La imparable Swiatek

·3  min de lectura

Luis Miguel Pascual

París, 31 jun (EFE).- Nadie puede detener a la polaca Iga Swiatek, clasificada para semifinales de Roland Garros, al igual que la rusa Daria Kasatkina, en el cuadro femenino, mientras que en el masculino lograron el pase el croata Marin Cilic y el noruego Casper Ruud, dos neófitos en esa altura de la competición en París.

La sensación de la jornada fue Swiatek, que recuperó el acero de su tenis en su duelo frente a la estadounidense Jessica Pegula, 6-3 y 6-2, undécima del mundo, incapaz de inquietar a la ganadora de 2020, que corre como una locomotora a por su segundo título.

La polaca, número 1 del mundo, se ha quedado como la reina absoluta del circuito femenino tras la retirada de la australiana Ashleigh Barty cuando lideraba el ránking. Ahora, ninguna tenista parece en condiciones de detener a la de Varsovia.

Un día después de festejar su 21 cumpleaños, frente a Pegula encadenó su 33 triunfo consecutivo esta temporada y volvió a ganar en dos sets, después de que en la ronda anterior cediera contra la china Qinwen Zheng un parcial, el primero desde el torneo de Stuttgart de abril pasado.

Eso le impedirá ganar el torneo sin ceder uno, como hizo esta confesa admiradora de Rafa Nadal en 2020, con tan solo 19 años.

Si levanta el segundo, habrá encadenado 35 victorias, superando a Serena Williams, que tiene una serie de 34 e igualando a su hermana Venus, que en 2000 hizo una de 35.

Por ahora se medirá a la rusa Daria Kasatkina, ex número dos del mundo en 2018, jugará sus primeras semifinales de un grande tras derrotar a su compatriota Veronika Kudermetova, 29 del ránking, 6-4, 7-6(5).

Actual 20 de la clasificación, Kasatkina ha renacido tras haberse trasladado a una academia de Barcelona, donde entrena con un técnico español, Carlos Martínez, y donde se ha integrado a la perfección.

De hecho, lleva en la empuñadura de su raqueta el escudo del Barça y forma parte de la agencia propiedad de Gerard Piqué.

Será un duelo entre dos jugadoras que idolatran a Nadal, ya que la rusa llegó incluso a celebrar la victoria del español en el pasado Abierto de Australia pese a que la consiguió tras derrotar en la final a su compatriota Daniil Medvedev.

El otro duelo por un puesto en la final del sábado lo protagonizarán la italiana Martina Trevisan con la estadounidense Coco Gauff, ambas neófitas en esa ronda de la competición en un Grand Slam.

Cilic jugará sus primeras semifinales en Roland Garros, las quintas en un Grand Slam, tras derrotar al ruso Andrey Rublev por 5-7, 6-3, 6-4, 3-6 y 7-6(2), en 4 horas y 10 minutos.

El ganador del Abierto de Estados Unidos de 2014, de 33 años, está viviendo una segunda juventud en esta edición de Roland Garros, donde en octavos de final venció al número 2 del mundo, el también ruso Daniil Medvedev, su primera victoria contra un top 10 en diez intentos. Contra Rublev logró la segunda.

El croata, que había jugado finales en todos los grandes menos en París, se medirá por disputar la primera sobre la tierra batida contra el noruego Casper Ruud, 8 del mundo, que nunca había llegado tan lejos en ningún grande.

Se impuso al joven danés Holger Rune, de 19 años, 6-1, 4-6, 7-6(2) y 6-3 en 3 horas y 15 minutos, en la última sesión de noche de la edición.

Ruud, un reputado especialista sobre la tierra batida, 8 del mundo a sus 23 años, logra al fin meterse entre los cuatro mejores de un torneo grande, un avance en su carrera.

Rune, una de las sensaciones del torneo, dejó una impresión negativa, la de un tenista nervioso, que se marchó casi sin saludar a su rival al final del duelo, el primero de su carrera que superaba las tres horas de juego.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.