Sudáfrica ganó y cortó su mala racha de visita a Inglaterra

Getty Images

La mala racha de Sudáfrica de visita a Inglaterra llegó a su fin, este sábado. Por primera vez, desde 2014, los Springboks prevalecieron 27-13 en Twickenham, a pesar de estar reducidos a 14 jugadores, para culminar la ventana internacional de noviembre, y su 2022, de manera equilibrada: dos éxitos y dos caídas.

Enfrentándose por segunda vez desde que vencieron a Inglaterra en la final de la Copa del Mundo de 2019, los africanos dictaron el partido, una vez que supieron levantarse del golpe temprano, por el penal de Owen Farrell.

Con Rassie Erasmus ausente, debido a su suspensión de dos juegos por publicaciones en las redes sociales sobre supuestas inconsistencias en el arbitraje en la derrota de los Springboks por 30-26 ante Francia en Marsella, Sudáfrica produjo una actuación convincente que respaldó su condición de favoritos.

Faf de Klerk pateó seis puntos en la primera mitad, sus dos penales intercalados por un drop de Damian Willemse y un sensacional try en solitario de Kurt-Lee Arends,  que lo vio anotar por sexta prueba consecutiva.

Los visitantes ganaban 14-3 hacia el entretiempo y, después de que Willemse y Farrell intercambiaran penales, su dominio se amplió a partir de que Tom Curry de Inglaterra fuera sancionado.

Eben Etzebeth anotó y De Klerk convirtió antes de derribar otro triple, pero el impulso de los Boks se detuvo cuando Thomas du Toit fue expulsado por una entrada sin los brazos sobre Luke Cowan-Dickie.

Henry Slade aprovechó para anotar el único ensayo de Inglaterra, pero eso fue un escaso consuelo al final de un partido que sugirió que la brecha entre los dos finalistas de 2019 se ha ampliado aún más.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Foto: Getty Images