Título, lo único que vale en América

Sebastián García M.

CIUDAD DE MÉXICO, enero 7 (EL UNIVERSAL).- "El objetivo es campeonar, pero no podemos pensar más allá de Querétaro, volvemos a la confusión de lograr algo que no hemos logrado", declaró hace unos días en conferencia Fernando Ortiz, técnico del América.

El objetivo y el deseo son claros en el Nido: Ser campeones. Sin embargo, ya son cuatro años los que suman las Águilas sin conseguir el ansiado título y en los que todo ha quedado en un sueño roto, muy cerca del objetivo.

La eliminación en semifinales del Apertura 2022 frente al Toluca fue un duro golpe al interior del equipo, que este día en el Estadio Azteca inicia el camino rumbo al ansiado campeonato 14. La presión crece en el cuadro azulcrema y el tiempo comienza a agotársele a Fernando Ortiz y todo el proyecto de Santiago Baños, quien ya cumplirá seis años en su cargo de presidente deportivo, con un solo campeonato de Liga MX.

En América lo único que vale es el título y el Tano, jugadores y directiva lo saben. Otro semestre sin campeonar será un rotundo fracaso para el equipo más ganador del futbol mexicano, pero también el que más presión tiene desde este sábado cuando gire el balón contra Gallos Blancos de Querétaro en el Coloso de Santa Úrsula, en el arranque del torneo Clausura 2023.

América inicia una nueva etapa sin su capitán Guillermo Ochoa, quien decidió no renovar contrato para irse a la Serie A de Italia con el Salernitana 1919; con el argentino Leo Suárez y el central mexicano Israel Reyes como las únicas incorporaciones y con las bajas del histórico Bruno Valdez y el español Jorge Meré, que de nueva cuenta no entró en planes de Fernando Ortiz.

Después de la salida de Santiago Solari, América se ha quedado en par de ocasiones en semifinales (Pachuca y Toluca) bajo el mando del Tano. Han realizado buenos torneos, pero al final el resultado es el mismo.

Ortiz asegura no tener presión porque "disfruto de lo que hago, soy consciente de lo que es la institución y no me pongo presión. Soy feliz, con responsabilidad", pero la realidad es que la afición ya pide un título sí o sí. No hay de otra en Coapa y hoy inicia el camino a su estrella 14.