Susana Rodríguez y Sara Loehr reinan en Tokio

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tokio, 28 ago (EFE).- La triatleta gallega Susana Rodríguez y su guía Sara Loehr se coronaron campeonas paralímpicas de triatlón, en la clase PTVI de discapacitados visuales, en la prueba disputada en la bahía de Odaiba de Tokio, en la que la también pareja española formada por Héctor Catalá y Gustavo Rodríguez lograron la plata.

Susana y Sara dominaron la carrera (750 metros de nado, 20 km de ciclismo y 5 km de carrera a pie) de principio a fin. Del agua salieron primeras, en la bicicleta impusieron un ritmo frenético que las afianzó en cabeza y en la carrera a pie siguieron ampliando su diferencia para parar el cronómetro en 1:07.15.

El intenso calor que reinó en la bahía de Odaiba, con una sensación térmica de 34 grados y una humedad del 86%, dio más valor al triunfo de las españolas, que refrendaron con la victoria el favoritismo con el que contaban antes de la prueba.

La medalla de plata se la colgó la pareja formada por la italiana Anna Barbaro y su guía Charlotte Bonin mientras que la francesa Annouck Curzillat y la guía Celine Bousrez se llevaron el bronce.

Con este triunfo, Susana Rodríguez sigue ampliando un palmarés que incluye un campeonato de Europa (2019) y tres del mundo (2012, 2018 y 2019), así como un diploma paralímpico en los Juegos de Río de Janeiro 2016 con un quinto puesto junto a su guía en aquel momento, Mabel Gallardo.

Susana Rodríguez sufre una agudeza visual que solo la permite ver un 5% por un ojo y un 7% en el otro a consecuencia del albinismo.

En la bahía de Odaiba también triunfaron el valenciano Héctor Catalá y su guía, Gustavo Rodríguez, que lograron la medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Tokio, en la clase PTVI de discapacitados físicos, tras protagonizar una gran remontada en la prueba disputada en la bahía de Odaiba de Tokio.

La pareja española, que salió novena del agua, protagonizó una remontada espectacular que le fue llevando a ir adelantando rivales y afrontar la última transición de la bicicleta a la carrera a pie en sexto lugar.

Su confianza y la fortaleza física que demostraron para hacer frente al calor y la intensa humedad registrada en Tokio les permitió imponer un ritmo endiablado, bajando de los cuatro minutos en la primera vuelta al circuito de 1,25 kilómetros.

La medalla de oro fue para la pareja estadounidense formada por Brad Snyder y su guía Greg Billington, que dominaron la prueba de inicio a fin. El bronce se lo quedaron los japoneses Satoru Yoneoka y su guía Kohei Tsubaki.

Con este triunfo Héctor Catalá, de 33 años, amplía un palmarés que cuenta con un Campeonato del Mundo en Lausana (Suiza) en 2019 y dos subcampeonatos europeos en 2017 y 2019.

Héctor Catalá sufre la enfermedad de Best, que es degenerativa, genética y hereditaria y no tiene solución. Por el ojo derecho ve poco, apenas un 10%, mientras que por el izquierdo nada.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.