El sube y baja emocional del arco de la selección: Dibu Martínez ahora es terrenal y Franco Armani, una muralla

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Emiliano Martínez, se sienta abatido después de conceder un tercer gol durante el partido de fútbol de la Premier League inglesa entre Wolverhampton y Aston Villa
ap

El plácido rumbo del seleccionado argentino rumbo a Qatar no ofrece resistencias. Tampoco las habría, si surgieran contratiempos en los próximos choques, clásicos ambos, en la ruta de las eliminatorias. El viernes 12, a las 20, contra Uruguay, en Montevideo y el martes 16, a las 20.30, frente a Brasil, en San Juan serán los próximos desafíos del equipo nacional, dirigido por Lionel Scaloni, que consiguió lo más valioso: un estilo que entusiasma a buena parte de la crítica y que es respaldado por el calor popular. Algo que no ocurría desde hacía largos años atrás.

Entre los aciertos del joven entrenador, tomó una decisión que es central: el seleccionado encontró a un arquero seguro, que es una garantía. Emiliano Martínez, Dibu, será el dueño del arco en los próximos dos encuentros y, probablemente, sea una de las referencias indispensables a futuro.

Se lo ganó por méritos propios, respaldado en el ojo clínico del conductor, que vio lo que la mayoría no observa: qué hay más allá de lo que vemos de modo habitual. Todos lo sabemos: Dibu no estaba en la órbita, sin pasado sustentable en nuestro fútbol, pero con producciones interesantes en Arsenal y, sobre todo, en Aston Villa.

Emiliano Martínezs saluda a Cristiano Ronaldo luego del partido que disputaron Manchester United y Aston Villa; se codea con los más grandes
PAUL ELLIS


Emiliano Martínezs saluda a Cristiano Ronaldo luego del partido que disputaron Manchester United y Aston Villa; se codea con los más grandes (PAUL ELLIS/)

Sin embargo, Franco Armani, figura repetida en el arco de River, iba a ser el arquero titular en la pasada Copa América , la que consagró a la Argentina luego de 28 años sin vueltas olímpicas y en la que Dibu fue un actor estelar. No solo en la polémica definición por penales contra Colombia -más allá de algunos gestos y ciertas provocaciones-, sino en todo el recorrido.

Hizo casi todo bien: por arriba, por abajo, saliendo (el gran defecto de Armani) más allá de la zona de confort, en vuelo, en los penales y hasta con una lección de personalidad que atrapó, incluso, a Leo Messi. “Tenemos a uno de los mejores arqueros del mundo”, afirmó. Y Leo, más allá de su clase, entiende el juego, es un espectador calificado. Sabe de fútbol, más allá de gambetas, asistencias, goles y récords de todos los colores.

Lionel Messi, Emiliano Martínez y Lautaro Martínez cantan el Himno Nacional antes de la final de Copa América entre Argentina y Brasil; con Leo tiene una buena conexión
Buda Mendes


Lionel Messi, Emiliano Martínez y Lautaro Martínez cantan el Himno Nacional antes de la final de Copa América entre Argentina y Brasil; con Leo tiene una buena conexión (Buda Mendes/)

Un año atrás, la disputa por el arco solía inclinarse para el Monumental, sobre Esteban Andrada (hoy, un poco relegado, en Monterrey, más allá del gol en contra que sufrió horas atrás), Juan Musso (con algunas sólidas respuestas en Atalanta) y el propio Martínez. Así lo contaba Scaloni, un año atrás: “Siempre tuve claro quién era el arquero. Es verdad que hay un nivel increíble, pero la confianza en él es absoluta”.

Había saltado a la cancha de apuro en el tramo final del Mundial de Rusia y no salvó a un equipo envuelto en rencillas internas. En River recuperó su nivel, pero mostró algunas fallas impensadas, tuvo covid y los falsos positivos casi lo dejan fuera del viaje a Brasil. Y hasta el DT, en una charla con un programa de ESPN, reconoció que le preguntó al hombre nacido en Casilda si quería ser parte de la delegación, teniendo en cuenta tantas dificultades físicas y anímicas. “Yo fui y le hablé, le dije que entendía su decisión y me dijo yo sigo acá, no me voy a ningún lado. Son cosas que al final le suman al grupo. Y mucho”.

La floja respuesta de Armani en el tercer gol de Francia, de Mbappé
Petter Arvidson / DPA


La floja respuesta de Armani en el tercer gol de Francia, de Mbappé (Petter Arvidson / DPA/)

El DT reconoce que el joven de Mar del Plata es cosa seria. “Hizo una temporada increíble en su club, lo teníamos porque Franco había tenido coronavirus. Y quiero recalcar lo de Franco, que es un chico que vive a 15 kilómetros de donde soy yo, uno lo ve, es como nosotros, tira para adelante, y la sufrió porque estuvo tres semanas dándole positivo. Y tiraba para adelante. Emiliano es lo que se ve, desborda optimismo, hasta a veces demasiado, en cuartos de final dijo que íbamos a ser campeones, estaba muy confiado”.

Franco Armani respondió con atajadas decisivas en el empate de River ante Estudiantes 1-1 en La Plata
Prensa River


Franco Armani respondió con atajadas decisivas en el empate de River ante Estudiantes 1-1 en La Plata (Prensa River/)

La comparación era brutal: Emiliano solía destacarse en Aston Villa, en la Premier League, la mejor liga del mundo y frente a los mejores delanteros del planeta, mientras que Franco, enorme y exitoso en River, tuvo algunos deslices en las primeras fechas del torneo y en situaciones puntuales en la Copa Libertadores. No fueron errores: pero allí en donde solía ser una muralla, se convirtió en... un buen arquero.

Boca le ganó a River por penales en la Copa Argentina, Armani no contuvo ni un disparo y Ubaldo Fillol, una eminencia en la materia, fue elocuente. “Me voy a confesar. Hoy me hicieron un reportaje y me dijeron ‘sabemos que vos no querés hablar de Armani’, pero igualmente contesté porque creo que tengo algo de espalda para poder opinar y dije: ‘sin desmerecer a nadie, por algo Dibu Martínez es el arquero de la selección’”, expresó Fillol en Radio La Red, haciendo alusión a que el jugador de Aston Villa le ganó la pulseada del arco nacional en previa a la Copa América.

“Honestamente no quiero hablar de él (de Armani). Que disfrute del momento que tiene en River. Pero paso, no hablo de Armani, como no hablé con lo que le pasó contra el Palmeiras, no hablé con lo que le pasó contra Independiente. Perdoname, pero no voy a hablar de Franco”, contestó el Pato, en agosto pasado.

Agustín Marchesín, Franco Armani y Emiliano Martínez durante el calentamiento previo a la final de la Copa América entre la Argentina y Brasil.
MAURO PIMENTEL


Agustín Marchesín, Franco Armani y Emiliano Martínez durante el calentamiento previo a la final de la Copa América entre la Argentina y Brasil. (MAURO PIMENTEL/)

El fútbol se nutre de lo emocional. Armani recuperó -si es que verdaderamente en algún momento lo perdió- su grandeza en el arco millonario, con algunas actuaciones estelares, como la última, en La Plata, frente a Estudiantes.

Si se toman en cuenta los 13 partidos siguientes a la derrota con Atlético Mineiro por 3 a 0, que determinó al salida del equipo millonario de la Copa Libertadores, los datos son asombrosos. Sólo sufrió 8 goles en ese lapso, más allá de la solvencia de Martínez, Paulo Díaz, el pibe Peña y compañía.

Puntero del campeonato con 7 puntos de distancia sobre Talleres, River no solo es el más goleador, con 38 gritos, sino que además es el que menos sufrió, con 13 tantos. Mucho de ello se lo debe a Armani. “Estoy para darle un respiro al equipo”, sostiene Armani, el suplente de Martínez, que hoy atraviesa el mundo opuesto: se convirtió en una figura falible, vulnerable.

Más allá de que Aston Villa está en el puesto 15° de la Premier -y a 15 puntos de Chelsea, el líder-, con 19 tantos, es el tercer equipo más golpeado, solo superado por los dos últimos de la tabla, que son Newcastle, con 23 y Norwich City, con 25. Sufrió 12 goles en los últimas cuatro derrotas seguidas.

Además, tuvo contratiempos familiares. Su padre, Alberto, debió ser operado de urgencia y por eso el Dibu solicitó una licencia en el club inglés para estar unos días en el país. De domingo hasta el jueves pasado a la mañana, Martínez dividió el tiempo entre la familia y los entrenamientos en el predio de la AFA, y por eso agradeció con un mensaje en las redes:

“Gracias por ayudarme en todo en estos días difíciles en Argentina”, publicó en su cuenta de Instagram. Con la tranquilidad de que la salud de su padre evoluciona, Dibu volvió a Inglaterra y actuó en la caída por 4 a 1 ante West Ham.

Dibu abre las manos, pero ya derribó a Yotún con su cuerpo, en el último 1-0 sobre Perú; el penal fue desviado
Dibu abre las manos, pero ya derribó a Yotún con su cuerpo, en el último 1-0 sobre Perú; el penal fue desviado


Dibu abre las manos, pero ya derribó a Yotún con su cuerpo, en el último 1-0 sobre Perú; el penal fue desviado

El arco, tantas veces, agiganta los estados de ánimo. Para arriba, para abajo. Martínez, seguramente, será el arquero en los dos clásicos próximos y, no sería descabellado que sea el dueño del arco en el Mundial. Con lo mejor de su repertorio, Armani está al acecho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.