Suecia celebra triunfo en Eurovisión, dúo ucraniano se mantiene firme tras ataque ruso

·3  min de lectura
EUROVISION (AP)
EUROVISION (AP)

Liverpool limpiaba el domingo tras el Festival de la Canción de Eurovisión, mientras Suecia celebraba su victoria y Ucrania seguía desafiante tras una noche de bombardeos rusos que incluyó a la localidad natal de los representantes del país.

El dúo electrónico Tvorchi representaba a Ucrania en el espectacular concurso continental, y quedó sexto de los 26 finalistas con “Heart of Steel”, un himno a la resiliencia del país inspirado en el asedio a la acería de Azovstal en Mariúpol.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Las sirenas antiaéreas se oyeron en toda Ucrania mientras se celebraba el concurso en Liverpool, y el ejército ucraniano dijo que una ronda de drones y misiles rusos había dejado docenas de heridos. Un ataque golpeó Ternopil, en el oeste de Ucrania, de donde proceden los miembros de Tvorchi.

Ternopil fue atacada de nuevo el domingo por la mañana, según el Servicio Estatal de Emergencias ucraniano. Había daños en autos y edificios civiles, y en un primer momento no se informó de víctimas.

“Ternopil es el nombre de nuestra ciudad, que fue bombardeada por Rusia mientras cantábamos en el escenario de Eurovisión sobre nuestros corazones de acero, fortaleza y voluntad”, indicó el sábado por la noche en Instagram el dúo formado por Andrii Hutsuliak y Jeffery Kenny.

Rusia, una participante tradicional de Eurovisión, fue vetada el año pasado del concurso por su invasión de Ucrania.

La cantante sueca Loreen ganó con su poderosa balada “Tattoo”, en una colorida y ecléctica competición música empañada por segunda ocasión por la guerra en Europa. Gran Bretaña organizó Eurovisión este año en nombre de Ucrania, que ganó el año pasado, pero no pudo organizar el concurso debido a la guerra.

Las imágenes y los sonidos de Ucrania se repitieron toda la noche, empezando por un video inicial que mostraba a los ganadores de 2022, Kalush Orchestra, cantando y bailando en el metro de Kiev, y a músicos que continuaban la melodía en Gran Bretaña, incluida Catalina, la princesa de Gales, que aparecía tocando el piano.

Eurovisión, en su 67ma edición, se presenta como el concurso musical más grande del mundo, unos Juegos Olímpicos de pop festivo. Los competidores tienen tres minutos cada uno para combinar temas pegadizos y espectáculos vistosos para ganarse los corazones de millones de espectadores.

Loreen había sido la favorita y ganó por mucho la mayoría de los votos de los jueces profesionales en el complejo sistema de votación de Eurovisión. Se enfrentó a una ajustada competencia de Käärijä, quien ganó el voto del público. El finlandés Käärijä ofreció una enérgica interpretación del himno festivo “Cha Cha Cha”.

Loreen, de 39 años y que ya había ganado Eurovisión en 2012, dijo que convertirse en apenas la segunda persona que ganaba en dos ocasiones la había dejado “muy abrumada”. El primer bicampeón fue el irlandés Johnny Logan, en la década de 1980.

La séptima victoria sueca, que iguala el récord de Irlanda, da el derecho a Suecia a organizar el concurso el año que viene, en el 50 aniversario del primer triunfo sueco, cuando ABBA ganó con “Waterloo” en 1974.

___

El periodista de Associated Press Jari Tanner en Helsinki contribuyó a este despacho.