Los sudamericanos del Madrid mantienen un estelar nivel con el Mundial cada vez más cerca

·3  min de lectura

Las alarmas se encendieron esta semana cuando Karim Benzema salió lesionado ante Celtic. Un día después se supo que el francés había sufrido "una dolencia del tendón y una sobrecarga en el cuádriceps en el muslo derecho", que lo sacaría de acción para los próximos partidos.

Tras un arranque perfecto en La Liga, las dudas se instalaron acerca de si la Casa Blanca podría aguantar la carga de Barcelona y mantenerse firme en la punta de la tabla, con vistas al encuentro de este domingo ante Mallorca. Por suerte para Ancelotti y compañía, los sudamericanos sacaron la cara por el equipo.

En un encuentro que arrancó complicado para el Merengue, con Mallorca cerrándose atrás y luego adelantándose en el marcador en una pelota parada, finalmente terminarían apareciendo los futbolistas del continente americano para dar vuelta las acciones.

Primero, fue Federico Valverde quien, con una magnífica jugada individual en el cierre de la primera etapa, se encargó de igualar las acciones. El uruguayo sigue en pleno desarrollo futbolístico y a un repertorio que ya incluía un tanque inagotable y una capacidad innata para generar asistencias, ahora le está agregando gol. El ex Peñarol ya lleva dos en La Liga luego de terminar en cero el curso pasado.

Después, llegó el turno de los brasileños. Con el tanteador empatado y todavía sin poder destrabar el compromiso, Rodrygo se metió dentro del área y luego asistió a Vinicius Junior para que este último convirtiese su gol.

El ex Flamengo viene de establecerse la campaña pasada como el socio perfecto de Benzema en el ataque blanco, pero ahora está demostrando que también puede ser actor principal del equipo, esté o no el francés disponible.

Como si fuese poco, con 22 años y 61 días, Vinicius superó un récord del argentino Gonzalo Higuaín como el futbolista más joven que marca en cuatro partidos consecutivos del Merengue en La Liga de España.

Para ponerle la frutilla al postre, hubo tiempo para que otro sudamericano dejara su huella en el partido y demostrara que al Madrid le sobra talento joven. Rodrygo, de tan solo 21 años, entró al área, dejó en el camino a tres rivales y luego definió cruzado para sentenciar el pleito.

El momento de Rodrygo también es imponente: ha participado en 11 goles en sus últimos 11 partidos con el Madrid en La Liga (seis goles y cinco asistencias), uno más que en el resto de sus encuentros como jugador del conjunto blanco (tres tantos y siete asistencias en 66 encuentros).

Tanto Valverde como Vinicius y Rodrygo marcaron goles de enorme calidad en el Bernabéu, y además de compensar con creces la ausencia del próximo ganador del Balón de Oro en Benzema, extendieron sus espectaculares arranques de campaña.

Con el Mundial a la vuelta de la esquina, la Selección uruguaya y la brasileña se permiten ilusionar con que sus talentosos futbolistas continúen desplegando su talento en el Madrid y lleguen a Qatar a tope de su rendimiento futbolístico.

Foto: Getty Images