Las 'superestrellas' de la NBA se retan en el Europeo

·6  min de lectura

Redacción deportes, 30 ago (EFE).- La estrella de los Dallas Mavericks Luka Doncic se erige en el líder indiscutible de Eslovenia, que defenderá el cetro europeo ante la Serbia de Nikola Jokic -último 'MVP' de la NBA- y la Grecia de Giannis Antetokounmpo, las otras dos favoritas para ganar el Eurobasket con el permiso de la Francia de Rudy Gobert y una España sin jugadores diferenciales, que promete competir.

Georgia, Alemania, Italia y República Checa acogen, entre el 1 y el 18 de septiembre, una cita que presenta un cartel de lujo. El elenco de nombres recuerda a las ediciones de hace más de una década, cuando el español Pau Gasol, el alemán Dirk Nowitzki y el francés Tony Parker -ya retirados- brillaban en Estados Unidos y luchaban por el título continental con sus respectivas selecciones.

Y eso a pesar de las bajas por lesión de primeras espadas como los españoles Sergio Llull y Ricky Rubio, el georgiano Tornike Shengelia, el serbio Bogdan Bogdanovic o el italiano Danilo Gallinari. A estas ausencias se suman las dudas del checo del Barça Tomas Satoransky o del griego Kostas Sloukas, entre otros jugadores.

Unos contratiempos que no empañarán la batalla que se dará en el parqué con Doncic, Jokic y Antetokounmpo como grandes atracciones. Antes de afrontar la fase final del torneo, que se celebrará en Berlín a partir del 10 de septiembre, las selecciones favoritas comprobaran su estado de forma en una primera fase repartida en cuatro grupos de seis equipos cada uno. Accederán a los octavos de final los cuatro primeros clasificados de cada grupo.

LA ESLOVENIA DE DONCIC, A DESQUITARSE DEL SINSABOR OLÍMPICO

La selección eslovena, vigente campeona, mantiene el bloque de los últimos cursos, aunque con Luka Doncic, su líder, mucho más maduro. A sus 23 años, el base de los Dallas Mavericks es el jugador más determinante del baloncesto FIBA. Él, y solo él, dirige las riendas de su equipo, siendo capaz de mejorar el rendimiento de todos sus compañeros.

Al exjugador del Real Madrid le acompañarán escuderos con talento y experiencia como el tirador Goran Dragic, ahora en las filas de los Chicago Bulls, el base del Valencia Basket Klemen Prepelic o el pívot azulgrana Mike Tobey, con el que construyó una gran sociedad en los últimos Juegos Olímpicos de Tokio.

Precisamente, en la cita olímpica del año 2021 la selección de Doncic se quedó sin el premio de las medallas al perder contra Australia (107-93) en el partido por el bronce, por lo que afrontan el Europeo con el objetivo de desquitarse de esa última decepción.

La escuadra entrenada por Aleksander Sekulic esta emparejada en el grupo B, el más exigente de la primera fase, con la exhuberante selección francesa, liderada por el pívot de los Minnesota Timberwolves Rudy Gobert y el alero de los New York Knicks Evan Fournier, como principal rival en la pugna por el liderato. Todo ello sin descartar a las siempre competitivas selecciones de Lituania, Alemania y Bosnia Herzegovina.

EL 'MVP' DE LA NBA QUIERE EL ORO

Con el permiso de Eslovenia, la gran favorita por plantilla y talento es la Serbia de Nikola Jokic. El singular pívot de los Denver Nuggets, vigente mejor jugador de la temporada regular de la NBA, lidera una plantilla completísima que no se cuelga una medalla desde el Eurobasket de 2017, cuando se llevó la plata.

La selección balcánica no se clasificó para los Juegos Olímpicos de Tokio y en el Mundial de China naufragó en los cuartos de final ante Argentina.

Svetislav Pesic, un viejo zorro del baloncesto continental, dirige un rotación variada a pesar de las bajas del base Milos Teodosic, por decisión técnica, y del alero Bogdan Bogdanovic (Atlanta Hawks), por lesión, así como la duda del ala-pívot Nemanja Bjelica.

Entre los escuderos de Jokic destaca el alero Nikola Kalinic, fichado por el Barça este verano, el pívot Nikola Milutinov y el base del Fenerbahce Vasilije Micic, mejor jugador de la última Final a Cuatro de la Euroliga.

Serbia está emparejada en el grupo D, con la República Checa de los azulgranas Tomas Satoranski, duda por una lesión el tobillo, y Jan Vesely como rival más competitivo en la pugna por decidir la primera posición.

GIANNIS, A POR SU PRIMERA MEDALLA CON GRECIA

La referencia de los Milwaukee Bucks, franquicia con la que ganó del anillo de la NBA en 2021, afronta el Europeo con el reto de colgarse la primera medalla con su selección. Hasta la fecha, Giannis Antetokounmpo encadena decepciones con Grecia. La última en el Mundial de 2019, cuando el conjunto heleno terminó undécimo.

El juego explosivo del dos veces 'MVP' de la NBA no acaba de encajar en el baloncesto FIBA, con una normativa diferente al estadounidense y sistemas defensivos que a menudo bloquean a jugadores con el físico atlético de Giannis.

Para acompañar a su estrella el seleccionador Dimitris Itoudis ha amoldado un equipo con jugadores experimentados en la dirección como Tyler Dorsey, de los Dallas Mavericks, y el exazulgrana Nick Calathes, además de contar con el alero del Partizan de Belgrado Ioannis Papapetrou, que en los últimos años ha despuntado en las filas del Panathinaikos.

La selección comandada por Antetokounmpo es la clara favorita del grupo C con el permiso de Italia, que no podrá contar con su estrella, el alero de los Boston Celtics Danilo Gallinari, que recientemente sufrió una rotura de menisco en la rodilla izquierda en el partido de ventanas FIBA contra Georgia.

ESPAÑA, UN PROYECTO EN CONSTRUCCIÓN

Por primera vez en la última década España no parte entre las favoritas. La última ocasión que la selección no se colgó un metal en el Europeo fue en 2005. Desde entonces, 'La Familia', ya fuera comandada por los hermanos Gasol, Juan Carlos Navarro o Ricky Rubio, ha ganado cinco metales (tres oros, una plata y dos bronces).

De esa generación de oro el veterano Rudy Fernández es de los pocos supervivientes. Sin los lesionados Ricky Rubio y Sergio Llull, España se encomienda a los hermanos Willy y Juancho Hernangómez en la pintura, al nacionalizado Lorenzo Brown en la dirección y, sobre todo, a la pizarra de Sergio Escariolo, artífice en el banquillo del oro conquistado en el último Mundial.

Esta España en transición, que está a la espera de que jóvenes como Usman Garuba den un paso adelante, buscará el billete a los octavos de final con Turquía, selección liderada por el estadounidense nacionalizado Shane Larkin, Montenegro y Georgia como principales huesos de un grupo teóricamente accesible que lo completan Bulgaria y Bélgica.

En caso de clasificarse para la fase final, la selección de Scariolo se medirá a una de las cuatro mejores selecciones del competitivo Grupo B que conforman Eslovenia, Francia, Lituania, Alemania, Bosnia Herzegovina y Hungría.

(c) Agencia EFE