Los Suns, resignados ante el juego físico de los Pelicans

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Phoenix Suns tuvieron que resignarse al juego físico que le propuso New Orleans Pelicans, así como también al desempeño de los árbitros, durante la derrota del domingo por 118-103 que deja la serie de playoffs igualada 2-2.

Brandon Ingram y Jonas Valanciunas se combinaron para firmar la mitad de los 42 tiros libres del local en el Juego 4, además de haber cerrado como los principales goleadores en el ganador con 30 y 26 puntos, respectivamente.

Por el contrario, los dirigidos por Monty Williams concretaron 10 de 15 desde la línea, mientras que recibieron 12 faltas más que sus oponentes (28 contra 16).

En el diálogo con la prensa después del partido, Chris Paul deslizó que el juego áspero tiene relación con el baloncesto del pasado. "Le pregunté a uno de los árbitros, '¿estamos jugando en la vieja NBA o en la nueva NBA?', comentó.

"Tuve la suerte de jugar en ambas, sólo tenemos que averiguar cuál de ellas es. De todos modos, sea lo que sea, tienes que ajustarte en el juego y resolverlo", se resignó la figura del mejor equipo la temporada regular, que acabó la noche con apenas 4 tantos en 35 minutos.

A su vez, Williams, el coach de los Suns, se hizo eco de las frustraciones de Paul al lamentar el arbitraje. Igualmente, reconoció que los Pelicans, octavos sembrados, fueron dignos ganadores.

"42 a 15 en tiros libres. En un juego de playoffs, que es físico, eso es increíble", analizó. "Los entrenadores no deberían tener que acercarse al micrófono y sentir que les van a cortar la cabeza por decir la verdad. No es que no hayamos atacado la canasta. Eso es realmente difícil de hacer. Nos superaron y merecieron ganar, pero eso es una disparidad de tiros libres", siguió.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.