El nuevo orden mundial del tenis femenino se presenta en la Caja Mágica

·3  min de lectura

Madrid, 27 abr (EFE).- El circuito femenino de tenis que hace escala este jueves en Madrid poco tiene que ver con aquel que se presentó hace un año en el mismo escenario: el nuevo orden mundial lo corrobora el hecho de que la máxima favorita de esta edición, la española Paula Badosa, entró en el cuadro de 2021 por invitación.

La retirada de la que iba a ser primera cabeza de serie, la polaca Iga Swiatek, en la víspera del torneo debido a una lesión en el hombro derecho privará al público del Mutua Madrid Open de ver a la jugadora más en forma del momento, capaz de enlazar cuatro victorias en sus últimos cuatro torneos: Doha, Indian Wells, Miami y Stuttgart.

Pero no faltarán atractivos sobre las pistas de tierra de la Caja Mágica, en las que Badosa estrenará su condición de número dos mundial, reaparecerá la también española Garbiñe Muguruza después de superar una tendinitis, la bielorrusa Aryna Sabalenka defenderá el título en calidad de 'apátrida' y la japonesa Naomi Osaka, renacida en Miami, llegará como invitada.

Será también la ocasión de ver a una pléyade de tenistas prometedoras: la adolescente checa Linda Fruhvirtova, de 16 años y una de las revelaciones en Miami (octavofinalista), la ucraniana Marta Kostyuk, 52 del mundo, y la china Qinwen Zheng, 70 del ránking. Todas ellas también con invitación, como la puertorriqueña Mónica Puig, que regresa al circuito tras un año y siete meses de inactividad debido a las lesiones.

Badosa llega a Madrid tras caer en las semifinales de Stuttgart ante Sabalenka. Había disputado en las rondas previas partidos muy intensos a tres mangas, con altibajos y algunos problemas físicos que superó a fuerza de tesón; uno de ellos en cuartos ante la tunecina Ons Jabeur, que podría volver a ser su rival en Madrid en esa misma ronda.

La jugadora valiente que aprovechó en 2021 su invitación para alcanzar las semifinales de Madrid se presenta ahora en la capital como la segunda mejor de mundo, con una nueva madurez y, sobre el papel, como aspirante a lo máximo. Comenzará su andadura por el cuadro ante la rusa Veronika Kudermetova, también privada de su nacionalidad tenística debido a las sanciones por la invasión de Ucrania.

Tras la retirada del circuito el pasado marzo de la que era número uno mundial, la australiana Ashleigh Barty, que en 2021 fue finalista en Madrid, las aspirantes a ocupar esa plaza afrontan en la capital española el último tramo del camino que las conducirá en apenas un mes a Roland Garros.

Tras Badosa y Sabalenka, la griega Maria Sakkari y la checa Karolina Pliskova parten en la Caja Mágica como siguientes favoritas a hacerse con el título.

Garbiñe Muguruza, ahora sexta favorita, debutará ante la australiana Ajla Tomljanovic. La española, vigente 'maestra' del circuito, se perdió la pasada edición por lesión y vuelve a las pistas tras una tendinitis en el hombro que la obligó a parar en Indian Wells.

Entre tantos cambios respecto a 2021, algunas circunstancias permanecen. Como la presencia de la rumana Simona Halep, campeona en 2016 y 2017 y finalista en 2019, posible rival de Badosa en segunda ronda, y la checa Petra Kvitova, vencedora en 2011, 2015 y 2018, a la que se le abre el cuadro tras el adiós de Swiatek. Dos clásicas del Mutua que nunca defraudan.

Las otras españolas participantes son la castellonense Sara Sorribes, que jugará con la rusa Anastasia Pavlyuchenkova en primera ronda, y la granadina Nuria Párrizas, que se las verá de entrada con la rumana Sorana Cirstea.

El cuadro principal femenino del torneo comenzará este jueves, tres días antes que el masculino. La final será el sábado 7 de mayo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.