Del “tapate que se te cayó la toalla” a los trucos para lograr notas: los secretos de Eglis Giovanelli, pionera del periodismo deportivo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·12  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Eglis, parada en el medio de la escena; a su lado, Diego Armando Maradona.
Gentileza: Eglis Giovanelli

“¡Hay una mujer en el vestuario!”, gritó un hombre de seguridad al verla ingresar luego de un partido en el interior. “Que pase, que pase, es periodista deportiva, la conocemos”. Con situaciones como éstas se fue topando Eglis Giovanelli a lo largo de su carrera trabajando en el fútbol, su gran pasión, que comenzó a disfrutar desde muy pequeña.

Natalia Denegri fue distinguida en los Estados Unidos por su labor humanitaria

Nacida en Las Rosas, Santa Fe, en un barrio donde no había cloacas, pavimento, red de gas ni agua corriente, por aquellos años, nada de eso importaba cuando empezaba a rodar la pelota. Eglis recuerda que un día, cuando tenía nueve años, su papá, Domingo Giovanelli, cofundador del club local Almafuerte, reunió a la familia que vivía feliz en una granja de dos manzanas donde gozaban del sol y el aire libre del campo y les dijo que iban a tener que dejar la casa porque ahí la institución necesitaba hacer la cancha. La respuesta de su mamá, Teresa Bazzi, no se hizo esperar: “Por fin vamos a tener campo para mostrar nuestras habilidades”.

Esta imagen de su madre, Teresa Bassi,  está actualmente en el museo de la FIFA por ser la primera mujer que jugó al futbol en el mundo
Gentileza: Eglis Giovanelli


Esta imagen de su madre, Teresa Bassi, está actualmente en el museo de la FIFA por ser la primera mujer que jugó al futbol en el mundo (Gentileza: Eglis Giovanelli /)

Eglis rememora aquel momento ante LA NACIÓN. “Le encantaba el fútbol a mi madre. Y además lo jugaba en esos tiempos, ¿algo impensado, no? Era centrodelantera goleadora. Su foto con pantalones cortos de hace 85 años está en el museo de la FIFA como ejemplo de las primeras mujeres que practicaron fútbol en el mundo. ¿Si yo también jugaba? Claro, en el mediocampo, distribuyendo juego, era una número 5 estilo Fernando Redondo, ¡no picapiedra, eh! Siempre me preguntan de qué equipo soy y respondo de mi Almafuerte querido. Voy a mi pueblo cada dos meses, y si hay partido voy a verlo. Es un orgullo que lo que era mi casa hoy es el club con pileta, gimnasio, canchas de tenis. Hasta el ombú está porque mi vieja pidió que lo conservaran. Mi papá, Domingo Giovanelli, formó parte de la comisión creadora. Williams Kemmis era nuestro rival, de ahí surgió Leonardo Ponzio”, detalla.

Los Giovanelli eran tan futboleros que el padre compró un colectivo viejo para poder seguir a Almafuerte en todos los partidos de la Liga Cañadense: “Íbamos a Carcarañá, Cañada de Gómez, Villa Eloísa, Montes de Oca, Las Parejas… Teníamos un director deportivo de avanzada y nos permitía jugar a la pelota. Cuando él no estaba nos hacían jugar al handball, qué íbamos a hacer, no nos quedaba otra”.

En su juventud fue capitana del equipo de handball
Gentileza: Eglis Giovanelli


En su juventud fue capitana del equipo de handball (Gentileza: Eglis Giovanelli/)

Pasión de multitudes... y de Eglis

En su Las Rosas natal, Eglis terminó la escuela secundaria a los 15 años; también se había recibido de profesora de francés. Era tan estudiosa que a los 16 aceptó gustosa la invitación para dar clases y valiente se plantó delante de un curso. “Me planté delante de un curso. Enseguida siguió el profesorado de Castellano y Ciencias Sociales y además daba Historia y otras materias”, rememora. A los 22 se recibió y se fue a vivir a Buenos Aires con su familia. Lo primero que hizo luego de instalarse en la ciudad fue inscribirse en el Círculo de Periodistas Deportivo para estudiar periodismo. “¿Sabés? Mi mamá en Las Rosas escuchaba los partidos por radio, no llegaban por tevé, era fana de River. Ella recordaba que una vez cuando jugó con Platense el relator decía: ‘Estamos en Manuela Pedraza y Crámer’. Y entonces ya en la capital lo primero que hizo fue pedirme que la llevara a conocer ese estadio, aunque sea desde afuera”, explica.

La tarde en la que Charly García se tiró a un tanque australiano: entre el error de cálculo y el “pique francés”

Primero vivieron en un hotel familiar en Belgrano y Entre Ríos y luego alquilaron un departamento en Thames y Honduras. Fue lo más barato que consiguieron. “Mis viejos estaban felices porque podían ir a la cancha a ver a River, sabés lo que significaba para ellos”, cuenta Eglis.

En el Círculo de Periodistas Deportivos compartió aula con Miguel Fernández, Mario Fahsbender, Juan Carlos Camaño y banco con Nelson Castro. Cursaba el último año cuando se aproximaba el Mundial 78 y se presentó para hacer una pasantía en la revista Gente con Chiche Gelblung. Después se presentó con José María Muñoz, donde hacía una columna de natación en la Oral Deportiva. “A él le pedí una credencial para el Mundial y me dijo que no se podía. Entonces me fui al teatro San Martín donde daban las credenciales, hablé con Daniel Galotto y Jorge Perillo, que eran los responsables, y me dijeron que no podían otorgarme una credencial porque era estudiante. Les pregunté qué podía hacer y me sugirieron que fuera a ver a un mexicano que manejaba el tema y se alojaba en el Hotel Sheraton. Lo ubiqué, le lloré, y me hizo una carta en la que decía que me la entregaran. Volví, me la dieron, encontré a periodistas españoles que necesitaban una productora y también conseguí trabajo durante ese mundial en la Radio Televisión Española. Cuando terminó, me dieron una beca en Madrid por seis meses”, describe Eglis.

Eglis, arriba a la derecha, junto a Julio Grondona.
Gentileza: Eglis Giovanelli


Eglis, arriba a la derecha, junto a Julio Grondona. (Gentileza: Eglis Giovanelli/)

Para comienzo de los años 80′, cuando regresó de esa experiencia internacional fue a hacer una nota a ATC y Carlos Montero le pidió que empezara a trabajar ahí. Justo River quedaba eliminado de la Copa Libertadores. Eglis recuerda: “Ángel Labruna no daba notas, pero me mandó a decir con el utilero que fuera al otro día que conmigo hablaba. Estaba por salir y me agarran Horacio Larrosa y José Gómez Fuentes. Empezaron a promocionar en el programa 60 minutos que hablaba Labruna , pero también me dicen que como yo era una nena, una movilera, iba a venir Gómez Fuentes conmigo que era el conductor. Ni lerda ni perezosa, la llamé a mi mamá que lo conocía a Labruna y le pedí que fuera a la casa y le explicara lo que pasaba. Él la recibió y le dijo que se quedara tranquila que la nota la iba a hacer yo. Fuimos, esperamos dos horas y el DT no aparecía. Labruna pícaro, cuando vio que Gómez Fuentes se iba porque tenía que conducir el noticiero, me hizo pasar e hicimos la nota. Cuando volví con el VHS no lo podían creer. Al otro día la levantaron todos los diarios. Entro al canal, me aplauden todos, gritan ‘bravo tana’, yo los put...o por no haberme tenido la confianza para mandarme sola, renuncio y me voy a mi casa, jajaja. A las dos horas me llaman de Canal 13 y empiezo a trabajar ahí”.

Vino a La Noche del 10, pidió ver el barrio donde nació Maradona y terminó en cualquier lado: cómo fue la visita de Tyson a la Argentina

Además de con José María Muñoz, trabajó con varios grandes: Néstor Ibarra, Diego Bonadeo, Chiche Almozny, Eduardo Carpio, entre otros. “Cuando dejo Canal 13, empiezo en VCC para canales del interior con un noticiero. También estuve en el 11. En el programa Show fantástico, del que yo participaba y conducía Leo Rivas, se presentó por primera vez Pimpinela. También fui parte de Realidad 81, 82, 83 con Juan Carlos Pérez Loizeau. Hacía campo de juego y comentarios. Hoy veo que a las chicas las dejan hacer notas, pero muy pocas hacen comentarios de los partidos. En el 94 vuelvo de vivir en los Estados Unidos donde me fui a pasear con un señor durante tres años y hago Anticipando el Mundial. Hasta hoy solo me perdí el de Korea-Japón y el de Rusia porque mi hermana estaba muy mal de salud y no podía dejarla sola. Me enamoré en varias oportunidades, fui concubina en dos ocasiones, no me quise casar y no tengo asignatura pendiente porque no tuve hijos: no quería dejarlos solos ya que vivía con el bolso en la mano”, señala.

A lo largo de su carrera Eglis conoció a grandes figuras mundiales como en este caso a Pepe Mujica
Gentileza: Eglis Giovanelli


A lo largo de su carrera Eglis conoció a grandes figuras mundiales como en este caso a Pepe Mujica (Gentileza: Eglis Giovanelli/)

“Nene, tapate que se te cayó la toalla”

Eglis rememora aquellos años de cobertura de vestuarios, una ez terminados los partidos: entraba y hablaba con los jugadores después de que se bañaran. “Solo uno quiso hacerse el gracioso: llegó con una toalla, se le cayó, todos los periodistas se largaron a reír. Yo me acerqué a él, levanté la toalla y le dije: ‘Tapate los testículos porque no quiero que salgan por televisión’. Se fue todo colorado y yo me retiré mirando a la cara a todos los periodistas que se reían. Nunca más me dijeron nada. Era de un equipo grande, me pidió que nunca dijera su nombre y no lo voy a hacer. Supe que lo hizo a propósito porque había como una especie de apuesta para ver si yo me iba”, dice de esos tiempos.

Ski Ranch. De Maradona a Luis Miguel: gloria y ocaso de un boliche que marcó a fuego los 90

Como estrategia para crecer en el periodismo deportivo, Eglis cuenta que se propuso hacerse amiga de varias mujeres de los jugadores y lo logró: “Me hice muy compinche de las parejas de Miguel Brindisi, ‘el Colorado’ Mac Allister, Ubaldo Fillol, Américo ‘el Tolo’ Gallego y Hugo Gatti; ellas me contaban qué hacían. Sabían que no competía. También fui muy amiga de Doña Tota, la mamá de Diego Maradona. Él era muy chico, pero recuerdo que estaba muy enojado y no quería ir a jugar a la selección porque no lo habían convocado para el Mundial 78. Yo tenía muy buena relación con Diego. Una vez lo reté previo al Mundial de España porque él estaba enojado con Menotti porque lo había dejado fuera del plantel. Entonces le dije en chiste, ‘si no vas a ver a Menotti te voy a dar un chirlo en la cola’. Doña Tota me oyó y se enojó conmigo, ‘cómo le vas a pegar a mi hijo’, me dijo. Era solo una broma, pero a ella le cayó mal. Él se terminó enojando conmigo cuando hice una nota con Cristiana Sinagra... gajes del oficio”.

En el Mundial femenino de 1999 con Platini
Gentileza: Eglis Giovanelli


En el Mundial femenino de 1999 con Platini (Gentileza: Eglis Giovanelli/)

Tenía relación tan estrecha con Maradona que el director Asif Kapadia la convocó para trabajar en el documental de Diego. Así lo explica: “Él vio que todas las notas de la primera etapa las hacía yo. Me llama y me dice si no quería trabajar. Consigo material, notas, y hacemos el documental que se estrena en 2020, pero unos meses antes me dice la productora que lo que hicieron en Buenos Aires no va a salir porque el director consiguió todo lo que vivió en Nápoles con la Camorra. Entonces decido no ir a la presentación a Venecia y no participar porque no era lo que yo había preparado. Se ve que prefirió ir más por el lado de la mafia y la droga, a mí eso no me gustó”.

En el 2019, el Senado reconoció a varios periodistas deportivos del país, entre ellos, a Eglis Giovanelli, Enrique Macaya Márquez, Julio Ricardo y Fernando Niembro
Gentileza: Eglis Giovanelli


En el 2019, el Senado reconoció a varios periodistas deportivos del país, entre ellos, a Eglis Giovanelli, Enrique Macaya Márquez, Julio Ricardo y Fernando Niembro (Gentileza: Eglis Giovanelli/)

La mujer en el fútbol

“Me encanta ver a las mujeres en la tele hablando de fútbol. Morena Beltrán me parece una genia, sabe mucho de estrategia. La admiro profundamente y la respeto, igual que a Viviana Vila, que estuvo mucho con Víctor Hugo Morales. Yo trabajé con él en Radio Mitre cuando llegó desde Uruguay. Greta Rodríguez, otra adelantada, ahora la veo en Canal 26, afirma Eglis respecto al rol de sus colegas

-¿No la llamaron para participar en Relatoras, el programa de Canal 7?

-No, pero no quiero volver a la tevé. Yo cuando volví de los Estados Unidos vi que el futuro estaba en Internet. Entonces me hice corresponsal de dos medios de ese país, de Alemania y de España. Y me dedico a eso. También me puse a trabajar en el fútbol femenino. Por eso me ves en la foto con Michel Platini en el Mundial de fútbol femenino del 99 en USA. Vengo trabajando para que las mujeres lo puedan jugar desde hace treinta años. El rol de la mujer en el periodismo me encanta, como también que se haya potenciado el fútbol femenino. La lucha que hice no fue en vano.

Es el primer mago profesional con síndrome de Down, dio shows por todo el mundo y sueña con actuar para Messi

-¿No piensa volver a comentar en el fútbol argentino usted que es la decana de las periodistas deportivas?

-No, hoy estoy cómoda haciendo notas para Italia y Alemania y dando clases en el Instituto de la Legislatura porteña de “comunicación social” y “la mujer en la sección deportiva”. Me gusta enseñar y también aprender, por eso hice la carrera de dirigente deportiva en River, para sumar capacitación.

Eglis fue invitada por Javier Zanetti a ver el clásico italiano entre Inter y Milán en el 2018
Gentileza: Eglis Giovanelli


Eglis fue invitada por Javier Zanetti a ver el clásico italiano entre Inter y Milán en el 2018 (Gentileza: Eglis Giovanelli /)

-Así que fue compañera de banco de Nelson Castro, cuénteme algún otro detalle.

-Claro, recordarás que él en sus comienzos trabajó como periodista deportivo. Vino muchas veces a casa a estudiar y comer las milanesas que hacía mi mamá. Otro que venía era Enzo Francescoli cuando llegó de Uruguay. Yo vivía en Mendoza y Montañeses, le había hecho varias notas, le comenté que las hacía riquísimas y cuando pasaba para ir a River a veces venía. También Luis Di Palma, porque lo conocí a través de Víctor Hugo Pla que era de mi pueblo.

-¿Quién fue el técnico que más difícil le hizo su tarea?

-A Bilardo lo quería, pero me c… a pedos porque me metía en los entrenamientos.

.¿No me va a revelar de qué equipo es hincha?

-Fanática de Almafuerte de mi pueblo, Las Rosas, por eso siempre me meto siempre en internet en el portal lasrosasdigital.com.ar para saber cómo salió mi club. Te cuento un secreto, en las producciones que hacía El Gráfico para posar como hincha, participé en la de Boca y en la de River, y nadie se dio cuenta, jajaja.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.