El sudafricano Daryl Impey remata al esprint, Williams sigue líder

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Redacción deportes, 15 jun (EFE).- El sudafricano Daryl Impey (Israel Premier Tech) impuso su velocidad para imponerse en la cuarta etapa de la Vuelta a Suiza, disputada entre Grenchen y Brunnen, de 190.8 km, en la que logró mantener el maillot amarillo de líder el británico Stephen Williams (Bahrain Victorious).

En un apretado y disputado esprint Impey logró imponerse con un tiempo de 4h.14.09 al australiano Michael Matthews (Bike Exchange) y al danés Soren Kragh Andersen (DSM), con el español Alex Aranburu de nuevo entre los primeros, sexto clasificado.

Una jornada de transición que a pesar del alto de Sattel cercano a meta no pudo impedir la llegada al esprint, lo que benefició al británico Williams, encantado de vestir un día más el maillot amarillo, manteniendo la ventaja de 6 y 7 segundos sobre el danés Andreas Kron (Lotto Soudal) y el galés del Ineos Geraint Thomas.

Cuatro jornadas no han aclarado nada en la general, pues todos los favoritos se apiñan en 10 segundos, entre ellos Kuus, Vlasov, Adam Yates, Sergio Higuita y Remco Evenepoel.

El británico Matthew Holmes (Lotto-Soudal), el noruego Markus Hoelgaard (Trek-Segafredo) y el belga Jimmy Janssens (Alpecin-Fenix) animaron la etapa con una fuga estéril que no cumplió su objetivo. Juntos pasaron el Kappelen (3.ª, 3,4 km al 5,5 % ) con 4 minutos de ventaja, pero en el Suttel, ya cerca de meta, sucumbieron al impulso del pelotón.

En los escasos 3 km del puerto, corto pero exigente con rampas del 9 por ciento, el gran grupo se juntó de nuevo. El ritmo y las primeras escaramuzas del UAE, Groupama e Israel mostraron la intención de propiciar alguna sorpresa de última hora o un esprint que cada vez estaba más cantado.

Atacó Sebastian Reichanbach de lejos, abrió hueco, pero enseguida se dio cuenta el suizo que no iba a ser su día de gloria. El protocolo del esprint se fue preparando hasta que en la recta de meta explotaron las voluntades.

El italiano Bettiol quiso ganar de verdad, no como se creyó vencedor siendo segundo. Parecía que iba a borrar aquel error, pero Matthews lanzó su carta, respondida con contundencia por Daryl Impey, un veterano de 37 años 9 veces campeón nacional, ganador de etapa del Tour de Francia, Dauphiné y Volta a Catalunya, entre otras perlas de un palmarés que aglutina 30 éxitos.

Este jueves se disputa la quinta etapa entre Ambri y Novazzano, de 190.1 km.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.