"Tata" Martino se siente el enemigo número uno de México

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 1 (EL UNIVERSAL).- Gerardo Martino sigue quejándose del ambiente que hay ante contra su persona y la Selección Mexicana.

Al término del medio tiempo ante Paraguay lo abuchearon y al término del juego también pidieron su salida. "Parezco el enemigo número uno", dice el "Tata".

¿Eso se vale? Se le preguntó.

"Sí, se vale. Parece que soy el enemigo público número uno. Pero la gente no me conoce, si sabe cómo soy como persona, esto no pasaría. La gran preocupación es saber cómo esto incide en los jugadores. No está bueno que los jugadores salgan a defender al entrenador, no está bien eso".

Reiteró que hay pesimismo alrededor del Tricolor, que hay cuestiones que parecen personales: "Noto un entorno que se siente cómodo en esta situación. Hay gente feliz de que algún colega pierda su trabajo. Es una situación bastante atípica. Se han vivido momentos malos y buenos, pero esto de escuchar tanta gente de futbol, había códigos, se debería tener un poco más de cuidado".

Y esto, "no sólo pasa conmigo. Con Cruz Azul me da la impresión de que les daba alegría que Diego (Aguirre) se fuera. Pero estamos donde estamos y hay que vivirlo así".

Le preocupa que este ambiente afecte a los jugadores: "Hay una responsabilidad muy grande estar en la Selección. Me pongo en el lugar de los jugadores. Si el equipo se va abucheado, puede ser que haya un tipo de confusión, porque es extraordinario lo que hicieron y no entiendan lo que pase".

En la Copa del Mundo "puede pasar lo mismo. Polonia te puede hacer un gol a los 20 minutos y podría venir esto".

Al final: "Me voy tranquilo. Son jugadores que están listos, ojalá que puedan sostenerse, César [Montes] casi no juega en Monterrey, pero demostró que está listo para la Copa del Mundo; Chávez, Romo, Carlitos Rodríguez, están listos. Vuelvo a repetir, me ocupa que ellos duden como lo están haciendo. Hasta dónde ellos van a soportar esta situación".