibición benéfica que la Asociación Estadounidense de Tenis (USTA) organizó con el fin de recaudar dinero para Ucrania. Azarenka fue apartada el mismo día de la prueba, que sirvió para generar más de 1 millón de dólares para asistencia humanitaria.

El lamento de Marta Kostyuk; la ucraniana se despidió en la segunda rueda
El lamento de Marta Kostyuk; la ucraniana se despidió en la segunda rueda - Créditos: @Julia Nikhinson

“Todo el mundo quiere ser super democrático sobre lo ocurrido y lo que está pasando es que, ahora mismo, mi nación está siendo masacrada diariamente, así que no quiero volver a contestar esta pregunta otra vez. Imaginen que es la Segunda Guerra Mundial y hay un evento de recaudación para los judíos y un jugador alemán quiere jugar. Durante la guerra, no 70 años después de la guerra. En medio de la guerra. No creo que los judíos lo hubieran comprendido”, expresó Kostyuk.

Azarenka, en todo caso, insistió en su propuesta. “Mi mensaje es claro: estoy aquí para tratar de ayudar. Eso es algo que a veces la gente no ve. Y lo hago por la gente que lo necesita, por los chicos, no importa quién o de dónde sea. Eso es lo importante para mí, colaborar con lo que pueda. Y voy a seguir con eso, porque lo que está pasando en el mundo es muy complejo ahora mismo, pero no tendríamos que olvidar que somos seres humanos y debemos tratar de ayudarnos unos a otros”.