Superclásico: Darío Herrera, el árbitro del partido del gas pimienta, dirigirá este domingo su quinto Boca vs. River

·5  min de lectura
El neuquino Darío Herrera dirigirá el domingo su quinto superclásico en la Bombonera
El neuquino Darío Herrera dirigirá el domingo su quinto superclásico en la Bombonera

A los 37 años, Darío Herrera dirigirá el domingo en la Bombonera el quinto superclásico de su carrera. Neuquino de nacimiento, pero afincado en Lincoln (provincia de Buenos Aires), el árbitro tuvo su debut en partidos de esta naturaleza en 2015, con el recordado encuentro por la Copa Libertadores que debió suspenderse en el entretiempo por el lanzamiento de gas pimienta contra los jugadores de River. Estará acompañado por Juan Pablo Belatti y Diego Bonfá. Yael Falcón Pérez será el cuarto árbitro y habrá una novedad: Mariana de Almeida será la quinta árbitra. En el VAR estará Mauro Vigliano, asistido por Diego Abal.

Espero que nunca me vuelva a pasar algo así. Tengo muy claro que la prioridad fue la recuperación de los lesionados”, dijo Herrera a LA NACION hace siete años, cuando su nombre estuvo en boca de todo el continente tras la suspensión del superclásico copero, que terminaría con el conjunto xeneize eliminado de la máxima competencia continental. “Estoy contento con esos 45 minutos. Pero yo vivo el hoy. No pienso en lo que vendrá. No sé qué me pueda pasar mañana”, respondió tras aquel fatídico incidente. No sabía (ni imaginaba) que tendría otras oportunidades de dirigir el partido más importante del fútbol argentino.

El segundo superclásico de su carrera le llegaría en aquel 2015, que fue sin dudas uno de sus mejores años. Aquella vez, y ya por el torneo local, no hubo interrupciones ni incidentes que lo obligaran a suspender el partido: Boca se impuso 1-0 en el Monumental gracias a un gol del uruguayo Nicolás Lodeiro. Al año siguiente, 2016, volvió a ser designado para el choque entre Boca y River. El encuentro terminó igualado sin goles. A esa tercera nominación le siguieron casi seis años sin dirigir superclásicos. La Dirección Nacional de Arbitraje optó por otros nombres. Hasta que en marzo de este año volvió a tocarle: fue 1-0 para Boca en el Monumental con gol del colombiano Sebastián Villa y tras un error del defensor millonario Leandro González Pirez.

Herrera se mantuvo entre los árbitros con mejor rendimiento del fútbol argentino, pero este mismo año tuvo un error que lo marginó durante una fecha. Fue asistente principal de VAR en el partido entre Banfield y River, por la décima jornada de la Copa de la Liga Profesional. El partido se disputó en el estadio Florencio Sola el 8 de abril. Después de que la pelota diera en la mano de Franco Quinteros, del Taladro, Herrera llamó a Pablo Echavarría, el árbitro principal, para que revisara la jugada por posible penal. Tras ver la jugada a pie del campo, Echavarría sancionó la pena máxima a favor de River. Pero fue un error, y Herrera fue castigado: lo removieron como asistente de VAR en Boca-Godoy Cruz, partido en el que estaba designado. Y lo pararon por una semana.

Darío Herrera, durante el partido del gas pimienta entre Boca y River, por la Copa Libertadores 2015
Darío Herrera, durante el partido del gas pimienta entre Boca y River, por la Copa Libertadores 2015 - Créditos: @Archivo

El propio Federico Beligoy, director nacional de arbitraje (y secretario general de la Asociación Argentina de Árbitros, el principal gremio del país) afirmó que el penal a favor de River había sido un error: “El penal que le otorgaron a River contra Banfield no existió, fue mal sancionado. Por eso desde nuestro organismo nos hacemos cargo de ese error y pedimos disculpas” , señaló.

Herrera vivió otro episodio polémico a fines del año pasado. En noviembre de 2021, y luego de un partido entre Racing y Lanús, denunció por amenazas a Lautaro Acosta, futbolista del equipo granate. Lo hizo en la comisaría 1 de Avellaneda. “Si nos dirigís una vez más, te voy a matar” , le habría dicho el jugador durante el partido.

Según la presentación firmada por Herrera, “Acosta comenzó a increparlo levantándole la vos y diciendo: ‘Te voy a cagar a trompadas. Sos un soberbio de m...Sos un corrupto. Estás en la joda. Si nos dirigís una vez más, te voy a matar. Seguidamente, el futbolista intentó abalanzarse con intenciones de agredirlo físicamente, por lo que intervinieron efectivos de seguridad y los colaboradores del equipo arbitral”. Finalmente, el tribunal de Disciplina de la AFA decidió sancionar a Acosta con ocho fechas por su intento de agresión y las amenazas a Herrera. Además, le prohibió ser capitán del equipo durante ocho meses.

Roger Bello, veedor de la Conmebol, charla con Darío Herrera; ambos tenían la misión de seguir
Darío Herrera, árbitro, dialoga con el boliviano Roger Bello, veedor de la Conmebol, durante el partido entre Boca y River por la Copa Libertadores 2015 que fue suspendido tras el lanzamiento de gas pimienta

Nacido en Neuquén, Herrera se fue a estudiar a Lincoln. Y se decidió por el arbitraje porque le permitía una salida económica. En una entrevista con el canal de YouTube de la AFA contó que tiene una cábala que no falla antes de los partidos: le manda un mensaje a su mujer, Leticia, desde el hotel de concentración. Y eso le da “muy buena energía”. Antes de su primer superclásico, aquel del gas pimienta, el diario La Mañana, de Neuquén, lo entrevistó. Y le preguntó de qué equipo era hincha. El árbitro tiró la pelota afuera: “Trato de no darles importancia a los comentarios. Uno es profesional y no soy de ni Boca, ni de River ni de nadie. Soy hincha de la selección argentina. Y me gusta mucho el básquet”, afirmó. En aquel momento, dirigir el partido más importante era “un sueño”. Este domingo volverá a hacerse realidad. Y por quinta vez.