Entre tantos récords, el que espera por Lionel Messi en Qatar

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
A Messi lo persigue Miguel Almirón; el capitán argentino estuvo muy activo en la organización de su equipo
Jorge Saenz

La primera ciudad de América del Sur en la que jugó Lionel Messi, con la selección mayor, fue Asunción. Pasó mucho tiempo, ocurrió en septiembre de 2005 y se trató de su segundo juego después del puñado de minutos y la expulsión del debut unas semanas antes en Budapest. Contabilizando la visita de anoche, el rosarino volvió cuatro veces más a la capital guaraní. Tenía 18 años, hoy anda por los 34 , y en el medio nunca interrumpió esa relación que apenas empezaba con el seleccionado. Ninguna persona podía sospechar todo lo que sucedería después.

El paso de la Argentina por Asunción: puntos a favor y en contra

La trayectoria más extensa en la selección argentina pertenece a Diego Maradona: entre el 27 de febrero de 1977 y el 25 de julio de 1994, completó 17 años, 3 meses y 29 días . Aunque estuvo más de tres años sin jugar entre julio del ‘90 y octubre del ‘93. Messi no ha tenido paréntesis, su prestación ha sido ininterrumpida. Ya superó los 16 años de servicio albiceleste y en el Mundial de Qatar también podrá atrapar ese récord.

Cuando termine la carrera de Messi en la selección, prácticamente se habrá quedado con todos los registros . ¿Alguien podrá arrebatárselos alguna vez? Bueno, siempre puede estar esperando otro Messi en el futuro, pero no hay dudas de que el actual se la dejará bien difícil.

Messi, en el piso, victima de alguna infracción; se repartieron los jugadores paraguayos para detener con golpes al capitán argentino
NORBERTO DUARTE


Messi, en el piso, victima de alguna infracción; se repartieron los jugadores paraguayos para detener con golpes al capitán argentino (NORBERTO DUARTE/)

En cada rubro, el rosarino se encargó de desplazar a los símbolos, a los dueños del bronce. Messi es el máximo goleador de la selección ( 79 gritos ), por delante de Batistuta, Crespo, Maradona y Kempes, por ejemplo. Nadie disputó más partidos que él, 154, superando a Sarmientos que se llegó a pensar que serían imbatibles: Mascherano y Zanetti. Nadie llevó en más ocasiones la cinta de capitán, sí, relegando a Maradona, Passarella, Ruggeri, Simeone, Ayala y Rattín, los íconos del caudillo.

Nadie jugó más encuentros por la Copa América, ni por las eliminatorias sudamericanas. Nadie convirtió más goles que Messi en la ruta clasificatoria para una Copa del Mundo. Y ahí aparece la kryptonita, el Mundial. Todavía no pudo ganarlo, no es el argentino con más cotejos en esta competencia ni tampoco es el mayor anotador. Está cerca en estos rubros, muy cerca: si en Qatar juega con explosión y continuidad, podrá atraparlos. Y con esa alianza, naturalmente subirán las acciones para intentar convencer a la Copa del Mundo en su quinto intento. Porque serán cinco mundiales para Messi, otra marca que ningún argentino alcanzó. Menotti aceptó el error del ‘78 con Maradona, pero ya nada se puede cambiar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.